miércoles 16 de junio de2021

Vecinos

Harán un mural del Cruce de los Andes en el nudo vial

Las 14 columnas del viaducto serán el “lienzo” donde 35 artistas homenajearán al Bicentenario de la gesta libertadora. Empiezan la semana que viene y esperan inaugurarlo el 24 de enero.

  • viernes, 23 de diciembre de 2016

El transitado ingreso a la Ciudad de Mendoza, conocido como nudo vial, contará con una nueva imagen ya que se intervendrán con murales las columnas y partes de cemento que tiene el viaducto que pasa por encima del canal Cacique Guaymallén.

La intersección de Vicente Zapata y Costanera ha sido la elegida para realizar una obra que refleje el Cruce de los Andes en ocasión del bicentenario de la gesta, que se conmemorará a mediados de enero.

La elección es parte del auge de este tipo de arte urbano y justamente una de las más elegidas para el homenaje: recientemente se realizó uno de similares características frente a la Legislatura, mientras que el sábado pasado se inauguró otro de 1.200 m2 en Maipú.

En esta ocasión, 35 muralistas que trabajarán en grupos tendrán a su cargo una de las 14 columnas: son 10 completas y 4 cortas que son dobles. También se pintará lo que se conoce como la “panza” del puente, que sería la parte de abajo vista desde la calle.

El muralista Natalio García (conocido como Cees) explicó a Los Andes que parte de su rol ha sido elegir una paleta de colores para darle unidad a la obra, la cual tendrá tonos naranja terrosos, violetas y azules para la panza del puente y los laterales.

A los artistas se les propuso como tema el Cruce, a partir de lo cual cada grupo hará su propia interpretación e ideará su producción, todo bajo la coordinación de García y Alejandro Romero, muralista del colectivo Panamá Club.

“La idea es pintar todo lo que se ve”, destacó Noelia Santina, jefa de gabinete de la Secretaría de Cultura. Detalló que se trabajará la figura del General San Martín desde diferentes facetas: como padre, como militar y como gobernador, lo que se ha elaborado en orden cronológico.

A cada columna le corresponderá un momento y cada artista eligió aquella en la que se siente más cómodo.

Tarea ardua

Como sucedió en intervenciones artísticas similares, se hizo una investigación histórica para trasladarla a los muralistas y que sirva de soporte teórico.

“Se buscó nutrir de contenido a los chicos, lo que estuvo a cargo de Héctor Rosas, director de Actividades Artísticas (de la secretaría) y casi profesor de historia”, detalló Santina.

La tarea no es fácil por las condiciones de la superficie a pintar. “El 40% está sobre el agua, hay mucho en altura y vamos a iluminar para que puedan trabajar de noche ya que en ocasiones habrá que cortar media calzada”, señaló la funcionaria de Cultura.

El trabajo es complicado porque se trata de una zona sumamente transitada y por eso Santina reconoció que las condiciones de trabajo no siempre serán buenas: “Están muchas horas a veces en posiciones incómodas, mal comidos, con calor, con el intenso ruido del tránsito y generalmente se trabaja a contrarreloj, por eso es mucho más que sólo ponerse a pintar”.

Los artistas contarán con grúas de elevación y andamios para acceder a espacios difíciles, y usarán látex y aerosoles.

Esperan comenzar la semana que viene con los primeros pasos, que incluyen las bases (fondos) de los laterales y plantear los primeros trazos. Todo deberá estar listo para el 24 de enero, fecha prevista para los actos oficiales del Bicentenario.

Un arte con un crecimiento sostenido

Quienes trabajan en el muralismo reconocen que este arte ha ido ganando espacio y reconocimiento en la sociedad mendocina. Tanto es así que lo que ha sido siempre una obra efímera expuesta a la agresión de terceros, ha logrado perdurar gracias a la valoración que el entorno hace de ella.

Así lo reconoció el secretario de Cultura, Diego Gareca, quien ha podido comprobarlo luego de su gestión en esta área en el municipio de Godoy Cruz.

“El muralismo es un arte que nace, se crea, deja un mensaje y muere pero no sucedió eso en Godoy Cruz”, afirmó el ex titular del área cultural en el departamento.

Según, detalló este tipo de arte ha tenido un crecimiento sostenido en la provincia desde el 2000, con más expresiones y más artistas.

Hace tiempo era mal visto e incluso muchos muralistas eran detenidos cuando pintaban, sin embargo con el cambio de mentalidad comenzó a dárseles apoyo desde las gestiones de gobierno, no sólo permitiéndolos sino además solicitando intervenciones a los artistas.

Así también lo destacó Noelia Santina, quien también trabajó en Godoy Cruz: se les propone un tema y los artistas crean.

Relató que la apropiación de los vecinos es tal que cuando estaban colocando el sello del municipio en uno de ellos, les gritaron que no los dañaran (por creer que los estaban pintando).

Gareca también contó que los vecinos del barrio Sarmiento hasta juntaron dinero para darles de comer a los artistas cuando un grupo pintó las paredes del lugar luego de haberles pedido permiso.

Por su parte, Natalio García reconoció esta valoración y subrayó que si bien para un artista es un gran paso entregar su obra al espacio público, también es muy gratificante que la gente se apropie de ella.

Hace 20 años que se dedica a esto y contó que antes lo hacían en las paredes de los zanjones. Dijo que con los años han logrado mejorar la técnica y con ella la estética, lo que ha contribuido a su aceptación.