martes 11 de agosto de 2020

Trabajadores de la bodega Chandon en Agrelo, trabajan bajo estrictas normas de seguridad para evitar contagios de coronavirus Foto: Claudio Gutiérrez / Los Andes
Guarda14

Protocolo sanitario, tema prioritario en bodegas

De cómo las medidas de prevención y las acciones para implementar con los equipos de trabajos y en cada espacio ha ido ganando terreno en las empresas vitivinícolas frente a la pandemia.

Trabajadores de la bodega Chandon en Agrelo, trabajan bajo estrictas normas de seguridad para evitar contagios de coronavirus Foto: Claudio Gutiérrez / Los Andes

Con una cosecha de uva que se adelantó más de lo habitual por el calor de este último verano, las bodegas supieron y pudieron enfrentar mejor todos cambios que ocasionó obligadamente el coronavirus y, así, aplicar correctamente y a tiempo los protocolos sanitarios en sus espacios y equipos de trabajo.

“Por algo suceden las cosas. En Chandon se arrancó mucho antes la cosecha y durante los primeros días de marzo, cuando vimos que el virus avanzaba, empezamos a tomar medidas con tiempo. Finalizamos la vendimia sólo con personal involucrado y se envió a sus casas a la población de riesgo de la empresa”, comentó Pablo Rabino, director de Operaciones de la bodega que, entre otras acciones, armó un comité de Covid 19 con profesionales de distintas áreas para reunirse a diario y cruzarse información sobre el tema y sobre lo que se podía hacer para prevenir contagios.

Guarda 14 visitó la planta de Chandon, en Luján de Cuyo, y realizó un video en el que muestra un recorrido por las distintas áreas y el protocolo que se implementa en cada una.

Actualmente, con sólo el 50 por ciento del personal activo en la bodega en Luján de Cuyo, se sigue implementando un riguroso protocolo de seguridad. Algo que también ocurre en bodegas como Corazón del Sol, en Tunuyán, aunque no pueda compararse el nivel poblacional, ya que en ésta son sólo 5 las personas fijas del plantel.

Trabajadores de la bodega Chandon en Agrelo, trabajan bajo estrictas normas de seguridad para evitar contagios de coronavirusClaudio Gutierrez | Los Andes

“A partir del 16 de marzo, la bodega quedó cerrada al turismo y como se trata de una empresa pequeña, sólo hemos ido esporádicamente a realizar algún trabajo específico. En esos casos, respetamos el distanciamiento, no tenemos contacto personal, no está permitido el ingreso de proveedores y tampoco nos cruzamos directamente ni por trabajo ni para almorzar”, explicó Carolina Fuller, responsable de Ventas.

Los puntos cruciales del protocolo en bodegas

Estaciones de alcohol en gel en puestos de trabajo y baños; uso de barbijos; muchas veces, también de guantes descartables; y la extrema limpieza en general fueron las primeras acciones que se implementaron como protocolo. “A pesar de que el uso de barbijo y de guantes era un tema de discusión en el mundo, nosotros pensamos que sumaría; por lo tanto, lo adoptamos desde el primer día”, dijo Rabino. De hecho, hoy, en Chandon cada trabajador tiene un set de barbijos personales con el día de la semana estampado para su uso diario.

Con el correr de los días y la información sobre el fácil contagio entre las personas, en Corazón del Sol comenzaron a tomar la temperatura a personal y externos; a seguir un registro para tener control sobre el ingreso de cada persona y ya cuentan con alfombras sanitizantes para el regreso al trabajo.

Trabajadores de la bodega Chandon en Agrelo, trabajan bajo estrictas normas de seguridad para evitar contagios de coronavirusClaudio Gutierrez | Los Andes

Por su parte, Chandon duplicó el transporte para el traslado de su personal. En traffics para 15 personas, sólo viajan 7 y se abastece de combustible a autos particulares para descongestionar el servicio de transporte. “Evitar contacto y aglomeraciones es nuestro objetivo. Por eso, entre tantas estrategias, aplicamos un ingreso y salida escalonados en diferentes horarios –previo paso por un túnel sanitizante-; al comedor también se ingresa por turnos y hay una persona designada para la limpieza de cada lugar de comida que desinfecta la zona antes y después de cada almuerzo”, contó Facundo Varrone, gerente de Seguridad y Salud en el Trabajo de Chandon Argentina.

“Partimos de la base que no estamos exentos de que haya algún caso en la empresa. Por eso, no ahorramos en comunicación para todos, en capacitación y en trabajar con todas las personas para generar una cultura sanitaria y que cada uno tome conciencia que puede contagiarse y contagiar a su compañero. Hasta hemos activado un simulacro. Todas cuestiones que han surtido efecto porque todos estamos atento al tema”, finalizó Rabino.

Trivento, primera bodega en certificar protocolo Covid-19

Bodega Trivento, en Maipú, es la única bodega que cuenta con certificado de Protocolo Covid, emitido por la consultora International Dynamic Advisors (INTEDYA). Con esto puede garantizar el diseño de estándares y recomendaciones nacionales e internacionales en la lucha contra la pandemia.

“Nuestra primera preocupación fue preservar la salud de los colaboradores, sus familias y las personas vinculadas a la compañía, a través de garantizar medidas y acciones con los mejores estándares internacionales. Con la responsabilidad que esto conlleva, modificamos los esquemas laborales, segmentamos las instalaciones e implementamos estrictos protocolos de trabajo e higiene para los equipos tanto en las fincas como en las bodegas. Además, inmediatamente implementamos el trabajo remoto (teletrabajo) para las personas que podían cumplir con sus responsabilidades desde sus casas”, explicó Sylvina Cirone, gerente de Personas.

La certificación se otorga bajo las disposiciones definidas en la norma ISO 19011:2018 y tiene foco en aspectos diversos como la protección de colaboradores, clientes, proveedores, instalaciones, productos y servicios de la organización. “Además, para mantener la certificación, recibiremos auditorías regulares de las medidas vigentes, esto dentro de un plan cuyo objetivo sigue siendo la salud de las personas”, enfatizó Cirone.

Bodega Trivento es la única bodega que cuenta con certificado de Protocolo Covid.

La bodega cuenta con el asesoramiento de profesionales de la salud y médicos infectólogos quienes, junto a los integrantes de los comités de Gestión Covid y Alta Gerencia, evalúan permanentemente las acciones, alcance y actualización del protocolo, que ya cuenta con su séptima versión.

Cirone concluyó: “hoy estamos más expuestos y es nuestra responsabilidad como empresa contener la propagación. Este certificado no nos exime, pero sí acredita que tenemos todas las herramientas para actuar en consecuencia”.

Bodegas de Argentina en la mesa pública privada

El sector empresario mendocino, representado por Asinmet (Asociación de Industriales Metalúrgicos de Mendoza), ADERPE (Asociación de Empresarios del Carril Rodriguez Peña) y Bodegas de Argentina, trabaja en coordinación con las autoridades sanitarias de la provincia para potenciar las acciones de prevención y potencial contención de combate contra la pandemia de coronavirus Covid-19.

En una reunión en la que participaron representantes de estas cámaras empresariales, la ministra de Salud de Mendoza, Ana María Nadal, y parte de su equipo, se avanzó en la coordinación de acciones para hacer lo más efectivos posibles los protocolos sanitarios.

La intención es cuidar a los trabajadores de las empresas mendocinas, a la sociedad en general, y afinar los procesos para evitar contagios dentro de industrias y de bodegas.

Los equipos técnicos del sector privado y del Estado intercambiaron experiencias en cuanto a la implementación de protocolos teniendo en cuenta las particularidades de cada sector y de cada tamaño de empresa.

Personal de bodega Chandon trabajan bajo estrictas normas de seguridad para evitar contagios de coronavirus.Claudio Gutierrez | Los Andes

En ese sentido, se acordó seguir trabajando colaborativamente para poder avanzar en la implementación de medidas concretas adicionales que hagan más efectivos los protocolos de prevención y de contingencia.

Por ejemplo, se trabajará en aspectos que tienen que ver con el ingreso de los trabajadores a los establecimientos industriales o productivos, se reforzará la sectorización de los empleados en planta y se pondrá especial atención en los cuidados para con los transportistas.