miércoles 23 de septiembre de 2020

Mientras más rápido se actúe, más probable será poder sacar la mancha de vino. - Imagen web
Guarda14

Los mejores trucos para sacar de la ropa manchas de vino

Nadie está libre de los accidentes mientras disfrutamos del vino, pero acá te ofrecemos algunos consejos para que no queden rastros sobre la ropa, una alfombra, un mantel.

Mientras más rápido se actúe, más probable será poder sacar la mancha de vino. - Imagen web

¿Quién no ha derramado algunas gotas de vino sobre la mesa, la ropa o el piso mientras disfrutaba de una copa? La respuesta tranquilamente podría incluir a todos aquellos que alguna vez han tomado esta bebida y es quizás uno de los riesgos que se corre cuando se disfruta de un rico tinto.

Aunque la mancha color rijizo oscuro pueda parecer una sentencia de retiro definitivo para esa camisa, mantel o alfombra, tranquilo, porque que todavía quedan esperanzas de rescatarla a través de algunos trucos.

Las manchas de vino tinto no son imposibles de sacar, aunque el tiempo de acción juega un papel fundamental. Cuanto más rápido se trate de limpiar la prenda, más efectivos serán los resultados.

Acá te traemos algunos tips para que puedas evitar que la tinción del vino quede fijada a los tejidos, incluso en las prendas blancas, a partir de elementos que seguro tenés en tu casa.

Sal

Este truco es muy efectivo cuando la mancha de vino aún está humeda y funciona muy bien con mateles y alfombras. Primero hay que absorber todo lo que se pueda -sin resfregar- con servilletas de papel y luego cubrir lo que quede con tanta sal que no puedas ver la mancha de vino. Hay que dejarla actuar hasta que absorba el le líquido y una vez que esté seca sacarla.

Vino blanco

Como una especie de batalla del ying y el yang, una de las maneras más efectivas de combatir las manchas de vino tinto es con un poco de vino blanco. Lo recomendado es empapar la zona manchada con vino blanco. La teoría explica que los taninos blancos ayudan a neutralizar la tinción provocada por los taninos del tinto.

Para limpiar hay que mojar un trapo o una esponja con vino blanco y dar pequeños golpecitos con ella sobre la zona afectada. Se recomienda evitar restregar la mancha para que esta no se extienda, por eso, es mejor ir humedeciéndola de a poco con el vino blanco en lugar de frotarla directamente.

Después de dejar actuar el vino blanco hay que enjuagar la prenda con agua y jabón.

El vino blanco es uno de los mejores antídotos contra las manchas.

Leche

Si la mancha nos agarró distraídos y recién la descubrimos cuando ya estaba seca, todavía nos queda una solución. Allí entra en juego la leche.

Para podre sacar la mancha hay que calentar leche en un recipiente donde luego meteremos la prenda afectada para dejarla en remojo.

Después hay que dejar que la bebida blanca actúe durante el tiempo necesario hasta que notemos que que la mancha se va diluyendo. Una vez que esto sucedió, se puede lavar la prenda de la manera habitual.

Agua hirviendo

Esta solución está recomendada específicamente para la mantelería y es realmente muy simple.

Para lograr quitar la mancha hay que llevar al punto de ebullición la cantidad de agua suficiente para poder sumergir la parte manchada. Luego hay que dejar actuar el agua y listo.

También se puede agregar al agua un poco de jabón líquido y cuando el agua pierda temperatura lavar la pieza con normalidad.

El agua hirviendo es una de las mejores soluciones para la mantelería.

Detergente líquido y agua oxigenada

En este caso hay que mezclar en partes iguales detergente líquido y agua oxigenada. Luego debemos poner la mezcla sobre la mancha y dejar que la tela absorba la combinación. Una vez que toda la mancha haya sido absorbida debemos enjuagar la prenda de forma habitual.

Eso sí, esta combinación es recomendada en prendas con colores claros ya que el agua oxigenada puede llegar a desteñir la ropa oscura.

Vinagre blanco y detergente

Lo primero que hay que hacer en este caso es cubrir toda la mancha con vinagre blanco, ya que este neutraliza los pigmentos rojos y violetas. Una vez terminado este paso hay que frotar con detergente y agua caliente, lo que hará que la mancha desaparezca finalmente.

Las manchas de vino en los tejidos no son imposibles de sacar. - Imagen web

Lavandina

Conocido es el poder de limpieza de este compuesto de hipoclorito de sodio diluido en agua en una proporción de entre el 5 % y el 10 %. Pero su uso debería ser una medida a emplear solo como último recurso, ya que se trata de un método muy drástico y agresivo con los tejidos.

Su aplicación es recomendada en telas blancas y resientes ya que si es usado en prendas de color seguramente se destiñan.

En este caso solo hay que introducir la prenda de vestir en lavandina o cloro y esperar unos 10 minutos para limpiarla con agua caliente.