martes 11 de agosto de 2020

Derramar vino trae mala suerte, según los supersticiosos.
Guarda14

Cinco supersticiones sobre el vino

La mala suerte relacionada con el mundo del vino también existe y, además, data desde mucho tiempo atrás. A cruzar los dedos antes de saber en detalle cuáles son.

Derramar vino trae mala suerte, según los supersticiosos.

La palabra superstición viene del latín supérstites, que refiere a las personas que salían vivas de una batalla lo cual no era muy honorable en ciertas situaciones. Supersticiones hay muchas y las más conocidas tienen que ver con la presencia de algún gato negro, o por pasar por debajo de una escalera o romper un espejo. Mal rollo (como dicen los españoles), en cualquier caso.

En el mundo del vino también hay malos rollos y tienen que ver con ciertas costumbres con significados poco halagüeños y no demasiado contrastados en realidad. Lo cierto es que son varias las malas suertes que tienen que ver con el vino.

El sumiller y escritor de vinos español, Javier Campo, detalla al menos cinco, en esta nota en el sitio especializado, Vinetur. A continuación.

1- Derramar vino en la mesa

Derramar el vino en la mesa era un mal presagio, ya que, según la religión cristiana y la transubstanciación del vino convertido en la sangre de Cristo, verterlo era mal presagio y por ello se mojaban las yemas de los dedos para santiguarse y hacer la señal de la cruz. Esto derivó en que verter el vino en la mesa era señal de bonanza y se mojaban las yemas de los dedos para tocar la frente mientras se disculpaba al torpe sirviente al grito doble de “alegría, alegría”. Con los vinos espumosos, era mucho más fácil que se vertiera el contenido de la botella por el carbónico y, no tocar la frente era mal presagio.

2- No mirar a los ojos al brindar

Luego está el tema de mirarse a los ojos al brindar ya que, sino se presagian siete años de mal sexo. Esta es muy nueva y mezcla los años de mala suerte del espejo de antes. Otra es con rima y tiene que ver con poner la copa sobre la mesa o no ya que, “quien no apoya no....”. En realidad, el tema del brindis y no perder de vista al de delante tenía mucho que ver con la tradición de chocar las copas para que se vertiese el vino de una copa a la otra y, así, se sabía que no estaba envenenada.

3- Beber con copas nuevas en fin de año

En fin de año, hay que beber en las copas del año pasado, romperlas y hacer otro brindis con copas nuevas para augurar un año nuevo bueno. Bueno, puede que muchos quieran seguir esta tradición para no obtener mala suerte, pero no es nada barata cumplirla.

4- Brindar con agua

Los que no beben vino y brindan con agua tiene muy mal rollo asegurado ya que simboliza el sufrimiento eterno según la cultura de la antigua Grecia y el inframundo de Hades.

Servir el vino con la mano izquierda, una de las supersticiones existentes.Web

5- Servir con la mano izquierda

Quizás una de las supersticiones más arraigadas sea la de servir con la mano izquierda lo cual, en la Edad Media, era sinónimo de falta de respeto, traición (para señalar a quien matar) y sobre todo y peor, la parte izquierda, la siniestra, se relacionaba con los ritos y cultos al diablo. Entonces, venían los colegas de la inquisición y ahí, el mal rollo, era muerte segura.

Fuente: vinetur.com