Elaboración del vino: ¿Por qué algunos enólogos usan barricas de roble usadas?

Elaboración del vino: ¿Por qué algunos enólogos usan barricas de roble usadas?
Los enólogos pueden elegir barricas nuevas o usadas para la crianza del vino. - Ignacio Blanco / Los andes

Muchas veces hemos escuchado que la fermentación o la crianza del vino se da en barricas de primer, segundo, tercer o cuarto uso. ¿Qué significa realmente esto?

Seguro que al momento de escuchar o leer la descripción de un vino nos encontramos con que los enólogos hablan de añejamiento en barricas de roble de primer, segundo, tercer y hasta cuarto uso. Pero, qué significa realmente que se empleen barricas que ya han sido usadas y cómo influye esto en el resultado final del vino.

Esta misma pregunta se hicieron en Wine Spectator y Dr. Vinny, un experto en el mundo vitivinícola, respondió dando detalles de la influencia que puede tener el roble durante la maduración de la bebida, ya sea el francés o americano que suele utilizar en las bodegas argentinas, y por qué los viticultores eligen usar barricas nuevas o usadas.

A la hora de la elaboración del vino, podemos encontrar enólogos que optan por las barricas nuevas. Cuando el vino madura en ellas, éstas aportan aromas intensos y pueden aportar notas a cedro, vainilla y algunas especiadas. Aunque depende también el tiempo que el líquido pase en la barrica, las nuevas pueden impartir aromas y sabores más fuertes.

Este efecto puede ir disipándose en la medida en que la barrica es usada. Conforme a lo publicado por el experto de la publicación estadounidense, después de tres o cuatro usos los barriles ya se consideran “neutrales”.

A pesar de que sean usadas, las barricas neutrales siguen siendo funcionales para los enólogos ya que las utilizan para envejecer el vino antes de embotellar, pero sin la influencia de aromas y sabores que aportaría una barrica nueva.

Según Dr. Vinny, las barricas no solo se usan para sabores, también pueden ayudar con la textura y la sensación en boca de un vino, ya que permiten que pequeñas cantidades de oxígeno interactúen con el vino, lo que puede suavizar los taninos. Una barrica vieja o neutra hace esto sin agregar los sabores típicamente asociados con el envejecimiento en barricas nuevas.

“Veo muchos enólogos que usan barricas neutrales para obtener texturas más ricas y cremosas de los vinos. Algunos enólogos utilizan una mezcla de barricas nuevas y neutrales, o diferentes tipos, tamaños y tostados de barricas para conseguir el estilo que buscan”, completó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA