miércoles 23 de septiembre de 2020

Roberto González, Daniel Pi, Alejandro Vigil, Noelia Torres y Santiago Mayorga hablaron de su profesión.
Guarda14

Día del Enólogo: cómo desarrollan su pasión y cuál es su vino recomendado

En la celebración nacional de su día, especialistas hablaron de su trabajo, la importancia Mendoza y su elegido para brindar.

Roberto González, Daniel Pi, Alejandro Vigil, Noelia Torres y Santiago Mayorga hablaron de su profesión.

Como cada 7 de septiembre, hoy en todo el país se celebra el Día del Enólogo. Aunque Mendoza cuenta con su propio festejo el 5 de mayo, en esta oportunidad se rememora a lo largo y ancho de todo el territorio nacional la fecha en que Domingo F. Sarmiento inauguró la Quinta Normal de San Juan en el año 1862, que posteriormente pasó a llamarse Escuela Nacional de Fruticultura y Enología.

En esta fecha tan especial, referentes de esta profesión contaron lo que para ellos significa ser enólogos y además se animaron a elegir su vino favorito para brindar.

Alejandro Vigil, enólogo de Catena Zapata y copropietario Bodega Aleanna, manifestó en diálogo con Los Andes que para él “trabajar de enólogo y ser parte de un vino -pensando que el vino es una sucesión infinita de pequeños milagros y ser parte de uno de esos pequeños milagros- me da una satisfacción personal”. El también empresario gastronómico consideró que su profesión “se dedica a elaborar placer así que soy un afortunado de que mi vida esté dedicada a hacer vinos”.

Alejandro Vigil - Claudio Gutiérrez / Los Andes

Vigil también habló de los que significa nuestra provincia para su profesión: “Tiene que ver con una cultura, con hacer un producto que representa a Mendoza o Argentina en cualquier lugar del mundo. Porque cuando uno agarra una botella en cualquier parte dice ‘Argentina, Mendoza’. Creo que es el mejor lugar donde me pudo haber tocado desarrollar mi actividad porque realmente creo que para hacer vino necesitas sentir y ser parte de un lugar. Yo nací en Mendoza, me he criado aquí y soy parte de eso”.

Y para cerrar dejó un consejo: “Mi recomendación es que tomen cualquier vino. Los vinos tienen que ser fáciles de clasificar: es me gusta o no me gusta, hay que disfrutarlos. Es para compartir, para estar solo, para sentir. Tenemos que verlo al vino como parte de nuestra vida”.

Daniel Pi, enólogo de Trapiche, con casi 40 años de experiencia en el campo definió su profesión como “su estilo de vida”. “Para mi es la más linda que hay. Todos los años te da una nueva oportunidad de reinventarte, de no aburrirte, de hacer cosas nuevas, de ponerle creatividad a tu vida, una chance de volver a empezar y hacer las cosas mejor”.

Pi ponderó la posibilidad que le brinda su profesión de interactuar con un gran abanico de personas. “Uno tiene que tener la plasticidad de un día conversar con la persona que está trabajando en el viñedo y al otro estar parado frente a un auditorio explicando el trabajo que uno hace”.

Su recomendación tiene una importante carga emocional, ya que hoy Daniel brindará con “Imperfecto”, un vino que elaboró con su familia, quienes “me han acompañado en toda esta aventura de la enología que lleva mucho tiempo de estar solo, de dejar a tu familia sola. Yo siempre les dije que yo no soy perfecto, que nunca pude ser la persona que ellos quisieran que fuera. Ese vino, en honor a ellos lo tomaré este día que son los que me han acompañado”.

Daniel Pi, enólogo de Trapiche - Archivo / Los Andes

Noelia Torres, enóloga de Bodega Ruca Malen, opinó que “ser la encargada de la elaboración de los vinos de Ruca Malen es un compromiso y responsabilidad que vivo con mucha pasión y alegría. Los enólogos elaboramos una bebida para disfrutar y eso hace que cada botella que creamos tenga algo nuestro, único y especial que queremos compartir”.

Noelia Torres, enóloga de Bodega Ruca Malen - Gentileza

La recomendación de la especialista para disfrutar en este día “es el Ruca Malen Terroir Series Pinot Noir porque es un vino que apenas lo servis tal vez lo sientas que es simple y directo, porque no es de esos Pinot híper terrosos; pero si le das unos minutos, te va a sorprender con varias capas de aromas, que conjugan frutas rojas y negras apenas maduras, toques a hojas de té y una madera que complejiza, sin tapar la materia prima. Es un vino para sorprender”.

Por su parte, Santiago Mayorga, enólogo de Bodega Nieto Senetiner y Cadus Wines, comentó que “ser enólogo para mí es una hermosa combinación de arte, pasión y ciencia, que cada uno lo interpreta de una manera diferente. El resultado de nuestro trabajo se traduce en una botella que implica un camino largo y bonito lleno de nuestro esfuerzo y creatividad. Además, el vino es una oportunidad de compartir y eso es muy gratificante para quienes lo hacemos”.

Santiago Mayorga, enólogo de Bodega Nieto Senetiner y Cadus Wines - Gentileza

Mayorga no pudo quedarse con solo un vino y seleccionó dos: Para celebrar este día recomiendo el Don Nicanor Barrel Select Malbec porque es un Malbec muy complejo e innovador en la Bodega, desde su concepción en el viñedo hasta el packaging, siendo muy intenso en nariz y con una boca profunda y sedosa. Por otro lado, elijo un Cadus Signature Series Pinot Noir, un vino distinto con un sello de personalidad, fresco y versátil para maridar ¡Salud!”.

Finalmente, Roberto Gonzalez, enólogo de Bodega Nieto Senetiner y encargado de la elaboración de los espumantes, aseguró que disfruta “de estar desafiandome continuamente, cosecha tras cosecha, en hallar esa perfección que aprendí en mi formación académica y de enólogos maestros”, y ponderando su especialidad agregó: “En mi opinión el espumante es por excelencia la bebida más emblemática y refinada de la Industria, requiere de un alto conocimiento de las ciencias enológicas y de mi propia sensibilidad”.

Roberto Gonzalez, enólogo de Bodega Nieto Senetiner - Gentileza

Por su puesto su recomendado tiene que ver con los espumantes: “Para celebrar este día propongo hacer un brindis con un Nieto Senetiner Brut Nature, espumante emblema de la bodega, que toda refleja nuestra expertise”.