¿La vuelta de los vinos blancos?

Llama la atención que tanto el tetra como la botella han tenido un cierre positivo. Principalmente el multilaminado cerró con un alza del 2,1%. / Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Llama la atención que tanto el tetra como la botella han tenido un cierre positivo. Principalmente el multilaminado cerró con un alza del 2,1%. / Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

Llama la atención que tanto el tetra como la botella han tenido un cierre positivo. Principalmente el multilaminado cerró con un alza del 2,1%.

Esta semana se dieron a conocer los datos de los despachos al mercado interno de vinos y en el primer cuatrimestre. Comparado con el mismo período, pero del año anterior, las ventas cerraron con un crecimiento del 3,2%.

Llama la atención que tanto el tetra como la botella han tenido un cierre positivo. Principalmente el multilaminado cerró con un alza del 2,1%. Otro envase que también repuntó, pero sobre una base pequeña, fue el bag in box con un alza del 28%.

Las latas, un segmento que prometía mucho, cayeron 61% y, si bien es temprano para hacer análisis, al parecer el producto por ahora no ha logrado encontrar su lugar.

De hecho, empresas que tenían en carpeta sacar algunas latas, prefieren “esperar y ver” qué sucede en el mercado antes de sumergirse en este nuevo concepto que trata de desarrollar la industria.

No obstante, un dato interesante de este reporte viene de la mano de los blancos. Es que, en el caso de los vinos sin mención de varietal, los blancos aumentaron su consumo 15,8% mientras que, en el caso de los vinos varietales, los blancos subieron 13,7% y arrastraron a toda la categoría.

Datos del observatorio vitivinícola muestran que el torrontés riojano lidera el consumo de vinos en Argentina, seguido por el chardonnay y chenin en tercer lugar, entre las variedades más significativas.

Un dato interesante: la superficie con torrontés riojano viene cayendo desde hace seis años. La superficie de chardonnay lleva 9 años de caída y la de chenin dos décadas. De hecho, hay sólo 1.658 hectáreas en todo el país.

Es conocido en la industria que este año las bodegas tuvieron serios problemas de abastecimiento para lograr la base de los espumantes por falta de blancas disponibles.

Entonces, el aumento de los despachos de blancos, efectivamente impacta en una suba del consumo. ¿Cómo se adaptará la industria a este requerimiento?

¿Sigue sobrando uva blanca varietal?

Las preguntas quedan abiertas, pero hay algo más para aportar: años de pagar las blancas varietales por debajo de los valores de una tinta de la misma calidad, terminaron por dinamitar a varios productores.

Habrá que seguir esta tendencia para ver cómo reacciona finalmente el mercado.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA