lunes 19 de abril de2021

Los nuevos vinos de IV Generación de Bodegas Bianchi fueron presentados en un evento único. - Gentileza-
Guarda14

Entre la tradición familiar y la apuesta por la innovación, así es la “IV Generación” de Bianchi

La histórica bodega familiar de San Rafael presentó la primera cosecha de un vino que rinde tributo a los herederos de un legado casi centenario con un nuevo terroir como protagonista.

Los nuevos vinos de IV Generación de Bodegas Bianchi fueron presentados en un evento único. - Gentileza-

Entre medio de los viñedos de Los Chacayes que le dan vida a sus nuevos vinos y con el sol cayendo sobre la Cordillera de los Andes, Bodegas Bianchi presentó ante la familia, el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, y un reducido grupo de invitados su “IV Generación”, una línea que combina a la perfección su tradición de casi un siglo y la impronta innovadora de los jóvenes que se incorporan al negocio.

Estos nuevos vinos de la bodega sanrafaelina que hace algunos años se extendió al Valle de Uco con Enzo Bianchi se incorporan al portfolio de alta gama con un Gran Malbec y un Gran Corte que hablan de la fuerza de la evolución, del conocimiento y del compromiso con el medio ambiente.

Los integrantes de la cuarta generación de Bianchi junto a Rodolfo Suarez. - GentilezaMarcelo Alvarez

Se trata de una selección de bloques específicos que buscan expresar tanto la identidad del terroir de la IG de Los Chacayes como la de la cuarta generación de los Bianchi: “Para hablar de nuestra impronta está bueno hacer un paralelismo con el terroir de Los Chacayes. Es una zona de mucha potencia, mucha energía, que da vinos con mucha energía, con mucho vigor. De alguna manera creo que produce una identificación con la sangre más joven, con desafiar límites, con probar nuevas cosas. Esa es un poco la idea de la línea, también combinado con la realidad aumentada”, dijo Silvina García Bianchi, una de las representantes de esta nueva camada.

Es que esta línea de Bianchi viene con una propuesta totalmente distinta desde el lado tecnológico, ya que a partir de una aplicación de realidad aumentada se puede conocer mucho más sobre la finca de la que proviene la uva, los estudios de suelo que se han realizados sobre el terroir, el equipo enológico, los integrantes de la cuarta generación y todo sobre las características de clima, suelo, riego, y más.

La cuarta generación de la familia se incorpora con nuevas ideas, con nuevas energías, pero sin dejar de lado la tradición, la trayectoria y la experiencia de la tercera generación. Ellos nos pueden transmitir las vivencias y los altibajos de este mercado”, sostuvo Eduardo Stradella.

Eduardo destacó que la expansión de la familia hacia nuevos horizontes dentro de Mendoza implicó un “salto” en la forma en la que elaboran vinos: “Los Chacayes significa para nosotros un salto muy grande. Por casi 90 años Bianchi estuvo solo en San Rafael y la decisión de salir fue desafiante. Implicó también una inversión muy importante, venir al Valle de Uco no es sencillo, pero fue una apuesta y muy linda”.

Silvina García Bianchi coincidió con su primo y destacó que la búsqueda de nuevos desafíos está en el ADN de la familia: “Nosotros amamos San Rafael. Nuestros antepasados nos inculcaron un gran amor por la tierra y todo lo que nos dio, pero también nos inculcaron el hecho de salir a buscar lo nuevo, ir en busca de otras cosas. Cuando éramos chicos mi abuelo nos llevaba a viajar por Europa o Estados Unidos para conocer bodegas, qué hacían allí, cómo lo hacían. De alguna manera siempre estuvo esa impronta de salir a buscar lo nuevo, ir a ver lo que hay en el mundo y tratar de alguna manera de plasmarlo en nuestros vinos y decisiones”.

Los miembros de la familia, el Gobernador y algunos invitados pudieron vivir la presentación de la línea en un entorno único. - Gentileza

Entre acuerdos y disidencias

Como un árbol en el que sus ramas han ido creciendo en distintas direcciones, los nuevos “brotes” de la cuarta generación de la familia Bianchi también han hecho lo propio. Sin embargo, eso no ha sido impedimento para congeniar todas sus ideas en la bodega familiar y la nueva línea.

Es muy divertido congeniar las decisiones de todos los primos. Creo que también algo que se transmitió en la familia a lo largo de las generaciones es valorar el disenso. Todos tenemos puntos de vista distintos, entonces es importante poder enfocarnos en lo que nos une. Nunca en el 100% de las cosas vamos a pensar igual o nos vamos a poner de acuerdo, pero si nos enfocamos en lo que nos une, en los pilares que siempre estuvieron presentes en la familia: la calidad, la innovación, la tecnología. y en función de eso ir construyendo. Es un desafío, no es fácil. Pero es divertido, entretenido y, de alguna manera, lo traemos en la sangre”, manifestó Silvina García Bianchi.

Para Eduardo Stradella, el llegar a un acuerdo con toda la familia es algo complicado, “pero en la variedad está el gusto. Es un proceso muy lindo, muy rico, sobre todo en el sentido de que todos tenemos visiones distintas, nos hemos criado similar, pero no igual, hemos estudiado en distintos lados, hemos tenido la suerte de viajar a distintos lugares, y eso enriquece un montón. Como en toda empresa, no hay forma de estar de acuerdo todos, pero lo lindo es que siempre tratamos de consensuar las cosas y los pasos más grandes los damos todos juntos”.

Todos los miembros de la cuarta generación de la familia Bianchi. - Gentileza

La expresión de un terroir único

El responsable principal de la línea “IV Generación” es Silvio Alberto, Chief Winemaker de Bodegas Bianchi, quien destaca la vigorisidad de un terroir como el de Chacayes, el cual se refleja en estos vinos.

El Gran Malbec se elabora a partir de uvas que maduran en un bloque único. “Encontramos una fruta, una frescura y nariz típica de Los Chacayes. Encontramos también una nota leve mentolada, pero fundamentalmente frescura. En boca se presenta como un vino elegante, con un centro de boca muy rico que a su vez te invita a tomar, a seguir deleitándote”, explicó Alberto.

En cuanto al Gran Corte, es un blend de uvas tintas formado por Malbec, Merlot, Cabernet Sauvignon y Petit Verdot. “En el blend, la unión entre el Malbec y el Merlot es fineza, es delicadeza, es fruta, es complejidad que aporta el Cabernet, con taninos de entrada dulce, y la potencia de Petit Verdot”, destacó el enólogo.

El Gran Malbec y el Gran Corte de IV Generación. - GentilezaMarcelo Alvarez

El objetivo es seguir estudiando, diseñando esta cuarta generación que hoy tiene su primera cosecha. Uno como enólogo está permanentemente aprendiendo, conociendo del terroir. Hoy en día en esta finca estamos haciendo 40 calicatas distintas para poder ver qué características tiene cada uno de los cuadros, estudiando las particularidades para saber hacia dónde vamos. Así vamos a entender qué manejo técnico tenemos que hacer en cada una de las viñas con la viticultura y también en la enología”, remarcó Silvio Alberto.

Sobre la nueva cosecha, el Chief Winemaker expresó: “Aunque falta todavía para la cosecha, por lo que he probado en la viña, ya sabemos que la añada 2021 va a tener mucho Malbec, va a tener Cabernet Sauvignon, también Merlot. No se si Petit Verdot, pero puede ser que tenga Cabernet Franc”.

“Bianchi IV Generación” tiene un precio sugerido de $4.500.