jueves 13 de mayo de2021

Los chicos de la cueva de Tailandia pidieron comida “rica” y agradecieron
Los chicos de la cueva de Tailandia pidieron comida “rica” y agradecieron
Mundo

Los chicos de la cueva de Tailandia pidieron comida “rica” y agradecieron

Los 12 niños salvados por buzos y su entrenador hablaron por primera vez desde el hospital, donde estarán internados hasta el jueves.

  • domingo, 15 de julio de 2018
Los chicos de la cueva de Tailandia pidieron comida “rica” y agradecieron
Los chicos de la cueva de Tailandia pidieron comida “rica” y agradecieron

Los chicos tailandeses del equipo de fútbol juvenil que quedó atrapado en una cueva inundada en Tailandia, y su entrenador, hicieron sus primeras declaraciones en un video emitido ayer en el que hablan de los platos de comida "rica" que les gustaría saborear.

El ministro de Salud del país, Piyasakol Sakolsatayadorn, informó a la prensa que podrán salir del hospital la semana que viene.

“Necesitaremos la cooperación de los medios mientras los niños y sus familias se ajustan a la vida cotidiana”, pidió.

“Los estamos preparando para la atención que recibirán por parte de los medios”.

En el video publicado por el Ministerio de Salud, los niños agradecen a los equipos de rescate y a la opinión pública por haberlos salvado.

Los menores y su entrenador se encuentran a dieta y volviendo poco a poco a comer con normalidad después de que algunos llegaran a perder hasta cinco kilos en las aproximadamente dos semanas que pasaron bajo tierra.

“Las 13 personas presentan cuerpos fuertes físicamente. Respecto a las infecciones, a través de las evaluaciones médicas en los primeros días hubo algunos de ellos que presentaron neumonía leve, pero ahora todos están bien, sin fiebre”, declaró el ministro.

Los 12 jugadores, de entre 11 y 16 años, y su entrenador de 25, quedaron atrapados en la cueva de Tham Luang el 23 de junio debido a que una inesperada inundación les bloqueó la salida.

Fueron rescatados la semana pasada en un operativo con buzos expertos que mantuvo en vilo al mundo por la complejidad de sacarlos por túneles muy estrechos e inundados. El grupo se encuentra recuperándose en el hospital en la provincia norteña de Chiang Rai, cerca de la frontera con Myanmar.

Los 12 jóvenes futbolistas y su entrenador, rescatados de la gruta, saldrán el próximo jueves del hospital donde están ingresados, indicaron responsables médicos, quienes les ofrecieron apoyo psicológico y urgieron al grupo a evitar a la prensa pese al enorme interés que despertó su caso en todo el mundo.

“Los 13 ‘jabalíes salvajes’ (como se conoce a su equipo) están en buena condición física y con buen ánimo”, afirmó el ministro. “Serán completamente dados de alta, en principio el jueves”, agregó.

Los chicos -y sus padres- han recibido el consejo de pasar el tiempo con amigos y con la familia, y no dar entrevistas a la prensa, ya que ello podría “desencadenar síntomas de estrés traumático”, agregó el ministro.

Toda Tailandia, así como le resto del planeta, siguió con el alma en vilo esta historia que en muchos puntos tiene similitudes con la de los 33 mineros chilenos que en 2010 quedaron atrapados en una mina en Copiapó, y que finalmente fueron rescatados.

Los niños y su entrenador pasaron nueve días en las entrañas de la cueva hasta que dos buzos británicos lograron dar con ellos.

Demacrados pero vivos, estaban encaramados en una roca a más de cuatro kilómetros de la entrada de la cueva.

Desde el domingo pasado expertos buzos tailandeses y extranjeros iniciaron un arriesgado operativo para sacarlos de la cueva.

Fueron extraídos por grupos y la exitosa operación duró tres días.

