martes 26 de enero de 2021

Toro es el vino más elegido por los argentinos con más de 8,5 millones de litros en tetra elaborados por mes. - Archivo / Los Andes
Guarda14

Cómo se hace uno de los vinos más vendidos de Argentina

El enólogo Fernando García es el responsable de Bodega Toro y quien elabora el vino más consumido por los argentinos y el segundo a nivel mundial. El Día del Vino, bebida nacional, charló con Guarda14.

Toro es el vino más elegido por los argentinos con más de 8,5 millones de litros en tetra elaborados por mes. - Archivo / Los Andes

“Para hacer el vino más elegido por los argentinos hay que entender al consumidor”, dijo Fernando García, el enólogo responsable de Bodega Toro. La marca que depende de Fecovita es la número uno en ventas en todo el país y la segunda a nivel mundial con números realmente impactantes. Con motivo del Día del Vino, bebida nacional, García habló con Guarda14 de todo sobre la industria.

En colaboración con otros cuatro enólogos, Fernando recibe el vino de los distintos productores asociados a Fecovita y es el encargado de los cortes que finalmente se envasan en tetrabrik, botellas o bag in box.

Como dijimos, los números respaldan a Toro para ser el más elegido: elaboran 38.000 litros de vino por hora, por mes se venden unos ocho millones y medio de litros en tetra, lo que acapara el 29,16% del mercado interno; mientras que en botellas se llevan el 9% con más de cuatro millones de litros en promedio mensual.

Si pasamos al mercado externo, Toro despacha el 28,5% del total en tetra, con más 330 mil litros mensuales; en tanto que en botellas se lleva el 2% con poco más de 325 mil litros mensuales.

La clave para ser el más elegido a lo largo de sus 120 años de historia es para García el poder interpretar lo que ha querido el consumidor con el correr del tiempo. “El enólogo puede pensar que ha hecho un gran vino pero si al consumidor no le gusta de nada sirve”, sostuvo.

“Toro representa el esfuerzo de todos los argentinos, es el reflejo del esfuerzo de los más de cinco mil productores que trabajan con Fecovita y de todos los que lo hacen. Es el vino de los laburantes y trata de entender el perfil de vinos que quiere el consumidor: frutado, más suave, que pueda acompañar las comidas y también que pueda estar presente en cualquier momento”, comentó García.

El enólogo entiende que la industria hoy debe ofrecer alternativas en cuanto los envases, como puede ser la lata, o vinos con menos graduación alcohólica o desalcoholizados. “Estamos trabajando en reducir los niveles de alcohol”, sostuvo el representante de Toro.

Así mismo, Fernando aseguró que “hay un prejuicio de que el vino en tetra es malo y verdaderamente no es así. Sino, no tendría las ventas que tiene”. En ese sentido, agregó que “en Mendoza hay muchos enólogos que hacen mucho esfuerzo y está bueno que se los reconozcan. En Fecovita se fracciona casi un millón de litros de vino por día. Otros proyectos de alta gama pueden tener más prensa y tienen su mercado, pero no es lo que sostiene la vitivinicultura de la provincia. Los cinco mil productores que trabajan con Fecovita, si no tuvieran este lugar deberían regalar su uva”.

El desafío de seguir ganando consumidores

Fernando García entiende que nuestro país se ha ganado su lugar a nivel mundial a raíz de varios factores: “Argentina tiene distintos oasis productivos con distintas características que hacen que sus vinos sean muy complejos, francos y competitivos. Por otro lado, en la parte comercial de las bodegas se hace un trabajo muy importante para vender vino fuera del país. Es algo muy difícil posicionar una etiqueta en una góndola, porque está todo el mundo haciendo lo mismo que vos”, opinó.

En tanto que en el mercado interno, el desafío es seguir dándole opciones a los consumidores para poder ganar cada día más marcado. En cuanto a Bodega Toro destacó que desde hace un tiempo vienen trabajando para que “sea la bebida para acompañar todos los momentos de la vida, ya sea una cena o un almuerzo, una charla con amigos o por qué no solo. Para los argentinos el vino es algo cultural, desde chicos hemos crecido con una botella, una jarra o un pingüino en la mesa”.

“Cada vez trabajamos más en los perfiles de los vinos para conquistar nuevos nichos, algo en lo que ya hemos avanzado bastante”, manifestó. Toro puede encontrarse en varias presentaciones: tetra, botella y bag in box. Además del clásico, es posible encontrar blends o varietales únicos como Malbec y Cabernet.

Para cerrar, también habló del eslogan de Toro: “Tomalo como quieras”. Sobre esto, García explicó: “Buscamos que cada una encuentre la forma de disfrutar del vino a su manera: con soda, hielo, con gaseosa, solo, o de la manera que se les ocurra”.