lunes 26 de octubre de 2020

Más de 300 hectáreas de sus viñedos cuentan con certificación orgánica - Gentileza
Guarda14

Santa Julia: qué son los vinos veganos y cómo trabaja la bodega para ser sustentable

La bodega de Familia Zuccardi sigue su camino hacia la vitivinicultura natural con casi todas sus etiquetas con la nueva certificación. Además de sus vinos orgánicos y en lata.

  • miércoles, 30 de septiembre de 2020
Más de 300 hectáreas de sus viñedos cuentan con certificación orgánica - Gentileza

Esta semana, Santa Julia sumó un nuevo hito en su apuesta por la vitivinicultura natural: la bodega logró la certificación vegana en casi todos sus vinos. A través de Veg Argentina, Liaf Control, el primer sello vegano certificado del país, 14 de sus marcas que se comercializan en Argentina y se exportan a más de 40 países del mundo cuentan ahora con el sello que representa un nuevo paso en su compromiso en el cuidado del medioambiente y de los recursos naturales.

El llegar a esta certificación que debe renovarse año a año fue un proceso que demandó semanas y aunque ya desde hace un tiempo no usaban insumos de origen animal en el proceso de elaboración de sus productos, ahora está avalado por el organismo nacional.

Soledad Mayorga, jefa de Marketing de Santa Julia, contó que esta apuesta corresponde a dos factores: por un lado la filosofía de la empresa y por el otro los requerimientos de los consumidores, que cada vez prestan más atención a los productos que ingieren, el vino entre ellos.

Los vinos de la bodega que a partir de ahora contarán con este sello de certificación en el mercado argentino serán: Santa Julia Varietal (línea completa), Santa Julia Orgánica Malbec, El Burro, Flores Blancas y Flores Negras, Tensión La Ribera, Malbec del Mercado y Alambrado (línea completa), aunque a ellos se suman etiquetas que solo están disponibles para la exportación.

Para poder lograr esta certificación, la bodega se aseguró que durante el proceso de elaboración no se utilizaran insumos de origen animal, esencialmente durante el proceso de clarificación, en el que suelen utilizarse derivados del huevo o leche.

La producción orgánica

Santa Julia cuenta en la provincia de Mendoza con alrededor de 1.000 hectáreas. Aunque todas están manejadas de manera sustentable, 305 de esas hectáreas tienen la certificación orgánica, lo que la convierte en una de las bodegas con mayor cantidad de bodegas con esa aprobación.

Esas 305 hectáreas están compuestas por la totalidad del viñedo de Maipú, ubicado frente a la bodega, que tiene sus 175 orgánicas, certificadas por primera vez en 2004. Y las 130 restantes se encuentran en el departamento de Santa Rosa.

En tanto, en el resto de sus viñedos trabajan para lograrlo, aunque es un proceso que demanda años. Es por eso que no todos sus vinos cuentan con esta certificación, pero hay ejemplos como El Burro que está elaborado con el 100% de uvas orgánicas de los terruños maipucinos.

La innovación, uno de sus pilares

Esta nueva certificación vegana responde a la búsqueda de innovación de la bodega, no solo en tecnología, sino en tendencias de consumo. Así, respondiendo a una tendencia creciente que aún no ha llegado a su esplendor en Argentina apostaron por este tipo de vinos, los orgánicos y en lata.

Si bien la transformación iniciada en 2004 hacia viñedos orgánicos respondió a la idea de primero cuidar los recursos naturales con los que se trabajan, después surgió por el auge del consumo orgánico en países como Estados Unidos. Allí tienen toda una línea de vinos orgánicos, mientras que en el país se vende una sola etiqueta con 6.000 botellas al año.

Ese mercado también les sirvió como prueba para introducir “una modernización” de la industria vitivinícola, como lo es el vino en lata. Santa Julia se convirtió el año pasado en la primera Bodega Argentina en vender sus vinos en este tipo de envases, algo que ya había hecho en 2017 el país norteamericano.

Una producción sustentable

Mayorga comentó que la producción sustentable que aplica Santa Julia corresponde con el cuidado y respeto por el medio ambiente y cuidado de la comunidad de la que son parte que profesan desde la empresa.

“Es más costoso trabajar de manera sustentable, pero es algo que no se negocia para Santa Julia. El cuidado del medio ambiente está delante. Y la sustentabilidad no solo está relacionada con los recursos naturales, sino también con lo social y lo económico, lo que es la sostenibilidad. Esto tiene que ser a largo plazo”, sostuvo la jefa de Marketing.

Eso se refleja en el trabajo que llevan adelante de la fundación de Familia Zuccardi, la cual está dirigida por Julia Zuccardi, quien también está al frente de Santa Julia. Desde allí tienen jardines maternales, ayudan a los empleados a que completen sus estudios en el horario de trabajo, cuentan con dos talleres de costura para las esposas de los empleados, donde se las capacita y se les da las herramientas para trabajar para clientes externos y para la propia bodega también, entre otras cosas.

Tanto los vinos orgánicos como los vegano de Santa Julia pueden conseguirse en la tienda on line de Los Andes. Ya sea en cajas de seis o doce botellas, o en el caso de los vinos en lata por 24 unidades, la oferta incluye varias etiquetas que se pueden pagar con tarjeta y con entrega gratis en varios puntos de la provincia de Mendoza.