martes 11 de mayo de2021

Francisco Alcaraz: “Vemos una demanda muy grande de productos básicos sin agregados artificiales”
Francisco Alcaraz, gerente de Alcaraz Gourmet.
Fincas

Francisco Alcaraz: “Vemos una demanda muy grande de productos básicos sin agregados artificiales”

El gerente de Alcaraz Gourmet habla sobre la diversificación de productos, la falta de insumos y las oportunidades para el sector conservero.

  • sábado, 24 de abril de 2021
Francisco Alcaraz: “Vemos una demanda muy grande de productos básicos sin agregados artificiales”
Francisco Alcaraz, gerente de Alcaraz Gourmet.

Desde Fray Luis Beltrán, Maipú, la familia Alcaraz elabora conservas desde 1985 y ha sabido diversificar su oferta hasta incluir productos aptos para celíacos y veganos. El negocio fundado por Roberto Alcaraz creció con el apoyo de sus hijos Lucía y Francisco, y hoy es uno de los referentes locales del sector.

Francisco Alcaraz, gerente comercial de Alcaraz Gourmet, explica que son una pyme de 75 personas con una línea de 140 productos, aunque trabajan “cada producto como si fuera el único” y apuestan por la rotación de artículos siguiendo “una corriente sana y sustentable”.

En ese sentido, el gerente cuenta que cada vez que viajan por otros países (él o su hermana), buscan percibir las tendencias de productos en cada lugar, sean americanos o asiáticos, e intentan mejorar eso que ven. En esta entrevista, Francisco habla también del boom de la alimentación saludable y de las dificultades del sector para conseguir insumos.

-¿Con qué productos trabajan?

-Hay tres tipos: por un lado el producto simple envasado: un tomate, una berenjena o un pepino envasado el mismo día, con un proceso de pasteurización. Prácticamente, no cambia el sabor natural durante el año.

Por el otro, la línea de fermentos naturales. El producto se cosecha, lava, se manda a bidones y se coloca sal para evitar que la fermentación sea muy rápida. Ese producto fermentado tiene un alto nivel de probióticos naturales que son muy buenos para el aparato digestivo.

El tercero es un mix para lograr productos de carácter muy exclusivo, como un curry con leche de coco. Hoy por redes sociales podemos decir de dónde proviene (en este caso, de Tailandia) y cómo mejorar con ellos una porción de pollo o garbanzos.

-¿Les ha funcionado vender “productos veganos”?

-El 99% de nuestros productos desde hace 35 años son aptos para veganos, sólo que no lo poníamos en valor, no lo decíamos. Nosotros siempre fuimos muy productores y nos costaba ver la parte de marketing. Con las redes sociales vemos un gran elemento de comunicación.

Ahora podemos comunicar de dónde somos y vienen nuestros productos, dar una trasparencia total de lo que entregamos en góndola. Eso no sucede en muchas marcas que por ahí compran un producto importado y lo etiquetan. Podemos mostrar los productores agroecológicos de media o dos hectáreas que trabajan con nosotros y cómo ese insumo llega a tu casa.

-¿Desarrollan la parte de ventas online?

-Hemos establecido un sistema para llegar de manera directa al minorista. Reducimos el número de intermediarios vendiendo a tiendas de E-Commerce sin intermediarios. Antes teníamos revendedores, y ahora lo que intentamos es acercarnos cada vez más al consumidor.

Nos interesa mostrar que estamos dentro de la zona productiva; recibimos la fruta y verdura el mismo día que es cosechada y la transformamos en 24 horas, sin conservantes químicos ni agregados. Estamos integrados en toda la cadena de valor, eso es otra cosa que nos diferencia.

-¿Qué nuevas tendencias ven en Mendoza?

-Vemos una demanda muy grande del producto básico sin agregados artificiales, cosas simples como un dulce o un tomate triturado. Además, antes eran productos que buscaban personas de 60 años y hoy alguien de 30 años lo toma como algo deseado.

Con la pandemia hubo una explosión de gente interesada en cocinar en casa, probar nuevos sabores e incorporar conservas. La gente es más consciente de una alimentación sana y busca un producto altamente nutritivo. Pasa mucho en la comunidad vegana, aunque no sólo ahí.

También, a través de las redes sociales se puede educar al consumidor, con una gran ayuda de los chefs que son los que marcan tendencia. Se puede asesorar al consumidor a través de imágenes o videos en Instagram.

-Hablando del sector de conservas en general, ¿qué problemas o dificultades ven?

-La pandemia descolocó a la industria de la alimentación con una demanda muy alta. Las siembras y las cosechas no estaban preparadas, y faltaban frascos de vidrio e insumos importados, como especias. Esto generó un problema financiero, porque debimos estoquearnos de insumos para 6 meses de ventas, cuando antes lo hacíamos por 2, y nuestro financiamiento es propio.

Este año vemos con más fuerza el desabastecimiento de insumos, y por ende aumenta el costo de los que se pueden conseguir. Por ejemplo, producimos mucha mayonesa vegana: el componente principal es aceite de girasol y en los últimos 3 meses aumentó un 40%.

Tampoco hay frascos de vidrio, se exportan y no nos entregan a nivel nacional la cantidad y variedad de frascos que necesitamos. Nosotros hemos cortado con exportaciones para poder abastecer a nuestros clientes nacionales.

-¿Ven oportunidades para el sector?

-Una oportunidad es la concientización de la gente sobre alimentación sana y consciente. Además, el consumo se mantiene estable. En nuestro caso, también trabajamos como una empresa de triple impacto (económico, social y ambiental) y muchos en el país nos miran como tal.

Nuestros clientes en la pandemia se han fidelizado, estamos muy agradecidos como Alcaraz. Hemos tenido faltante de algunos productos, pero hemos podido abastecer con la misma calidad de siempre.

Por último, tener un consumidor más informado te presenta una gran oportunidad y desafío que es poder crear sabores nuevos. Es lo que venimos haciendo, con la certeza de que nuestros consumidores podrán recibirlos con los brazos abiertos.

Recetas nuevas pero familiares

Francisco (41 años) es Lic. en Administración de Empresas y es hijo de Roberto Alcaraz, quien fundó la empresa en 1985 con la idea de hacer encurtidos tradicionales como pepinos agridulces y hojas de parra. Los hijos de Roberto se sumaron al negocio y hoy la firma tiene 5 etiquetas: Cristo de los Cerros, Recetas de Entonces Gourmet, Recetas de Entonces Kosher, Hashi y MayoV.

Lucía Alcaraz, hermana de Francisco, detalla que se confiesan “fans del cambio” y, atentos a las tendencias mundiales y a las opiniones de los seguidores, quitaron conservantes de los productos y desarrollaron recetas veganas (incluyendo mayonesas caseras y sin huevo).

Ella destaca que buscan mantener su planta laboral durante todo el año, y no sólo los 5 o 6 meses fuertes entre que se cosecha y se envasa un producto como ocurre en la industria conservera. “Buscamos generar trabajo para nuestro personal para los meses restantes, así pueden seguir más allá de la temporada fuerte de cosecha. A raíz de esto, empezamos a armar líneas paralelas a la industria conservera tradicional”, comenta Lucía Alcaraz.