Nicolás Bruno: “Queremos consolidarnos como el número dos indiscutido en los espumosos”

Nicolás Bruno habló de las expectativas de Dante Robino para el mercado de vinos.
Nicolás Bruno habló de las expectativas de Dante Robino para el mercado de vinos.

El gerente general de Dante Robino, la bodega de Quilmes en Mendoza, charló con Los Andes y anticipó sus ambiciones en el mercado vitivinícola. Los nuevos productos que lanzarán, la construcción de un bar y mucho más.

Más de dos años lleva Quilmes en la industria vitivinícola y su ambición por convertirse en uno de los líderes del mercado con la bodega Dante Robino no se detiene. Si bien todavía no han llegado “a Marte”, como plantearon en 2021, si serán una de las dos bodegas mendocinas que estarán en el Mundial de Qatar 2022, tal como lo contó a Los Andes Nicolás Bruno, gerente general de la empresa.

En una charla con este medio, Bruno aseguró que en este tiempo ya han invertido entre dos y tres millones de dólares solo en mejorar la infraestructura de la compañía. Además, anticipó los nuevos lanzamientos para el 2022 y la construcción de un bar dentro de la bodega.

- En este tiempo en la compañía, uno de los lanzamientos más ambiciosos fue el de Nave, con el que decían que querían “llegar a Marte”, ¿cómo ha sido el primer año de esta línea?

- Estamos contentos, es una marca que está creciendo un montón y está generando eso que buscábamos: un vino espectacular para el segmento de precios que tiene. Algunos nos dicen que lo tendríamos que poner más caro, pero pensamos que está bueno que esté en ese rango de precios para que los consumidores digan “Che, que buena relación precio/calidad que tiene”. Es una marca que gusta, atrae y para cada vino tiene varias etiquetas que llevan a los empleados de Dante Robino, que somos los que hacemos funcionar esta Nave.

Ahora vamos a lanzar el bag in box, para otras ocasiones de consumo, con la facilidad que da el envase para enfriar. Apostamos a que siga creciendo.

- Otros de los lanzamientos fue Ping Vino. ¿Cómo ha respondido el público a la retornabilidad de los envases?

- Es un proyecto en el que tenemos muchas expectativas. Cuando hicimos las pruebas piloto funcionó muy bien y la expansión nacional empezó a dar resultados. Después, con el contexto macroeconómico que tenemos, la rentabilidad en ese segmento de precios comenzó a estar un poco ajustada. La decisión que tomamos fue seguir, pero con muchas menos expectativas de crecimiento, por lo menos hasta que se acomoden las cosas. Es un proyecto desafiante con la construcción de una marca nueva, un hábito nuevo y en un segmento donde el vino no es retornable. Seguimos confiando en el proyecto, pero con más calma y aprendiendo un poco más.

Queremos estar tranquilos con Ping Vino, sobre todo en un año en el que estamos creciendo tanto en las otras marcas. Es un proyecto que me encanta y no lo vamos a abandonar.

- Siguiendo con la línea de los envases, ¿qué pasó con los vinos en lata que habían proyectado?

- Vamos a lanzar en breve Novecento Espumante en lata. Estuvimos haciendo muchas pruebas de calidad porque queríamos quedarnos tranquilos de que la reacción de los nuevos barnices que se estuvieron probando en el mercado de la lata iba a ser compatible con los líquidos. Todo dio bien y nos quedamos tranquilos con que podemos salir al mercado con ese producto y vamos a tener el lanzamiento en breve.

- ¿Cuál es la inversión que han hecho en dos años en Dante Robino?

- La inversión va acompañada del crecimiento. Para crecer tenés que invertir en capital de trabajo. Lo que hemos puesto para mejorar las instalaciones de Dante Robino son aproximadamente dos o tres millones de dólares. Después tenemos mucha inversión para crecer, algo necesario para poder competir.

La compensación llega y, de alguna manera, tratamos de autosustentarnos en el negocio del vino generando los propios recursos para seguir creciendo.

Tenemos que ver cómo reacciona el mercado local e internacional. Tenemos una apuesta fuerte en Brasil, donde el 11 de octubre tenemos el lanzamiento oficial de la marca en el Parque do Ibirapuera.

La palabra inversión, para nosotros, implica un retorno. Si los retornos son los esperados vamos a seguir apostando por Argentina.

Nicolás Bruno
Nicolás Bruno

- ¿Qué volumen han estipulado para el 2022?

- En el 2022 estamos pensando cerrar con un volumen de 150.000 hectolitros en el mercado local y un poco más en el mercado externo. Esto nos va a llevar a multiplicar casi por ocho el tamaño de la bodega, respecto a lo que producía cuando la compramos en marzo de 2020.

- ¿Las inversiones que han hecho están solo apuntadas a la productividad?

- Estamos buscando aumentar la felicidad de la gente que viene a la bodega. Por eso, estamos trabajando en la inauguración de un bar que buscamos abrir, inicialmente, el 9 de diciembre, una fecha muy especial para más de la mitad de Argentina (NdR: Bruno es fanático de River Plate y su referencia es al histórico partido en Madrid entre el “Millonario” y Boca Juniors en Madrid el 9 de diciembre de 2018). Entre mediados de diciembre y mediados de enero ya vamos a tener el bar en el mismo predio donde tenemos la bodega.

Vamos a generar experiencias como cine al aire libre o de índole astrológico. La idea es que la gente se divierta, pueda tomar nuestros vinos, pero también otras bebidas que deseen. Todo acompañado con una comida muy informal y descontracturada.

- Han tenido más de 20 lanzamientos en dos años, ¿tienen pensado algo más?

- Vamos a sacar al mercado un Pet Nat,van a ser 10.000 botellas de este vino de fermentación natural de uva torrontés y con tapa corona. Además, tenemos dos sorpresas: una bebida a base de vino, lista para tomar, que vamos a lanzar entre octubre y noviembre; y, para fin de año, tenemos pensado un nuevo espumoso, distinto, que nadie ha lanzado aún. No creo que generemos las repercusiones de LPQTP, pero buscamos que agrade al consumidor y que todos puedan brindar.

- Viniendo de otra industria, ¿qué detectaron que le falta al mundo del vino o por qué han hecho tantos lanzamientos?

- Nosotros tratamos de mirar con el foco puesto en el consumidor. La industria del vino es súper desafiante y es muy difícil distinguirte, entonces, lo que tratamos de hacer es tener una identidad. Todo lo de los planteas, tener un sueño, Marte, buscamos que se materialice en cada cosa que hacemos. Así, todos nuestros productos tienen una referencia al universo, intentamos que las etiquetas llamen la atención y en todos tenemos la “R” y un círculo en la cápsula.

Estamos tratando de construir, tratando de que le guste al consumidor y con una propuesta superadora en todos los niveles de precios.

- ¿Qué posición del mercado quiere ocupar Dante Robino?

- Empezamos en la posición número 57 en vinos y 7 en espumosos. Ahora estamos número 11 si se promedian las dos cosas (Vinos tranquilos 12/13 y en espumosos 2/3). Queremos consolidarnos como número dos indiscutido en los espumosos. Chandon es el número uno, pero después venimos varias bodegas que disputamos el segundo, tercer y cuarto lugar, dependiendo del mes y la fuente de mediciones.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA