“Creo firmemente que cuando alguien entra al mundo del vino, no sale más”

“Creo firmemente que cuando alguien entra al mundo del vino, no sale más”
El enólogo y comunicador Pablo Ponce.

En el marco de la reciente Semana del Cabernet Sauvignon, Guarda14 organizó una charla virtual sobre “el rey de las tintas”, que estuvo a cargo del enólogo comunicador Pablo Ponce Tiviroli.

Cuando el corazón de una persona se debate entre dos pasiones, a veces es difícil elegir solo una. No fue este el caso de Pablo Ponce, quien que supo conjugar ambas profesiones –periodismo y enología- para acercar a las personas lo mejor del mundo del vino.

-¿Qué significa el vino en tu vida?

-Es el motor de crecimiento que tengo actualmente, desde el desarrollo profesional hasta el personal. Me ha permitido conocer personas, lugares, y sobre todo, desarrollarme en mi trabajo de comunicador, como docente y expositor, brindando charlas y cursos.

-¿Qué despertó tu pasión por este mundo?

-Creo que lo que más me atrae del mundo del vino es que no tiene techo, tiene una proyección infinita a la hora de pensar que va a suceder en los próximos años. El vino es una bebida milenaria que ha sobrevivido a civilizaciones, ha estado en todas las colonizaciones y eso es lo que más me atrae, saber que de aquí a miles de años más seguirá existiendo como bebida. El vino genera disfrute, encuentros, experiencias positivas… lo usás para celebrar y también para curar penas.

-¿Cómo iniciaste este camino profesional, que hoy te encuentra en un rol según tus palabras de “enólogo comunicador”?

-Desde chico me gustó mucho leer y escribir, y Comunicación fue una de las carreras que se me cruzó por la cabeza cuando era adolescente. Pero cosas fortuitas –porque no provengo de una familia relacionada con el vino- me hicieron seguir el camino de la Enología. Cuando empecé a estudiar en 2002 no había redes sociales, blogs, ni portales dedicados al tema del vino, y toda la información a la que accedía y las materias eran “chino básico” (risas). En esos momentos yo pensaba “¿Cómo no existe un diccionario Enología-español, Español-enología?”.

En 2005 empecé a trabajar en bodegas y a entender mucho más de que iba esto del vino. El hecho de poder degustar vinos, conocer las partes de la bodega desde adentro, realizar todas las tareas, hizo que me diera cuenta de que el mundo del vino era mucho más que lo que decían los libros.

Así fue como empecé a escribir sobre mi trabajo en la bodega, a hacer gráficos… En 2012 todos esos “apuntes” decidí volcarlos a mi blog, The Big Wine Theory, pensado para que la gente pudiera acceder a información más comprensible. Una vez leí una frase que me identifica mucho: cuando uno cuando es grande tiene que ser la persona que necesitaba cuando era joven. Con esto quiero decir que cuando empecé a estudiar me hubiese gustado que hubiera un Pablo Ponce que tuviese un blog de vinos, que explicara fácil los procesos, encontrar una red social que me mostrara todo lo que sucede en el viñedo y la bodega...

-Como enólogo, trabajaste en bodegas en el sector técnico y podrías haber seguido por ahí… ¿qué te llevó a cambiar de dirección?

-Trabajé en 4 bodegas, afortunadamente todas muy importantes, y desde mi posición (soy muy inquieto y ansioso) notaba que esperar quizás un año para hacer algo distinto me aburría. ¡Vivía pidiendo hacer cosas nuevas!. Lo que más me llevó a salir de lo técnico fue abrir la cabeza para conocer otra perspectiva del mundo del vino, y profesionalizar esa comunicación que ya venía haciendo un poco de manera amateur.

En un momento dado hice un click y así fue como en 2014, el último año en que trabajé como enólogo, decidí encaminar 100% mi carrera hacia la comunicación. Fue casi empezar de cero, conocer un nuevo ambiente laboral, con gente que me abrió las puertas y otra que no tanto. Pero siempre con constancia y ganas, sabiendo que este era el camino. Soy un afortunado de trabajar de lo que me gusta.

-¿Cuáles son los aspectos clave en la comunicación del vino hoy?

-Creo que es algo que últimamente está muy trillado, pero es fundamental hacerle fácil y entretenida la información a la gente; la comunicación debe ser atractiva para que el público se conecte con lo que le estamos contando.

Hay que guardar también una coherencia, porque no podemos enseñar que para tomar un vino hace falta un decanter y una copa de cristal, y al año decir que al vino se le puede echar soda y no pasa nada… Las dos cosas están bien y tienen su por qué, pero esto se debe comunicar al consumidor en forma clara para evitar confusiones.

-Contamos más de tu blog The Big Wine Theory, y tu agencia de comunicación Humo Contenidos

-El blog nació pensando en ese estudiante de Enología que no tenía acceso a materiales fuera lo habitual. Indirectamente se empezó a enganchar mucha gente consumidora de vinos, que le gustaba y entendía un poco de esto, y a la cual le servía la información que yo subía. Por eso una de las secciones que me gusta mucho se llama “Desburrate” y es donde armo artículos explicando temas técnicos en forma sencilla y comprensible.

Este blog me abrió muchas puertas, se hizo cada vez más conocido y gracias a él hoy escribo para diarios de Paraguay, España, Colombia, EEUU, Venezuela, y también de varias provincias, además de Mendoza.

También me permitió formar parte de Argentina Wine Bloggers, un grupo de blogueros de vinos que viven casi todos en Buenos Aires. Esto está muy bueno ya que el bloguero, a diferencia del periodista, habla de estos temas desde la pasión que le generan y sin tanto tecnicismo. Con este grupo armamos charlas con enólogos, degustamos muestras, participamos de capacitaciones y hacemos movidas solidarias.

Por otro lado, la agencia Humo nace en 2016 a raíz de todo el manejo de redes sociales que estaba haciendo desde mi perfil y mi trabajo con algunas bodegas, generando contenidos. Hoy hemos crecido un montón, sobre todo en la pandemia cuando las bodegas terminaron de entender que las redes son un canal de comunicación directo con el consumidor. Junto a mi socio, Martín Rumbo, estamos muy contentos ya que nuestras bodegas clientes y otras empresas relacionadas con el mundo del vino confían en nosotros y en nuestro trabajo.

-Mencionaste la pandemia, periodo en que creció mucho el consumo de vino. ¿Creés que es una tendencia que se va a seguir acentuando?

-Personalmente relaciono esta alza en el consumo con el hecho de que gracias a la pandemia recuperamos dos momentos de comida importantes en nuestra casa, el almuerzo y la cena, en los que se consume vino.

Soy un creyente de que cuando alguien entra al mundo del vino, no sale más. Cuando uno empieza a tomar vino, con el tiempo le va cambiando el paladar y va queriendo probar otros estilos: hay uno para cada gusto y siempre vas a encontrar una opción que te guste. Por todo esto pienso que el consumo va a seguir creciendo y abarcando cada vez más generaciones jóvenes, cosa que antes no sucedía.

-En esta época se dio un auge de los cursos, catas y degustaciones. ¿A qué segmento ves más interesado en aprender sobre vinos?

-Los más interesados en aprender, en mi experiencia, son aquellos que se están iniciando. En los cursos que dicto la mayoría son principiantes y tienen mucha curiosidad por conocer todo sobre el tema. También me encuentro con consumidores habituales de vinos pero que no saben tanto de la teoría y se interesan por aprender más.

-¿Qué planes y proyectos tenés a mediano o largo plazo?

-Fundamentalmente, seguir recorriendo y conociendo bodegas. Armé un ciclo de vivos de Instagram llamado “Desburrate con enólogos”, en donde acercamos temas al público de manera sencilla. También estoy gestando “Desburrate con bodegas”, algo similar pero visitando los establecimientos para mostrar en vivo lo que allí sucede.

Otro gran proyecto que tengo es terminar un libro que comencé hace un tiempo, con la idea de hacer una publicación de infografías para mi hija –tengo una nena de 4 años- para que empezara a aprender. Compartiéndolo en mis redes mucha gente me pidió que lo siga desarrollando y lo publique, así que ahora estoy con eso. Será casi un manual para iniciados en el mundo del vino con todo lo que no pueden dejar de saber, explicado en forma muy entretenida, por ejemplo con códigos QR que al escanearlos te lleven a videos.

Si querés conocer mejor a Pablo Ponce Tiviroli:

Instagram: https://www.instagram.com/pabloponcetiviroli/

FanPage: https://www.facebook.com/TheBigWineTheory

Twitter: @poncetivi

Facebook: Pablo Ponce Tiviroli

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA