El INV unificó, en una sola resolución, el listado de las variedades aptas para vinificar

El INV unificó, en una sola resolución, el listado de las variedades aptas para vinificar
Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

La medida está enmarcada en las Buenas Prácticas en Materia de Simplificación, que favorece la simplificación normativa y la mejora continua de los procesos

El Instituto Nacional de Vitivinicultura unificó, a través de la resolución 21/2021, que fue publicada en el Boletín Oficial el 10 de setiembre, el listado de variedades Vitis vinífera L., reconocidas como aptas para la elaboración de vinos de calidad. Es que, dada la incorporación de nuevas variedades al listado existente, surgió la necesidad de confeccionar una norma que permita unificar la información, de manera de facilitar el acceso a ella.

Esta simplificación se produce en el marco de las Buenas Prácticas en Materia de Simplificación, aplicables para el funcionamiento del sector público nacional, que propician, entre otras medidas, la simplificación normativa y la mejora continua de los procesos.

El nuevo listado incluye:

1. Variedades tintas: Malbec; Merlot; Cabernet Sauvignon; Syrah; Pinot Negro; Pinot Meunier; Tannat; Lambrusco Maestri; Barbera; Sangiovese; Bonarda; Tempranillo; Cinsaut; Carignan; Petit Verdot; Cabernet Franc; Carmenere; Corvina Veronesse; Rondinella; Ancellota; Croatina; Lambrusco Grasparossa; Casavecchia y Garnacha.

2. Variedades rosadas: Gewurztraminer; Pinot Gris y Canari.

3. Variedades blancas: Chardonnay; Chenin; Sauvignon; Semillón; Sauvignonasse; Riesling; Torrontés Riojano; Ugni Blanc; Moscato Bianco; Pinot Blanco; Prosecco; Viognier; Pedro Giménez; Petit Manseng; Moscatel de Alejandría; Alvarinho; Grüner Veltliner; Fiano y Verdelho.

El artículo 2 de la nueva resolución establece que todos los vinos certificados como varietales, elaborados a partir de las uvas incluidas en el listado, quedan exceptuados del cumplimiento del grado alcohólico mínimo que fija en forma anual el organismo para las distintas zonas de producción, debiendo responder en consecuencia a los antecedentes de elaboración aportados.

En el mismo acto, quedaron derogadas varias resoluciones anteriores del INV, que habían ido sumando variedades para la identificación del origen de los productos de la industria vitivinícola liberados al consumo y a su clasificación como “Reserva” o “Gran Reserva”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA