domingo 24 de enero de 2021

Andrea, Eugenia, Ivanna y Celeste quisieron atesorar con una selfie lo vivido en una tarde diferente / Mariana Villa
Guarda14

Maridaje perfecto: vino, delicias y música se unieron en Guarda14 Wine Lunch

La propuesta de Guarda14 y Estación 83, el bar wine de bodega Trapiche, y la música de Simón Pendola completaron una jornada que combinó lo mejor de Mendoza en un evento fuera de lo común.

Andrea, Eugenia, Ivanna y Celeste quisieron atesorar con una selfie lo vivido en una tarde diferente / Mariana Villa

Una propuesta diferente y descontracturada. Así podría definirse la jornada de este sábado que pudieron disfrutar decenas de personas en el Guarda14 Wine Lunch celebrado en Estación 83, el bar de vinos de bodega Trapiche. Con una combinación justa de vinos, comida y un ambiente único con buena música, quienes asistieron vivieron una innovadora experiencia.

La bodega maipucina se convirtió en el escenario ideal de un evento que logró combinar la majestuosidad e historia de uno de los espacios vitivinícolas más prestigiosos de la provincia y el país, con una tarde distendida, pensada para que el público local pudiera deleitarse con lo mejor de nuestra tierra. Cumpliendo con los protocolos sanitarios que exige la pandemia de coronavirus -uso de tapabocas, distanciamiento social, alcohol en gel, no más de seis personas por mesa-, la reunión fue una muestra de diversión y esparcimiento dentro de la nueva normalidad.

Con los primeros sets de Simón Pendola sonando en los amplios jardines ubicados en la parte trasera de la bodega, con el lago de frente, con patos, gansos, ovejas y una llama recorriendo el lugar a tan sólo unos metros y rodeados de olivares en plena floración, los fuegos de “la versión urbana” de Espacio Trapiche se prendieron cerca del mediodía para deleitar a quienes llegaron a la cita.

La cocina a la vista sobre los rieles de una antigua vía, que en el pasado era utilizada para distribuir los vinos de la bodega a todo el país, les permitieron a los invitados del Wine Lunch disfrutar en vivo de la magia de Lucas Bustos, Fabián Morales, Leonardo Lioria y sus colaboradores, que desplegaron todo su talento con una combinación exquisita de vegetales de estación, carnes cocinadas a las chapas y hierbas de su propia huerta.

Para la ocasión, Bustos y su equipo pensaron en un menú fresco y con sabores bien mendocinos, que fue una pequeña muestra de la carta que todos los fines de semana se puede disfrutar en Estación 83. Con la idea de extender el estilo del clásico restaurante de la bodega, los elegidos fueron los pastelitos mendocinos fritos al disco como entrada y de principal, un sándwich de cerdo braseado o su alternativa vegetariana con un mix de verduras cocinadas a las brasas, acompañadas con una mayonesa de zanahoria.

El chef Lucas Bustos ofreció un menú fresco y con deliciosos sabores mendocinos. Mariana Villa | Los Andes

Para atenuar las altas temperaturas, Lucas Bustos explicó que estos platos fueron pensados para maridar con el Rosé y Chardonnay de Trapiche, que seleccionaron para el evento y se sirvieron en modalidad tirada, como con la cerveza. Los comensales también pudieron elegir entre un Sauvignon Blanc, un Merlot y el infaltable Malbec. Pero estos varietales no eran la única opción. También pudieron acompañarse con tragos a base de vino como el “Anden”, preparado con una base Sauvignon Blanc, menta, limón y almíbar lavanda; o el “Estación 83”, una base de Rosé, pomelo, soda y un toque romero.

La novedad de la jornada fueron el Vermut de la casa y el Aperitivo en la estación, elaborados en Trapiche.

El vagón comenzó a llenarse con el turno del almuerzo con los primeros visitantes que llegaron minutos antes de las 14. Con amigos, en pareja o en familia, cada grupo tomó su mesa, donde pudo permanecer hasta horas de la tarde.

Con la inminente caída del atardecer, el segundo grupo de reservas llegó al lugar para disfrutar del sunset con una vista privilegiada de la cordillera mendocina y la selección especial de Simón Pendola con clásicos desde los ’80 hasta la actualidad, todos reversionados y hasta algunos reggaetones. “La idea fue jugar un poco con todos los géneros para crear un ambiente muy ameno”, dijo el DJ.

Un espacio para redescubrir Trapiche

“Para los que han tenido el placer de viajar, este espacio es como transportarse a un pedacito de la Toscana”, describió Rodrigo Kohn, sommelier de Trapiche, sobre el ambiente en el que está ubicado Estación 83. Y es que el microclima que se ha generado en la parte final del predio de la bodega presenta un aire distinto al que se respira en Mendoza.

El Guarda14 Wine Lunch fue una celebración esperada y postergada para Trapiche. Es por eso que Kohn celebró haber disfrutado del encuentro. “Queríamos hacer un evento con Guarda 14 por su cercanía con la industria del vino. Nos pareció una propuesta diferente y con mucha energía para esta reapertura de Estación 83”, explicó.

El sommelier se mostró encantado con el ambiente que han creado, dentro de la historia y prestigio del establecimiento: “Nos gusta este espacio porque creemos que acá termina la visita a Trapiche y entendíamos que, para el visitante que quería vivir de manera más descontracturada el lugar, es buenísimo tener esta opción”.

Sobre los varietales elegidos para esta ocasión especial, Kohn aseguró que “son una selección de Sergio Casé, enólogo principal de la bodega, y fueron traídos directamente de los tanques, las barricas y los huevos concreto donde están completando su maduración, antes de ser embotellados”.

“La novedad es que podemos mostrar los vinos de otra manera con los tragos y también ofrecemos algunos que quizás no llegan al mercado. Por otra parte, también están disponibles las etiquetas como Puro, Impuro, la línea Lateral -con varietales no tan tradicionales- y los vinos de Costa y Pampa”, destacó.

Matías, Adrián, Gabriel y Nacho degustaron exquisitos vinos y tragos de Trapiche.Mariana Villa | Los Andes

Propuesta fuera de lo convencional

Una declaración que se repitió entre los visitantes del Guarda14 Wine Lunch es que se trató de una propuesta que rompía con los esquemas de lo que puede llegar a ser una clásica visita a las bodegas, uno de los planes preferidos en tiempos de turismo interno y pandemia.

“Son muy pocas las bodegas que te proponen estas ideas; la mayoría es todo más estructurado. Que sea al aire libre es genial”, dijo Adrián Guerrero, quien llegó para disfrutar con tres amigos del almuerzo. “El lugar es increíble con una vista muy bonita, se come muy bien y abundante”, agregó el grupo y todos coincidieron en que es una propuesta que volverían a repetir.

Lo mismo que Gloria, Abril y Antonela, quienes en este tiempo ya han recorrido algunas bodegas, pero les resultó muy novedosa la propuesta de Estación 83. “Los tragos con vinos salen de lo común. En esta época, con este clima y con la propuesta gastronómica, invita a quedarse y disfrutar del momento”, completó Abril.