Los desafíos del Sur provincial como polo de la ganadería bovina

San Rafael y General Alvear reúnen el 51% de un total de 401 mil cabezas de bovinos. / Archivo
San Rafael y General Alvear reúnen el 51% de un total de 401 mil cabezas de bovinos. / Archivo

General Alvear y San Rafael involucran más del 50% del ganado vacuno de la provincia, pero afrontan problemas de agua y buscan alternativas para continuar creciendo. Los planes para el desarrollo.

Se estima que dos tercios de la ganadería vacuna de Mendoza se concentra en tres departamentos: General Alvear, San Rafael y Malargüe. Incluso, los dos primeros reúnen el 51% de un total de 401 mil cabezas de bovinos. Con estos datos, el oasis sur de la provincia se plantea como el polo ganadero local y algunos referentes afirman que, siempre y cuando se resuelvan algunos problemas, aún queda margen para crecer.

En General Alvear, con 856 unidades productivas y un 24,4% de la producción local (lo que equivale a casi 100.000 bovinos), los productores y el municipio decidieron cultivar alfalfa para ganadería, en parte más conveniente que los frutales por el granizo, ya que tiene varios cortes. El río Atuel viene con una crisis hídrica anterior a otras cuencas mendocinas, pero ayudaron al sector la creación del acueducto Bowen - Canalejas y la inversión en perforaciones.

En 2019 el municipio creó la Dirección de Agricultura, Ganadería y Faena de General Alvear (antes había algo similar, pero más enfocado al agro) y se empezó a incluir al secano. La idea era complementar el trabajo de la Dirección Provincial de Ganadería, contribuyendo a los productores con políticas directas.

“Brindamos herramientas a productores bajo riego. En 2019 se hizo un ANR, un subsidio, para que un productor pueda sembrar hasta dos hectáreas de alfalfa. Con eso terminamos generando un polo con 500 hectáreas de alfalfa”, señaló Agustín Anzorena, director de Agricultura, Ganadería y Faena de General Alvear.

Respecto de la falta de agua, a la fecha se han recuperado 31 perforaciones en desuso y que ahora comparten grupos de productores, con otras perforaciones en cartera. El municipio aportaba la mitad de los recursos y los privados la otra parte, en grupos de al menos cinco productores (no se usaban fondos públicos para un solo privado). Además, se impermeabilizaron con nylon 2.000 metros de un canal con una filtración del 60% en San Pedro del Atuel.

Ganado de San Rafael

Como se comentaba, otro departamento clave en la ganadería local es San Rafael, que cuenta con 883 unidades productivas (708 cerca de la ciudad cabecera y 175 en Monte Comán) y concentra alrededor del 26,8% del stock ganadero bovino, lo que vendría a ser cerca de 108.000 cabezas de vacunos.

Roberto “Panchi” Ríos es presidente del clúster ganadero de Mendoza, pero además preside la Específica de Ganadería de San Rafel, dentro de la Cámara de Comercio del departamento. En ese segundo rol, opinó que la zona “avanza muy bien en las áreas bajo riego” y destacó la producción de maíz, con alrededor de 3.000 hectáreas de maíz y sorgo para la dieta de los animales, y “muchas más hectáreas de alfalfa”.

La escasez de agua también es una problemática en este lugar, y la esperanza es que finalmente se concrete el acueducto Monte Comán-La Horqueta. “Los productores están dispuestos a pagar el 40% del acueducto, porque ven el ejemplo de Bowen-Canalejas y cómo han cambiado los animales. Esta semana estuve por ahí y a los animales hasta les ha cambiado el pelaje, es otro nivel”, señaló Ríos.

En cuanto a avances, se estima que el 80% de los ganaderos hoy realiza los cruces con toros de cabaña, no como antes que se prestaban los animales entre vecinos. Es una técnica más costosa pero se traduce en una mejor calidad. Además, la Específica de Ganadería de San Rafael quiere generar grupos de a 10 productores para ser asesorados por un veterinario en el campo (no en la ciudad, sino en el mismo sitio) y que se analice la sanidad de los animales.

Otro tema que estudian con la Dirección Provincial de Recursos Naturales es la quema controlada para mejorar la producción de alfalfa y maíz. “Hay mucho para trabajar y mejorar. Hay un lindo equipo de ganaderos en la Específica y recuperamos los remates. Tenemos uno casi todos los meses en el predio ferial de Alto del Algarrobal. El productor no debe trasladarse a San Luis para hacerlo”, agregó el ganadero sanrafaelino.

Cómo seguir creciendo

En General Alvear se han dado otras iniciativas para que el sector siga en crecimiento. Por ejemplo, en 2020 se hizo una prueba piloto de un sorgo forrajero resistente a la sequía, en cinco hectáreas de cinco productores (una hectárea por productor). Así como hizo antes con la alfalfa, para esta experiencia el municipio subsidió con fondos propios la siembra, el fertilizante y el combustible.

“La idea es buscar alternativas en la producción de forraje porque se necesita mucha agua. Había que ver primero cómo se desarrollaba esta planta y, como tuvo buen resultado. Se apunta ahora a hacerlo masivo”, señaló Agustín Anzorena, director de Agricultura, Ganadería y Faena de General Alvear.

Otro caso fue un programa de $ 1,5 millón de Desarrollo Social de la Provincia para comprar carne para 12 merenderos municipales. Ese dinero se dio a 10 productores ($ 150 mil a cada uno) para que se fortalecieran y devolvieran el dinero equivalente en carne de cerdo, faenada en el matadero municipal. “Ahora se va a volver a fortalecer con $ 3 millones. El fin es que los chicos puedan consumir proteínas, pero en el camino fortalecemos al productor local”, afirmó Anzorena.

En cuanto a ganadería caprina, General Alvear planteó un fortalecimiento de genética con la compra de 10 machos de raza Boer (con una inversión aproximada de $ 500 mil). Se buscó a 10 productores pequeños. Se les dio un macho para mejorar su rodeo y a cambio debieron entregar tres hembras nacidas de la cruza con ese macho, para entregarlas a otros productores y continuar el ciclo. Estos animales poseen un engorde más rápido y una carne de mejor calidad.

Por último, se trabaja en una zona para feed lots, sin escuelas cerca, pero con caminos ganaderos, agua y líneas de alta tensión. “Yo veo a la ganadería con mucho potencial en General Alvear, buscando cómo generar la comida al ganado, recuperando perforaciones y subsidiando la siembra. Tenemos dos rutas importantes que nos conectan con el país. Tenemos potencial y somos un departamento en auge”, cerró Anzorena.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA