María Becerra dijo que la leche de tambo “tiene pus y sangre” y desde el sector la desmintieron: cómo es la producción

La cantante criticó a la producción de leche, pero productores desmintieron todos sus dichos.
La cantante criticó a la producción de leche, pero productores desmintieron todos sus dichos.

La cantante utilizó sus redes sociales para recomendar a sus más de seis millones de seguidores dejar de tomar leche. Los tamberos se indignaron y desmintieron sus dichos.

Ya se ha visto que las redes sociales pueden ser un arma de doble filo para la desinformación. “La vaca lechera no existe, la vaca no da leche porque sí, ¿sabían?”, dijo en su perfil de Instagram, donde tiene casi seis millones de seguidores, María Becerra y encendió una guerra con el sector lechero del país, quienes reivindicaron la producción.

Quien es una de las artistas del momento en Argentina suele usar sus redes para hablar de su estilo de vida vegano y esta vez se refirió a las vacas lecheras. Entre otras cosas, la trapera sostuvo que “la vaca da leche solo cuando está embarazada”, que una persona “no necesita más leche que la de su madre” o que “está permitido cierto porcentaje de pus y de sangre en la leche”.

“Las vacas lecheras son un objeto de consumo desde que nacen”, manifestó y agregó: “Las embarazan para sacarles el ternero, les conectan unas máquinas y las ordeñan día y noche, está en un espacio en el que apenas entra su cuerpo y viven paradas”.

Estas afirmaciones desataron el enojo de la Sociedad Rural Argentina (SRA), aunque no fueron los únicos, quienes usaron su hit “Miénteme”, grabado junto a Tini, para referirse al tema. “Cada cual es libre de consumir lo que quiera. Pero difundir falsedades solo te convierte en mentiroso”, escribieron en Twitter.

“Cuando las redes sociales están al servicio de la ignorancia, es fácil esparcir mitos falsos y que los repitan millones”, afirmaron los jóvenes del ateneo de la SRA. Y desmitificaron uno a uno los erróneos conceptos de Becerra. “En el afán de querer ver al productor de alimentos como el enemigo, es importante contar que lo que más importa es el bienestar animal. Tener un animal estresado a la larga es menor producción. Sería antiético. No somos salvajes, somos productores”, manifestaron.

La producción de las vacas lecheras

Otras de las cosas que la intérprete dijo fue: “A las vacas las embarazan, tienen sus crías, a las cuales las separan de la madre. A los terneritos, siendo bebés, los sacan a la mierda y los mandan a un matadero porque no les conviene que el ternerito tome la leche que le pertenece, porque tienen que comercializarla”.

Ignacio Kovarsky, un productor lechero y de carne de la zona de Trenque Lauquen, destacó en diálogo con La Nación que estas afirmaciones perjudican al sector porque “muchos jóvenes que no conocen pueden caer en preconceptos y mala información”.

Es mentira que se los tira o se los manda a un matadero. No existe en el mundo que se mande a un ternero a un matadero. Lo que se hace es, en lugar de separarlo a los seis meses como lo hace naturalmente la madre, intervenimos antes para criarlo artificialmente”, explicó.

Además, destacó que mientras una vaca produce 20 litros de leche por día, el ternero solo puede consumir seis o siete. “Todo el exceso de leche que queda en la vaca hay que extraerla porque si no se produce mastitis (inflamación), les duele, se les inflama y se les produce una infección”, detalló el también veterinario.

Sobre el punto en el que María Becerra señaló que por la explotación la leche “sale con pus y sangre” y que eso se permite, Kovarsky declaró que esto puede ser un indicio de enfermedad y no por causa del ordeñe. Al detectar estas alteraciones, los productores recurren a un profesional médico que hace un análisis y tratamiento correspondiente, completando un “cuidado metódico” del animal.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA