Cuánto le queda al productor por los productos que consumimos todos los días

Cuánto le queda al productor por los productos que consumimos todos los días
En el caso de la carne, un 29,1% del precio final corresponde a la cría. - Ignacio Blanco / Los Andes

Un reciente informe demuestra qué porcentaje del precio final que pagan los argentinos corresponde a quienes están detrás de su elaboración.

La diferencia entre lo que recibe un productor y lo que se paga en el mercado por determinado producto en reiteradas ocasiones ha generado debate. Si bien en muchos casos esta diferencia se ve atenuada por los procesos a los que es sometida la materia prima que inicia la cadena, en la mayoría de los casos, lo que se le paga a ese primer eslabón no logra superar la barrera del 30%.

Así lo revela un reciente informe elaborado por Invecq Consultora Económica. En un repaso por los principales productos que consumen los argentinos, se deja en evidencia esta diferencia, así como la alta carga impositiva que existe.

Poniéndolo en cifras, en el caso de la leche, solo un 30,2% del valor total del producto corresponde al tambo, mientras que el resto se reparte entre la industria (27,4%), el comercio (15,6%) y los impuestos (26,8%).

Otro caso es el de la yerba, aquí al productor y vivero corresponden 22,4%. Aquí la mayoría se lo llevan los impuestos con el 39,3%. Algo similar a lo que pasa con la naranja, donde el porcentaje impositivo llega al 38,3% y el productor recibe el 22% del valor final.

En la carne, el precio final se divide un 29,1% en la cría, 22,5% en el corral de engorde, 4,9% en el frigorífico, 14,3% en la carnicería y la fracción mayoritaria corresponde a impuestos con el 29,2%.

Sobre el precio final que los consumidores pagan por el pan, solo el 10,6% es por el trigo y el 5,3% por el molino. El 59% corresponde al trabajo de la panadería y el 25,1% a impuestos. En tanto, en un litro de aceite, es un 42% lo que se paga en impuestos.

En la mayoría de los casos, lo que recibe el productor no supera el 30%. - Gentileza

El impacto de los impuestos en otros productos

Esta diferencia no solo aplica a productos agroindustriales, también se ve reflejado en otras cosas que consumen los argentinos y servicios. Por ejemplo, siguiendo con los números reflejados por Invecq, en una gaseosa es 48,24% la carga impositiva. En la indumentaria, si bien los impuestos significan un 25,5% del total, la cifra que se paga por gastos ajenos a la elaboración asciende al 55%, sumando el costo bancario y alquileres y/o shoppings.

En la industria automotriz es un 54,8% la carga fiscal que soporta el precio al consumidor de un auto producido en Argentina. En la gastronomía los impuestos alcanzan el 37,4% del servicio y en el transporte es un 40,5%.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA