martes 9 de marzo de 2021

Vino Chacayes 2015 de bodega piedra negra, elegido como el mejor vino argentino 2020
Guarda14

Chacayes 2015: el vino que Wine Spectator eligió como el mejor de Argentina 2020

Elaborado por Bodega Piedra Negra, se ubicó en el puesto 8 del tradicional ránking de la revista estadounidense. Todos los secretos de esta añada y de las próximas cosechas.

Vino Chacayes 2015 de bodega piedra negra, elegido como el mejor vino argentino 2020

Como cada año desde 1988, la prestigiosa revista especializada Wine Spectator dio a conocer el listado de los mejores vinos de todas las regiones vitivinícolas del mundo de los últimos 12 meses. Teniendo en cuenta varios factores, como calidad, valor, disponibilidad y entusiasmo, en el 2020 el puesto número uno se lo llevó el español Rioja Castillo Ygay Gran Reserva Especial 2010 de Bodegas Marqués de Murrieta, pero Argentina, y Mendoza en particular, se ganó un lugar dentro del Top 10 con Chacayes 2015 de Bodega Piedra Negra.

Se trata de un vino que salió a la luz en 2019, luego de un proceso de fermentación en barricas y tinas de cemento de 5.000 litros y una crianza durante 24 meses en roble francés mayoritariamente nuevo, con algunas ánforas utilizadas para atenuar la influencia del roble, según la descripción que aportó Kim Marcus, uno de los críticos de Wine Spectator.

Para entender este reconocimiento internacional para Chacayes hay que conocer la historia de Bodega Piedra Negra y su fundador, François Lurton, quien tiene bodegas en distintas partes del mundo como Chile, España y Francia.

Cuando arrancó Argentina, su convicción era que tenía que hacer en acá un Cabernet, porque era lo que más conocía, según comentó Alfredo Mestre, enólogo principal de Bodega Piedra Negra. Al instalarse en Mendoza a comienzos de los ’90 plantó esa cepa, apostando por vinos de alta gama.

Con el tiempo descubrió lo que era el Malbec y su potencial, sobre todo, en el Valle de Uco. Para él fue una sorpresa, porque su apuesta inicial era el Cabernet, pero quedó encantado con el Malbec mendocino.

Al año siguiente de su llegada, decidió plantar Malbec. Con el correr de los años la planta fue madurando y a partir de los ’00 ya empezó a hacer grandes vinos con Malbec.

El siguiente paso, fundamental para llegar a este distinguido Chacayes, fue la importación desde Francia del clon Cot de Malbec, que junto al argentino se volvió parte del corte de este vino.

En sus inicios, Chacayes estaba compuesto por 10% Cabernet y 90% de Malbec repartido entre el Cot y el local. En el año 2015, con la madurez de las plantas, el Cabernet fue eliminado y el corte fue realizado en su totalidad con los dos clones de Malbec.

Alfredo Mestre hace hincapié en esta composición, porque las diferencias entre estos dos tipos de Malbec le dan características particulares al vino, como la acidez, que justamente fueron destacadas por los críticos de Wine Spectator.

“El clon traído por François desde Francia es lo que le aporta la tensión y la vivacidad al corte, esto significa que tiene una acidez mucho más marcada que el Malbec y un tanino y nariz floral realmente diferente. Eso nos ayuda a jugar y complementar con el Malbec, que es mucho más redondo, más suave y elegante”, afirmó Mestre.

Puntualmente, Kim Marcus, el especialista que hizo la crítica de Chacayes, resaltó que se trata de un vino “muy elegante y rico, con sabores concentrados de kirsch, ciruela oscura y tarta de cereza, respaldados por taninos de grano medio y acidez fresca. Muestra agarre en el paladar medio, lo que lleva a un final que se vuelve cremoso y lujoso, preparado con una riqueza picante y acentos de mousse de chocolate”.

Para obtener estos resultados, principalmente la acidez, el enólogo de Bodega Piedra Negra explicó que fueron varios los factores que se conjugaron en la cosecha 2015. En primera instancia, como ya lo mencionó, el Cot aporta acidez. A eso se le suman la altura, la insolación, la amplitud térmica en el periodo de madurez y la pobreza de los suelos, características típicas de la IG de Los Chacayes, que se combinan con una densidad de plantación alta que genera un factor más de estrés para la planta, ya que compiten entre sí para poder desarrollarse. Un tercer factor que puntualizó Mesntre es que en 2015 fue un año prematuro, donde ellos cosecharon 15 días antes del promedio histórico.

“La acidez, los taninos y el alcohol son muy valorados por los críticos porque son algunas de las características que tiene que tener los vinos de guarda. Además de la acidez, este vino tiene una intensidad colorante que parece que fuese uno de 2019/2020. Todo eso decantó en este premio”, sostuvo Mestre. Respecto a esto, Marcus recomendó que Chacayes puede tomarse desde ahora y hasta 2027.

Otro aspecto destacado por Wine Spectator sobre Chacayes 2015 es que se trata de un vino elaborado con a partir de uvas 100% orgánicas. “Las 130 hectáreas de nuestro viñedo son orgánicas certificadas y los vinos también lo son. En las dos parcelas de las que sale Chacayes no entra ningún tipo de tractor y todos los trabajos son manuales”.

“Nosotros tenemos la visión o el deseo de que toda la IG Los Chacayes sea orgánica. Por un lado, porque las condiciones están dadas para que sea así, y también por una concientización acerca del cuidado de la tierra”, expresó el enólogo.

El sucesor de Chacayes 2015

La siguiente cosecha que presentará Piedra Negra es el Chacayes 2017 -la 2016 fue salteada-, que contará con la particularidad de ser el primero en llevar en su etiqueta el sello que certifica que es un vino orgánico.

Alfredo Mestre anticipó que se trata de una añada que fue muy complicada para la enología en general, pero para Los Chacayes fue un buen año. “Fue la prueba de que se puede trabajar con el sistema orgánico. Llovió muchísimo y hubo muchos problemas en las bodegas con podredumbre de uva y la fermentación, pero para nosotros fue una cosecha impecable, muy parecida al 2015”, detalló.

La principal diferencia que destaca el enólogo entre 2015 y 2017 es que la producción fue menor en la cosecha que presentarán este año, lo que les dio menos cantidad de botellas, aunque la calidad fue muy buena.

Domaine Bousquet, Zuccardi y Luigi Bosca dentro de los 100 mejores

La representación mendocina en la lista de Wine Spectator no terminó en Chacayes. Dentro de los 100 mejores vinos de todo el mundo del 2020 según la prestigiosa publicación estadounidense hubo otras tres bodegas de nuestra provincia. Se trata de Domaine Bousquet, Zuccardi y Luigi Bosca que compartieron el ranking con otros establecimientos vitivinícolas del nuevo y viejo mundo.

De estas tres, en el puesto número 43 y con 90 puntos, también del Valle de Uco, se ubicó Domaine Bousquet con su Malbec Tupungato 2019. Kim Marcus explicó en la nota de cata que “ofrece un aroma ahumado, con refinados sabores de frambuesa y grosella roja, respaldado por una acidez crujiente”. Además, presenta “paladar sabroso, con un final de grano fino que ofrece notas de regaliz negro y alquitrán”. La recomendación es beberlo ahora y hasta 2024.

El tercer vino mendocino del ranking de Wine Spectator es Familia Zuccardi Malbec Valle de Uco José Zuccardi 2016. En el puesto 56 y con 93 puntos, Kim Marcus asegura que este vino presenta “aromas explosivamente frutados y sabores de mora, cereza oscura y tarta de ciruela que son cremosos y están llenos de ricos acentos salados y especiados para cocinar”. Además, es “poderosamente estructurado, mostrando chocolate negro y moca en el final, con notas de menta seca”. La recomendación es beberlo desde ahora hasta 2025.

El último de la lista es de Bodega Luigi Bosca, el Malbec Luján de Cuyo D.O.C Single Vineyard 2017 se ubicó en el puesto 69. “Los sabores de cerezas y moras secas con inflexión de sándalo están llenos de riqueza sanguínea”, dice la nota de cata de Marcus. “El final deliciosamente especiado presenta una textura cremosa”, añade y aconseja beber hasta 2024.