martes 4 de agosto de 2020

Entrevista Fincas, productor de Huevos
Fincas

José Romera: “El precio local del huevo se mantiene por la venta a Buenos Aires”

Asegura que con la cuarentena la demanda subió. Durante 2019 el valor se mantuvo planchado y ahora ha mejorado.

Entrevista Fincas, productor de Huevos

José Romera es productor de huevos desde hace 30 años. Cuenta que, desde que comenzó la cuarentena y hasta el uno de mayo, no hubo manera de responder a la demanda de este producto y que el precio se recuperó. Pero desde el mes pasado, el consumo se normalizó y los valores se ajustaron levemente hacia abajo. De hecho, planteó que, de no ser por los envíos a Buenos Aires, caerían aún más.

-Con la pandemia, ¿creció el consumo o hubo dificultades en la producción?

-Aumentó la demanda. Ahora ya se ha regularizado bastante, pero hubo una explosión de la demanda cuando decretaron la cuarentena. Eso hizo que el precio subiera. El precio del huevo es cíclico. Hace muchos años que viene pasando, que aumenta en febrero o marzo, porque es cuando se hace el recambio y otros factores. Desde principios de 2019 que no había aumentado, incluso había bajado algo en setiembre.

Así que coincidió el aumento anual, con que la gente se desesperó por comprar mercadería por la cuarentena. No sólo pasó con el huevo, sino con todo. Pero esa demanda no era real. No era sostenible y no había forma de alcanzarla con la producción.

-¿Qué pasó en esos días? ¿Subió mucho el precio?

-Subió un poco más de lo normal. Lo que pasa es que también lo que le llega a la gente es distinto a lo que es la producción, porque está el intermediario, que muchos tienen criterio, pero por ahí otros aprovechan el momento. Así que hubo precios al consumidor normales y otros que eran una locura. Eso se acomoda cuando la oferta vuelve a estar más o menos ajustada a la demanda, porque al que vende a un precio de locura no le compra nadie. Cuando hay mucha demanda, se vende igual.

-¿Pudieron hacer algo para intentar abastecer esa demanda?

-No hay forma de hacerlo, porque para aumentar la producción se tiene que incrementar la cantidad de animales. Pero hay un lapso mínimo de 5 meses desde que ingresa la pollita hasta que empezás a producir, así que no hay manera de alcanzar esa demanda.

-A ustedes, los productores, ¿les mejoró el precio?

-Mejoró en febrero – marzo, cuando hubo, aparte del acomodamiento anual de precios, un plus por la demanda excesiva. Pero después retrocedió un poco. Desde la semana del uno de mayo en adelante, aflojó bastante la demanda y, por lo menos nosotros, bajamos 10 pesos el maple de huevos. Ahora nos alcanza bien la producción para cumplir con todos.

-En las primeras semanas de cuarentena había más huevos blancos que de color, ¿por qué?

-Acá, en Mendoza, lo que más se vende es el huevo de color. La producción del blanco será un 10% del total.

Normalmente hay una pequeña diferencia de precio del blanco con respecto al de color, porque es un animal un poco más chico y consume algo menos de alimento, así que se vende a unos centavos menos. Pero es el mismo producto, nada más que vienen de distintas razas de animales y el color de la cáscara es distinto.

Lo que pasó es que, con el aumento de demanda, entró huevo de afuera de la provincia, y en el Litoral y en San Juan se produce más blanco. Como no había forma de aumentar la producción, ha llegado de otros lados, que normalmente, cuando abastecemos acá, no ingresa porque el costo es más alto, por los fletes.

-¿Y cómo están los costos con respecto al año pasado?

-El 80% del costo que tenemos está relacionado con el dólar, porque el cereal, el cartón, las vitaminas, todo tiene precio internacional. Pero el valor del huevo depende de la oferta y la demanda. Desde febrero del año pasado, con todo lo que pasó a mediados de año, cuando se disparó el dólar, el huevo no había aumentado. Ahora está, con relación al dólar, más o menos bien. Pero desde julio hasta febrero de este año estaba al límite.