domingo 20 de junio de2021

"La flauta mágica" en San Juan: El día que Mozart deslumbró en castellano
"La flauta mágica" en San Juan: El día que Mozart deslumbró en castellano
Espectáculos

"La flauta mágica" en San Juan: El día que Mozart deslumbró en castellano

Hasta el sábado se pudo ver en el Teatro del Bicentenario. La gran producción cautivó a sanjuaninos y turistas. Una reseña.

  • lunes, 7 de octubre de 2019
"La flauta mágica" en San Juan: El día que Mozart deslumbró en castellano
"La flauta mágica" en San Juan: El día que Mozart deslumbró en castellano

Antes de que el cine existiera, la fábrica de sueños era la ópera: las personas (ricas o no, había salas para todos) acudían al teatro, se sentaban y, mientras tomaban algún refresco y se encontraban con amigos, tal como hoy comemos pochoclos, se dejaban atrapar por fábulas imposibles que, como en el caso de "La flauta mágica" de Mozart, se anunciaban con acordes largos y solemnes. Y así empezaba la magia.

Rescatar ese goce originario fue quizás la primera intención, o la primera intuición, de Eugenio Zanetti. Es decir, no solo vamos a la ópera para escuchar una historia: también vamos para que se nos iluminen los ojos de asombro y de belleza. Tal fue el efecto que comprobó este cronista el miércoles pasado, durante la noche del estreno de la magnífica puesta de "La flauta mágica" en el Teatro del Bicentenario, la reluciente joya cultural sanjuanina.

Durante la obertura, Zanetti llevó a la audiencia a un viaje cinematográfico, entre onírico y apocalíptico. Gentileza de Adrián Carrizo.

No por nada los lenguajes favoritos de Zanetti, ganador del Oscar por la película "Restauración", son el barroquismo y el surrealismo, dos estéticas que construyen su fuerza en base a la sorpresa y el asombro. En "La flauta mágica", que se vio hasta antenoche en la provincia vecina, fue todo eso y más: las más de cuatro mil personas que asistieron a las funciones a lo largo de los días podrían ser testigos. 

La producción, que es la primera original del teatro desde su inauguración (hace tres años atrás), fue notable por varios motivos.

La Reina de la Noche durante su primer aria. Gentileza de Adrián Carrizo.

Primero: por presentar una versión íntegramente en castellano. Esta ópera, definida por algunos como un cuento de hadas y por otros como una cerrada alegoría esotérica, es muy representada en todo el mundo, e incluso traducida frecuentemente. Tanto así que al día de hoy hay famosos registros en inglés, en francés y en italiano (Ingmar Bergman hizo su propia versión en sueco). Pero en español, poco y nada.

Por eso la versión sanjuanina, traída al castellano con mucho cuidado por especialistas y bajo la supervisión del propio Mozarteum de Salzburgo, está preparada para recorrer Latinoamérica y más allá. Una vez que se derriba el prejuicio, el oído anda solo a través de las casi tres horas de música y diálogo. La versión contó con la mirada estricta del musicólogo Ulrich Leisinger y el padrinazgo del tenor mexicano Rolando Villazón.

Por otro lado, el dispositivo escénico diseñado por Zanetti para su "Flauta mágica" es una fuente inagotable de placer visual. Se trabajó sobre grandes telones pintados, a la usanza del teatro barroco, que fueron creados por el régisseur pero concretados por un grupo de artistas locales formados y liderados por Gunnar Ahmer, pintor noruego con sólida experiencia en Hollywood. Junto a estos telones de diez por veinte metros, Zanetti montó proyecciones en distintas capas que, calibradas atentamente por un grupo de técnicos, imprimieron un poderoso efecto tridimensional, como se puede ver en la galería de imágenes.

Sarastro autoriza la unión entre Tamino y Pamina. Gentileza Teatro del Bicentenario

Para combatir el efecto estático de este tipo de óperas del clasicismo, Zanetti apostó por dinamizar constantemente la escena con las luces, las proyecciones y un uso muy original del gran plato giratorio del escenario, en constante molvimiento. Desde la obertura se notó el uso "cinematográfico" de los elementos escénicos: una especie de travelling incesante iba articulando una historia introductoria, desde un pacífico día de campo a una secuencia entre posapocalíptica y onírica, que es donde empieza el primer acto, con la presencia de un gran monstruo militar.

El Tamino de Duilio Smiriglia y el Papageno del mendocino Fernando Lazari, de gran desenvoltura escénica. Gentileza Teatro del Bicentenario

Zanetti, quien ya había dado a conocer en el teatro el año pasado su versión del "Don Carlo" de Verdi, se llevó aplausos calurosos y prolongados. Los solistas estuvieron a la altura del proyecto: Marina Silva (Pamina), Duilio Smiriglia (Tamino), Laura Pisani (la Reina de la Noche, la "star" del elenco, con sus vertiginosas piruetas vocales ejecutadas con una inhabitual precisión), Cristian de Marco (un Sarastro serio y de voz cavernosa) y el mendocino Fernando Lázari (un Papageno desenvuelto y muy correcto vocalmente). Emmanuel Siffert dirigió con estricto criterio musical la Orquesta Sinfónica de la UNSJ y el Coro Universitario, dirigido por Jorge Romero, estuvo muy bien.

Esta producción de "La flauta mágica" marca un hito en las artes líricas y escénicas en la región. No fue una ambición malograda, sino una ambición desafiante y finalmente exitosa. Seguramente viajará a otros teatros y así el nombre de San Juan llegará a horizontes en otras lenguas y, a su vez, traerá a nuestro Cuyo a turistas que busquen este mismo alto estándar cultural. Ahora el desafío es mantenerlo.

Los geniecillos y Pamina. Gentileza Teatro del Bicentenario

El dato

El miércoles pasado, luego del estreno, el presidente de la Fundación Internacional Mozarteum Salzburg entregó en mano a la ministra de Turismo y Cultura de San Juan, Claudia Grynszpan, la copia de los manuscritos originales de “La Flauta Mágica” del puño y letra de Wolfgang Amadeus Mozart, siendo el único ejemplar de Sudamérica. Este tesoro cultural formará parte del patrimonio del teatro.

La agenda

Para ver en detalle el resto de los espectáculos que el Teatro del Bicentenario ofrecerá de aquí a fin de año, se puede visitar su web: http://www.teatrodelbicentenariosanjuan.org/

Uno de los impresionantes decorados diseñados por Zanetti. Gentileza Teatro del Bicentenario