“Protéjanlos”, dicen algunos de los 33 mineros

Santiago. Conscientes de los peligros que acechan ahora a los 12 niños y su entrenador rescatados de una cueva en Tailandia, algunos de los mineros que sobrevivieron 69 días atrapados en una mina en Chile hace 8 años, piden protegerlos del ruido mediático y los “estafadores”.

“Lo más importante es que las autoridades y la familia protejan mucho a estos niños porque mucha gente sólo quiere sacar provecho”, recomienda Luis Urzúa, uno de los 33 mineros que permaneció 69 días en la mina San José, en las entrañas del Desierto de Atacama, en 2010.

Urzúa advierte que la recuperación de esta "experiencia de vida" no es fácil. "Nosotros llevamos 8 años y todavía no podemos superar muchas cosas".

Algunos sufren depresiones y otros problemas psicológicos, como José Ojeda, el autor del mensaje “estamos bien en el refugio los 33” al cabo de 17 días sin noticias, quien tuvo que ser internado en un psiquiátrico.

Y pese a la unión que demostraron en el largo encierro para sobrevivir, ahora muchos están peleados entre sí.

Estafados

Pero quizá lo más duro ha sido sentirse estafados por la jauría de abogados, productores y otros que querían explotar su historia.

“Desaparecieron cuando nos sacaron toda la información”, asegura Urzúa, y lamenta que no fueran bien asesorados.

Aturdidos todavía por el encierro, el ruido mediático que generó uno de los rescates más arriesgados y cinematográficos de la historia de la minería mundial y las promesas de hacerles millonarios “cedieron todos los derechos a perpetuidad” a abogados y productores.

“A cada uno de nosotros nos dijeron que podríamos ganar 50 ó 60 millones de pesos (entre 77.000 y 92.000 dólares al cambio actual) y nos dieron media hora para firmar el contrato” en un estudio de abogados, dice otro minero Juan Carlos Aguilar.

Ahora un grupo de estos ex mineros, entre los que se encuentran Urzúa y Aguilar, quieren revertir esta cesión de derechos, aunque carecen de dinero para ello.

Hoy no pueden contar ni su propia historia en un libro ni hacer una película que refleje fielmente lo que ellos sienten que pasó a más de 600 metros de profundidad durante esos largos meses. “No podemos ni vender una chapa de los 33”, asegura.

“Nos destrozaron”, sostienen alabando el círculo de protección que han creado las autoridades tailandesas en torno a los 12 jóvenes, miembros del club de fútbol ‘Jabalíes Salvajes’, y su entrenador.

De la película y el libro que se escribió sobre su historia asegura que no han recibido nada. "No era para hacernos ricos, pero era para tener una vida tranquila" tras la película 'Los 33', dirigida por la mexicana Patricia Riggen, y protagonizada por Antonio Banderas inspirada en el libro "En la oscuridad", del periodista estadounidense Héctor Tobar.

Urzúa asegura que lo que han recibido tras su rescate es "menos" de los 5 millones de pesos (menos de 8.000 dólares al cambio actual) que un empresario chileno, Leonardo Farkas, les entregó a cada uno de ellos cuando salieron de la mina.

Para Mario Sepúlveda, otra de las caras más visibles del grupo de los 33, asegura que la "fortaleza de estos niños es distinta a la nuestra". "Que sigan capacitándose, les va a ir muy bien y que tomen las cosas de forma unida".

“Ojalá hagan una película, una serie de televisión, un best-seller, pero que lo hagan bien. Que sean inteligentes y no se dejen guiar por estafadores”, advierte Sepúlveda.

Y es que ya se ha anunciado que el operativo para rescatar 12 niños y su entrenador de fútbol en una cueva en Tailandia, y que se cobró la vida de un buceador, será llevada al cine por una productora de cariz religioso.

Impresionantes imágenes del rescate de los jóvenes tailandeses, de entre 11 y 16 años, y de su entrenador, se distribuyeron el miércoles al término del rescate que duró tres días.

Algunos salieron en camillas, sedados, pero en general el estado físico y mental de los jóvenes es bueno, según fuentes médicas.