miércoles 28 de octubre de 2020

Dejó su impronta en los estudios realizados sobre la tecnología de agricultura de precisión.
Fincas

Tristeza en el INTA, falleció el director de la Estación Experimental de Luján de Cuyo

El ingeniero Hernán Félix Vila fue uno de los impulsores del Plan Estratégico Vitivinícola provincial. Como profesional realizó valiosos aportes al desarrollo de nuestra industria madre.

Dejó su impronta en los estudios realizados sobre la tecnología de agricultura de precisión.

En la jornada falleció el ingeniero Hernán Félix Vila, el director de la Estación Experimental Agropecuaria Mendoza del INTA. La noticia generó un duro golpe en el ámbito científico local y en el sector vitivinícola. Como profesional, entre otros grandes aportes a la industria madre provincial, Vila dirigió el grupo técnico que redactó el Plan Estratégico Vitivinícola (PEVI 2020).

El ingeniero será recordado por su profesionalismo y sentido humano. En su amplia carrera fue artífice, entre los años 1993 y 1999, del programa de extensión vitivinícola en el marco del Programa Cambio Rural. Por su conocimiento coordinó el Proyecto Regional INTA apuntalando los estudios sobre la vitivinicultura en la Región Centro Oeste en Argentina. También guió trabajos de investigación como el de desarrollo de los sistemas de manejo del viñedo para optimizar la calidad y la producción de uvas a vinificar financiado por la Corporación Vitícola Argentina (Coviar).

Dejó su impronta en los estudios realizados sobre la tecnología de agricultura de precisión y su aplicación en la fruticultura, proyecto nacional que abordó el INTA, y abordó observaciones sobre la Intensificación sostenible de la fruticultura argentina, programa nacional que se desarrollo entre 2013 y 2015.

Egresó como Ingeniero Agrónomo de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo), obtuvo el título de Magister Scientiae en Viticultura y Enología, en la Facultad de Ciencias Agrarias UNCuyo y École Nationale Agronomíque de Montpellier (Francia) y luego se Doctoró en Ciencias Biológicas con orientación en Fisiología Vegetal del Programa de Posgrado en Biología (PROBIOL) de la UNCuyo.

Su calidad como investigador se hizo notable en el Laboratorio de Viticultura de la EEA Mendoza, en el que trabajó desde 2001 al 2015, año en que asumió la dirección de la Estación Experimental Mendoza. Mientras que a nivel académico, también fue profesor invitado en la Maestría de Viticultura y Enología de la FCA-UNCuyo (2005 y 2012), miembro del Comité Académico (2006-2008) y director de tesis de maestría y doctorado.

Sus logros académicos y profesionales fueron menores al lado de su rol humano, siendo valorado por sus colegas y discípulos, proveyendo más allá de las herramientas para el trabajo, una visión que trascendió lo agronómico. La partida de este excelente profesional del INTA deja un hueco imposible de llenar, pero el legado que queda en sus compañeros lo mantendrá siempre presente. Fue un líder afectuoso, criterioso y muy generoso con todos los que lo rodearon. Fue destacable la calidez, predisposición, compañerismo y capacidad de escucha que cultivo el ingeniero Hernán Félix Vila en su desempeño diario.