Juventud Mendocina: un oasis en el medio del desierto

Juventud Mendocina: un oasis en el medio del desierto
Juventud Mendocina: un oasis en el medio del desierto

Hace dos años, un grupo de padres “refundaron” la institución y desde allí este club de básquetbol femenino no para de crecer.

Juventud Mendocina, ese mítico club de la cuarta oeste, es una de esas instituciones que son ejemplos por el tesón que pone toda la comunidad para mantenerlo en actividad. La entidad que estuvo mucho tiempo sin actividad deportiva y que fue "recuperada" hace un par de años por un grupo de entusiastas y el apoyo de la Municipalidad de la Capital, es la única de la provincia que se dedica exclusivamente al básquetbol femenino.

Más allá de que tiene 80 años de vida, nadie puede negar que la fecha de fundación bien podría ubicarse en el 2017, cuando un grupo de padres y profesores decidieron poner todo su ímpetu para "refundarlo" y encontrar un lugar donde las niñas pudieran desarrollar su pasión por el básquetbol adquiriendo conocimientos deportivos y sobre todo valores, que permitan contar con buenas jugadoras y sobre todo, mejores personas.

En la edición del día 31 de mayo de 2017, Los Andes publicó una nota con el título "Juventud Mendocina, un club de barrio con perfume a mujer" donde se contaba el arranque de este sueño. A poco más de un año y medio, el club festejó en el cierre del año pasado, su primer título oficial de la Federación Mendocina de básquetbol de la mano de las chicas de la categoría U13 que se quedaron con el torneo Clausura, lo que fue toda una locura para la entidad. Este logro fue la consolidación del trabajo del equipo que ya había estado muy cerca en el torneo Apertura, donde se quedaron con el subcampeonato, el que para todos los allegados a la entidad de Calle Perú había sido como tocar el cielo con las manos.


    Una postal. Las nenas más pequeñas en pleno entrenamiento nocturno.
Una postal. Las nenas más pequeñas en pleno entrenamiento nocturno.

"La alegría reflejada en la cara de las niñas al alcanzar su primer título vale cualquier esfuerzo, cualquier sacrificio, cualquier cosa que haya que soportar", dice uno de los padres de las jugadoras. 

Pero el trabajo ha sido incansable y más allá de que han tenido que volver a pasar por momentos complicados, el amor de las chicas por el deporte ha llevado a que el club también esté orgulloso de haber participado en el 2017 del Argentino de clubes, como así también de haber recibido a la selección de Tarija, Bolivia, con un encuentro, y la visita de clubes O'Higgins y Brisas de Chile.

También recibieron la invitación desde Bahía Blanca para realizar una clínica en el predio de Bahía Basket a cargo de Sebastián Ginobili (hermano de Emanuel). Ha participado con jugadoras de U13 y U15 en la selección de basquet de Mendoza tanto en 2017 como en 2018. 

Los problemas, como siempre pasa, llegaron por temas presupuestarios. "A principios de 2018, el club le recortó la disposición de la cancha al básquet femenino (en principio por temas presupuestarios), esto los condiciona  al no haber podido trabajar como se venía haciendo, a pesar de eso, se han multiplicado los esfuerzos de padres y profesores para continuar hacia el objetivo, han tenido que juntar fondos para poder jugar de local alquilando otras canchas porque hay categorías en las que no está permitido jugar a cielo abierto y en la temporada invernal, no se puede jugar en esta condición tampoco", cuenta Mackenna Gauna.

Más allá de ello, todos sacan pecho mostrando que con el trabajo mancomunado han conseguido ir completando todas las categorías. "Falta la U17 que comenzará en el 2019, contando con mosquito, pre mini, que son hasta los 10 años, y mini que es hasta los 12 años. En la categoría Mini, las niñas terminaron invictas en partidos oficiales en el torneo Clausura, en U 13 (como decíamos) conseguimos el título ante un tradicional y muy buen equipo como lo es YPF, en U15 hemos jugado semifinales de Copa de Oro, quedando en el camino con Maipú y en Primera, con su primera participación, jugamos semifinales de Copa de Plata", repasa quien es mamá y dirigente, una persona multi función como casi todas las que están en el día a día del club.

Por otra parte, el club sigue incorporando jugadoras que se habían alejado de la actividad y eso es una buena señal, pero así también de lugares alejados como Lavalle y San Martín que ven en este proyecto "artesanal" el lugar para desarrollarse.

"Este proyecto busca que el club vuelva a ser 'un lugar de encuentro' no sólo un ámbito para el desarrollo deportivo, sino una gran familia, gracias al aporte de los padres, esfuerzo que no pasa desapercibido a la hora de resignar, en medio de todas las obligaciones, tiempo y dinero, para ir y venir a los entrenamientos, partidos y actividades propias del club", cuenta Osvaldo Piantino, ex periodista y abuelo de Gea Arlandis, una de las nenas que integra el plantel campeón.

Para el trabajo de este año, el plantel de los entrenadores estará compuesto por Diego Chaves en las categorías más chicas (mosquito-pre mini-mini y U 13), mientras que la U 15 será dirigida por Guillermo Centorbi y la U 17 y Primera, estarán conducidas por Fernando Fara.

Hoy más que nunca está vigente el cierre de aquella nota publicada en mayo del 2017 "Juventud Mendocina está de pie. Retumban los piques de los balones naranja. Hay ruido a red. Es un triple o un doble: El juego está en marcha. En esta oportunidad, que nunca más aparezca la chicharra final.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA