Ola de calor: la Niña afectará la producción de carne y elevará los precios

Ganadería
Ganadería

Un informe del Rosgan advierte que las altas temperaturas afectarán la producción de Hacienda, como resultado de destetes más tempranos y mayores descartes de animales ante la menor oferta forrajera.

El Gobierno publicó recientemente un nuevo esquema de restricciones para las exportaciones de carne vacuna que, junto con el acuerdo para vender algunos cortes a precios congelados, suman esfuerzos por mantener estables el monto final que pagan los consumidores en el mercado interno, sin embargo, la presencia del fenómeno La Niña, trae malas noticias para el campo argentino, pero que se trasladrán a toda la cadena de consumo.

De acuerdo con un informe del mercado ganadero de Rosario (Rosgan), “la seca que ya azota a vastas zonas productoras del país, sumado a las altas marcas térmicas que se han estado registrando y que nuevamente están en los pronósticos para los próximos días, es la variable que podría terminar de agudizar la actual escasez de hacienda, condicionando a su vez la recuperación de la oferta hacia el mediano y largo plazo”

Ante esta situación, para aliviar a las vacas en lactancia, se están efectuando destetes anticipados, y a la vez se está dando salida a muchos vientres que no tendrían otras posibilidades de subsistencia. Por eso, se esperan terneros más livianos, y una zafra menos concentrada en los meses pico.

“A su vez, ante los elevados precios que registra el ternero, es esperable que el criador tienda a desprenderse de otras categorías de hacienda, reteniendo la invernada, lo que podría llevar a una zafra aún más aplanada de lo que se vio en los últimos años”, se incluye en el informe.

Terneros
Terneros

Se venderán novillitos y vaquillonas

Asimismo, es probable que novillitos y vaquillonas que, hasta el momento se encontraban en la recría pastoril serán destinados al consumo, como una alternativa más accesible ante el encarecimiento del grano.

La sequía agravará aun más la situación, ya que es probable que le ponga presión a los precios del maíz y de la soja y que agote la oferta forrajera disponible para lo que resta del verano y también las reservas para el invierno.

En síntesis, será un desafío sostener los pesos de faena que vienen bajos, si se los compara con la ganadería en Uruguay o Brasil (226 kilos por animal, contra 250 o 260 kilos).

“El 2022 no será el año en el que comencemos a recuperar nivel de oferta. Y hacia el largo plazo, ya pensando en las zafras de terneros de 2023 e incluso de 2024, es donde vemos una importante restricción en el nivel de oferta”, completa el reporte.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA