Primavera en bodegas: qué opciones hay para disfrutar del vino y la gastronomía al aire libre y cuánto cuestan

El buen tiempo primaveral es ideal para disfrutar opciones gastronómicas en bodegas. Foto: Los Andes
El buen tiempo primaveral es ideal para disfrutar opciones gastronómicas en bodegas. Foto: Los Andes

Con el cambio de estación, repasamos algunas alternativas para deleitarse de lo mejor del enoturismo en entornos únicos. Opciones y precios para todos los gustos.

El enoturismo en Mendoza es una excelente opción en cualquier época del año, de eso no cabe ninguna duda. Pero, el floreciente verde que rodea los viñedos, el ambiente primaveral y las agradables temperaturas hacen que una salida gastronómica a una bodega en esta época del año se vuelva un plan infalible por estos días.

Las opciones son muchas y quizás durante el tiempo de pandemia donde el enoturismo se volvió la primera alternativa de los mendocinos y varias de ellas ya han sido visitadas. Aun así, la oferta parece inagotable y aún quedan espacios en distintos puntos de Mendoza para descubrir y deleitarse con ricos platos, un entorno inmejorable y buenos vinos.

Con solo salir unos minutos de la Ciudad de Mendoza y sin necesidad de contar con un vehículo para el traslado hasta el lugar, ya que el servicio de metrotranvía tiene su última estación a solo 400 metros, nos encontramos en el departamento de Maipú con Bodega Argentia.

Se trata de un proyecto familiar que cuenta con una bodega de 130 años de antigüedad, una de las más añejas de ese departamento. Para la elaboración de los vinos cuentan con el asesoramiento del reconocido enólogo Marcelo Peleretti, los cuales acompañan a la perfección la opción gastronómica que brindan en los mismos jardines del lugar.

Además de las excelentes críticas que han recibido de sus visitantes, Bodega Argentia se distingue por la cálida atención de sus propios dueños y la posibilidad de poder comer, casi literalmente, dentro de la bodega o con la vista de la pequeña laguna y la fuente que refresca el verde césped del lugar.

Las opciones que hay están adaptadas para el bolsillo de todos los mendocinos y turistas. Si la idea es conocer el mundo del vino desde adentro y apreciar algunas obras de arte, se puede optar por la visita y degustación que tiene un costo de $500, con dos copas incluidas y un espumoso. La experiencia se puede ampliar a una cata de todos los vinos de la bodega de las líneas Ülmen, Cronos y los espumosos, por un valor de $750. “Tratamos de que el turista o el mendocino que nos visita viva una experiencia y que el vino acompañe”, contó Marina Arnold, propietaria del lugar.

En caso de que la idea sea disfrutar de la gastronomía de Argentia, la degustación de los vinos es sin cargo. Aquí los comensales pueden elegir por un menú de pasos, con entrada, plato principal y postre. La alternativa más económica parte de los $1.900 y el máximo cuesta $2.400.

La propuesta está disponible sábados, domingos y feriados al mediodía. La novedad es que en el mes de octubre habrá una renovación de su menú y abrirá al público en las mismas instalaciones Bar Los Aliados, su bar de vinos, una opción descontracturada que estará disponible los jueves, viernes y sábados en la noche. Las reservas se pueden hacer al 261-630-1443.

El encanto ferroviario

Si hablamos de primavera, el nombre de “Prímula, Cantina Ferroviaria”, nos remite directamente a esta estación. El restaurante de Bodega Estrella de los Andes ubicado en Olavarría 255 de Perdriel, en Luján de Cuyo, ofrece la experiencia única de poder comer dentro de un antiguo vagón de tren restaurado o hacerlo al aire libre, entre olivos en durmientes, y con el paso del tren puntual a las 14, todos los días.

Con un ambiente muy descontracturado que combina la estructura restaurada del ferrocarril con una decoración moderna y comida que se destaca por su abundancia y sabores de cantina, de miércoles a sábado los clientes pueden elegir un menú a la carta, mientras que los días domingos la opción es un menú de pasos maridado con los vinos de la bodega.

La opción no se limita a vino, ya que Prímula ofrece también la alternativa de degustar las cervezas que se hacen la bodega, las cuales maduran en barricas de roble francés en la que anteriormente han fermentado los vinos de Estrella de los Andes.

“Nuestra idea con los platos es ofrecer una comida bastante clásica, pero con un toque gourmet”, describió Florencia Álvarez, una de las responsables del lugar. Así, podemos encontrar los clásicos menús de bodega con tres pasos, que puede costar $2.500 u opciones más económicas con consumo de los vinos por copa o por botellas con opciones que parten de los $600, con un gasto promedio para un almuerzo o una cena de $1.800 por persona, con la posibilidad de combinar distintos platos principales, entradas y postres. Reservas al 261-221-3899.

Una experiencia hogareña

“Como ir a la finca de la tía”, así definió Mario Rodríguez, el propietario del lugar, la experiencia de ir a comer a Corteza del Aguaribay. Si tenemos que hablar de algo que distingue a este restaurante, eso es su vino artesanal, algo que se consigue casi de manera exclusiva al almorzar allí.

En este emprendimiento familiar, Mario elabora sus propios vinos de poca intervención con las dos hectáreas de viñedos que rodean el lugar y uvas que compra a productores de Lunlunta y alrededores, zona en la que está ubicado Corteza del Aguaribay. Todo con la ayuda de su hermano enólogo. La partida es de apenas 5.000 botellas anuales de Malbec, Cabernet Sauvignon y el recientemente incorporado Syrah.

Horno de barro, carnes asadas o marinadas en vino y todo casero, son algunos de los atributos de la gastronomía de este restaurante que hacen recordar irremediablemente a los encuentros hogareños y visitas a las fincas familiares o de amigos que muchos mendocinos pueden haber hecho en algún momento de su vida.

“Tramos de una forma muy familiar a los que vienen. Todo es muy sincero y la gente se va muy contenta porque se da cuenta de que damos todo. Casi todo está hecho por nosotros y eso se transmite. Nos importa que la gente se sienta en casa, no son clientes, son parientes”, comentó Rodríguez.

El abre sábados y domingos al mediodía y el menú va variando todas las semanas. Se ofrecen tres pasos: entrada, plato principal y postre, con un valor de $1.800, a lo que se suma el costo de las bebidas, con la opción de degustar todos los vinos que elaboran. Reservas al 261-274-7986.

Otras alternativas

Como dijimos, las opciones en Mendoza son muchas. Así, sumamos otras ofertas enoturísticas para tener en cuenta:

-Los Encina (Calle Las Trojas s/n, Los Campamentos, Rivadavia): reservas al 263-424-7419;

-Trez Wines (Cobos 3318, Luján de Cuyo): reservas al 261-685-4019;

-Bodega Renacer (Brandsen 1863, Luján de Cuyo): reservas al 261-524-4416;

-Bodega DiamAndes (Clodomiro Silva S/N, Vista Flores, Tunuyán): reservas al 261-657-5472;

-Los Toneles - Abrasado (Acceso Este Lateral Norte 1360, Guaymallén): reservas 261-661-8624. Ganador de Oro en la categoría Restaurante de los Best of Mendoza’s wine tourism.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA