El stock vacuno tiene casi un millón de cabezas menos y se puede trasladar al precio

El stock vacuno tiene casi un millón de cabezas menos y se puede trasladar al precio
Casi un millón de cabezas de ganado menos se registraron en 2020. - Los Andes

Por segundo año consecutivo cayó la cantidad de ganado y se espera que este año esperan que siga disminuyendo el rodeo por el cepo a la carne.

El stock vacuno del país disminuyó casi 2% en 2020 y llegó a 53,5 millones de cabezas, 943 mil animales menos con respecto a 2019. Esta cifra anunciada por el Ministerio de Agricultura, que era ya esperada y conocida por el sector ganadero, podría impactar en el precio de la carne vacuna.

Según ha consignado Clarín, los motivos que llevaron a este descenso son varios: la sequía que provocó escasez de alimento en el nivel de parición de las vacas, problemas estructurales como el desplazamiento de la ganadería a las zonas marginales, malos manejos sanitarios y de alimentación de los rodeos.

Una noticia preocupante es que con el cepo a las exportaciones de carne, los ganaderos aseguran que no tienen incentivos y este año volvería a caer el rodeo, todo en un contexto donde la producción está estancada en tres millones de toneladas anuales desde hace 40 años.

La provincia con mayor producción es por lejos Buenos Aires, que acapara 20 millones del total del país. En segundo lugar está Santa Fe con 6,1 millones, mientras que le siguen Córdoba, con 4,6 millones, Corrientes, con 4,5 millones y Entre Ríos, con 4,4 millones de cabezas.

De los 53,5 millones que se registraron en 2020, casi 23 millones son vacas, 7,6 millones vaquillonas, 2,3 millones novillos y 14,2 millones entre terneros y terneras. En estos segmentos, la mayor caída se dio en los terneros y terneras, que cayeron 4,75 y 4,1%, respectivamente. En consecuencia, de las 940.000 cabezas que se perdieron en 2020, 650.000 fueron de la categoría terneros.

Aunque para las autoridades agropecuarias y referentes del sector esta disminución en terneros y terneras era esperable por la disminución de vientres en 2019 y la sequía, lo que preocupa es que se trata del segundo año consecutivo a la baja, algo que podría continuar este año, principalmente por el cierre de las exportaciones de carne.

“Hay un desánimo generalizado por las medidas tomadas y no habrá mayores inversiones en el sector. Habrá un estancamiento en la producción”, dijo el analista Federico Santangelo, director de la consultora Agroideas. Y anticipó una escasez de hacienda y caída en la oferta de carne para fines de este año y 2022.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA