martes 24 de noviembre de 2020

La situación en la provincia de San Luis no mejora y no se deja transitar a los esenciales.
Fincas

Covid: los apicultores reclaman contra San Luis por los excesivos controles

Por los retenes que aplican en la vecina provincia un apicultor mendocino perdió núcleos por $ 500 mil.

La situación en la provincia de San Luis no mejora y no se deja transitar a los esenciales.

Esta semana, un apicultor mendocino fue noticia nacional luego de que denunciara públicamente pérdidas económicas importantes tras ser detenido durante seis horas en San Luis, en medio de las estrictas medidas de seguridad por la pandemia del coronavirus. Si bien se trata de un caso particular, desde el Consejo Apícola señalaron que se debe sentar un precedente, e iniciar un reclamo formal, porque se ocasionó un daño en el traslado de material vivo, a pesar de que el productor contaba con todos los permisos que se le requirieron para circular.

A principios de octubre pasado, productores mendocinos, y de otras provincias vecinas a San Luis, bloquearon los accesos en protesta por las dificultades que les significaba atravesar las rutas nacionales que atraviesan dicha provincia. Este fin de semana el apicultor mendocino Guillermo García, volvió a enfrentarse a dificultades que hicieron que su viaje se retrasara más de lo debido, con las consecuencias que eso le trajo.

Así, según hizo público en un video, medio millón de pesos “se le fueron de las manos”. “Veníamos con 200 núcleos, y en el retén de San Luis, en el Desaguadero, nos pararon y nos tuvieron cuatro horas esperando para poder salir. Después, en el camino del retén, se le pinchó una rueda a la policía (que los escoltaba por su paso por la provincia), y vino otro móvil que no tenía combustible, y tuvo que irse a cargar. Estuvimos seis horas para hacer algo que se hace en dos horas”, resumió.

El apicultor explicó que normalmente el traslado de los núcleos se realiza de noche, para evitar que las abejas se sofoquen por el calor, pero la burocracia impidió que esto se hiciera como estaba planeado. “Estoy parado en Río Cuarto, a la sombra, porque los núcleos se me están muriendo, y los que no murieron han sufrido mucho el calor. No nos dejaron avanzar. Hemos perdido la carga, y no sé quién se hace cargo. Hay $ 500.000 acá que se me han ido de las manos”, agregó el productor apícola.

García pertenece al Consejo Apícola, del que también es miembro Alberto García Carbajo, quien comentó a Los Andes que desde el inicio de la pandemia el paso por San Luis ha sido un problema para los productores que debían desviarse por La Pampa para llegar a sus destinos (principalmente Santa Fe o Buenos Aires. “Se suman 300 kilómetros de ida y vuelta para poder circular, pero en este caso él (por Guillermo García) contaba con todas las autorizaciones necesarias para poder circular, más todo lo que pide Senasa, y fue impericia de la policía, por no estar al tanto de las normativas nacionales y provinciales (ya que incluso contaba con la autorización de San Luis), lo que generó las pérdidas”.

En este marco, el apicultor señaló que están pensando enviar una carta documento a las autoridades de la vecina provincia para reclamar por daños y perjuicios y, si es necesario, avanzar en una demanda civil para que la situación no quede en la nada.

“Mendoza no es muy fuerte productora de miel, en cantidad de tambores, pero sí en la venta de material vivo, y es lo que llevaba García en su vehículo”, comentó. Para dar un ejemplo, el apicultor señaló que en el sur mendocino hay criaderos de reinas, con destino exportador a la comunidad europea, y a otros puntos, por razón de 7.500 unidades.

Desde el Consejo pidieron también la intervención de las autoridades de Ganadería provinciales, para que se haga lo propio con el Ministerio de Agroindustria de la Nación. “No nos quedamos conformes, porque por esta impericia se originaron pérdidas, y le puede pasar a muchos otros productores”, sumó.

Al cierre de esta edición no se había conseguido respuesta.


Por las redes