viernes 23 de abril de2021

Chandon lanza nueva identidad para sus espumantes y anticipa un crecimiento de 15% en 2021.
Guarda14

Chandon lanza nueva identidad y anticipa un crecimiento de 15% en 2021

Comenzará a exportar Apéritif a Estados Unidos y Europa, con lo que las “burbujas” argentinas llegarán a Francia, la cuna de los espumantes

Chandon lanza nueva identidad para sus espumantes y anticipa un crecimiento de 15% en 2021.

La frase “Un mundo de posibilidades” bien puede evocar, entre otros conceptos, una sensación de esperanza en un momento complejo. También podría decirse que continuar con los planes de renovar la imagen de marca en el medio de una pandemia es, sin duda, una apuesta al futuro. Pero Moët Hennessy Argentina tiene una buena noticia adicional para el lanzamiento de la nueva identidad de Chandon: las ventas en el primer trimestre de 2021 superaron lo esperado.

Para que los primeros en conocer las nuevas etiquetas de la línea de espumantes se contagiaran del espíritu aventurero de la marca, se les hizo llegar unos días antes una caja con un candado con un código numérico. La consigna era esperar hasta este martes cuando se podía escanear el código QR y mirar un video sobre la historia de Chandon y el porqué de la renovación, para luego recibir la combinación que permitió abrir la caja y descubrir cómo se ven ahora las botellas de Extra Brut, Rosé, Délice (especial para tomar con hielo), Apéritif (bitter, macerado con naranjas y especias) y Cuvée Brut Nature.

Gustavo Perosio, director general de Moët Hennessy Argentina, explicó se trata de un cambio de identidad visual que unifica los códigos de la marca a nivel global, teniendo en cuenta que Chandon tiene seis bodegas alrededor del mundo. De hecho, las siete puntas de la estrella de las nuevas etiquetas hacen referencia a los establecimientos elaboradores en Argentina, Australia, Brasil, China, Estados Unidos e India, a la que se suma el origen francés de su fundador, Robert-Jean de Vogüé.

El renovado packaging busca ser innovador y moderno, pero a la vez elegante, y que refleje el espíritu pionero, la curiosidad y la forma diferente de ver las cosas de quienes hacen Chandon. Por eso, el nombre de la marca ahora se aparece en forma vertical. Al mismo tiempo, tuvieron presente el nacimiento, en 1959, de la bodega en Mendoza (ese “Un mundo de posibilidades” del sello hace referencia a de dónde vienen y el recorrido por delante). “No es muy común que haya una maison, en este caso productora de burbujas, que se haya creado en Argentina, hace más de 60 años”, resaltó Perosio.

Gustavo Perosio, director general de Moët Hennessy Argentina. ESTUDIO SISSO CHOUELA | Moët Hennessy Argentina

Los consumidores podrán ver muy pronto el nuevo packaging. Y será antes de lo que la empresa tenía previsto el año pasado, porque los volúmenes de venta fueron muy buenos en 2020, a pesar de la pandemia, y los clientes redujeron los stocks. Cuando en abril todo apuntaba a una caída marcada en las ventas, finalmente Chandon pudo cerrar el año con un leve descenso, pero con uno de los mejores resultados de los últimos meses de diciembre.

Perosio detalló que en el primer semestre de 2020 habían tenido un buen crecimiento, que se frenó cuando comenzó la pandemia. Para este año, anticipaban unos niveles similares a los del pasado, pero se han visto sorprendidos por un incremento inesperado, de doble dígito en todas las variedades. Chandon Rosé, Délice y Apéritif son los principales responsables de esta suba, pero también se ha recuperado el Extra Brut, con lo que se vieron obligados a ajustar los planes de producción para 2021.

En cuanto comenzaron las primeras restricciones a nivel mundial por el Covid-19, la industria vitivinícola se preparó para una reducción en el consumo y quienes elaboran espumantes, aún más. Es que este tipo de vinos se asocia a las ocasiones de celebración y las reuniones, que habían sido suspendidas. Sin embargo, tanto el mercado interno como las exportaciones repuntaron y los espumantes, aunque cayeron en general, lo hicieron mucho menos de lo que se esperaba.

Chandon lanza nueva identidad para sus espumantes y anticipa un crecimiento de 15% en 2021. Moët Hennessy Argentina

El director general de Moët Hennessy Argentina explicó que mucha gente recuperó la relación con el vino y con el espumoso, y consideró que esa tendencia va a sostenerse. También señaló que los rosados, que ya mostraban un crecimiento en los últimos años, tuvieron uno más importante en 2020. Por otra parte, Délice creció 40% el año pasado y lo mismo sucedió con Apéritif, que lanzaron hace dos años y atrajo a nuevos consumidores y les dio mayor participación en el mercado.

Perosio sumó que esperaban que 2021 fuera parecido a 2019, un año en el que tuvieron un incremento en las ventas. Pero los tres primeros meses del año permiten avizorar que estarán un 15% por encima de 2019. Y si bien están quitando 2020 del análisis, por lo particular de la pandemia, sí hay ciertos cambios en el consumo que consideran que se mantendrán, como la elección de espumosos dulces o rosados y de los formatos chicos.

Sobre esto último, planteó que quienes estaban en sus hogares solos o en pareja tal vez no se abrían una botella de 750 centímetros cúbicos, pero sí una de 187 o 375; productos que llevan un buen tiempo en el mercado, pero fueron descubiertos por consumidores que hasta ese momento no los habían probado.

En cuanto a las exportaciones, Perosio detalló que también han ganado en ese mercado, de la mano de exportaciones de Apéritif a Estados Unidos y Europa. “Vamos a tener burbujas argentinas en Francia. Para nosotros en un hito”, lanzó.