domingo 20 de junio de2021

Le dijeron que su mascota tenía estrés pero lo que sucedía era aún peor
Le dijeron que su mascota tenía estrés pero lo que sucedía era aún peor
Sociedad

Le dijeron que su mascota tenía estrés pero lo que sucedía era aún peor

El loro de una familia venezolana perdía las plumas sin razón aparente, los veterinarios creían que él mismo se las arrancaba. Detalles.

  • martes, 2 de julio de 2019
Le dijeron que su mascota tenía estrés pero lo que sucedía era aún peor
Le dijeron que su mascota tenía estrés pero lo que sucedía era aún peor

La familia Escobar, oriunda de Venezuela, tenía una gran preocupación por su mascota. Habían acudido a veterinarios que no lograban detener la caída de las plumas de Blondie, un loro silvestre. En medio de la búsqueda de alguna razón, una página de Instagram trajo un poco de sosiego.

Según publica un artículo diario La Nación, el ave tenía un plumaje amarillo, de allí su nombre en inglés: Blondie. De un día para el otro comenzó a perder plumas de su cabeza. "No estaba volando como solía hacerlo. Pensé que era extraño, pero mis padres dijeron que él solo estaba atravesando una fase de crecimiento", recordó la situación una de las niñas de la familia.

Sin embargo, los adultos se alertaron cuando la calvicie del animal llegó a las patas y la cola. Por tal motivo, lo llevaron rápidamente al veterinario. Sin embargo, el especialista les explicó que probablemente el ave estaba sufriendo una situación de estrés, por lo tanto él mismo se quitaba las plumas. "Estaba perdiendo plumas en su cabeza y es imposible que un ave tome plumas de su propia cabeza", relató el amo de Blondie. La familia tomó algunos recaudos, aunque sin mejoras en el ave. Sin embargo continuaron buscando respuestas. Así fue que encontraron una página de Instagram que tenía la información correcta.

Primero dieron con la foto de "Rhea, el pájaro desnudo". Rhea es un loro como Blondie que perdió sus plumas por una enfermedad del pico y las plumas de los Psitácidos (PBFD). Se trata de un virus que puede conducir a la pérdida permanente del plumaje y debilitar el sistema inmunológico del portador.

Clara Correa, fundadora y actual presidenta de la Asociación Civil de Ayuda a las Aves Pájaros Caídos, explica que este virus está diezmando poblaciones de loros silvestres en Brasil. "La Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires, en conjunto con el Instituto de Investigaciones Médicas del Hospital Lanari, han desarrollado interferones aviares y vacunas recombinantes para su tratamiento y prevención, a causa de casos importados que entraron al país", relata la rescatista en su perfil.

Gracias a la información que les proporcionó la red social pudieron darle los cuidados adecuados al ave ya que su piel se reseca y en ocasiones pierde temperatura corporal.