Caen las exportaciones del agro. ¿A dónde hay que apuntar?

De cada cien dólares que exporta Mendoza, 87 están vinculados al agro, más precisamente U$S 15 se atribuyen a productos primarios (PP) y U$S 72 a las manufacturas de origen agropecuario (MOA), con el vino fraccionado como el gran protagonista.
De cada cien dólares que exporta Mendoza, 87 están vinculados al agro, más precisamente U$S 15 se atribuyen a productos primarios (PP) y U$S 72 a las manufacturas de origen agropecuario (MOA), con el vino fraccionado como el gran protagonista.

De cada cien dólares que exporta Mendoza, 87 están vinculados al agro, más precisamente U$S 15 se atribuyen a productos primarios (PP) y U$S 72 a las manufacturas de origen agropecuario (MOA), con el vino fraccionado como el gran protagonista.

De cada cien dólares que exporta Mendoza, 87 están vinculados al agro, más precisamente U$S 15 se atribuyen a productos primarios (PP) y U$S 72 a las manufacturas de origen agropecuario (MOA), con el vino fraccionado como el gran protagonista.

De acuerdo con un informe presentado por el Consejo Empresario Mendocino (CEM), en los últimos nueve años (de 2011 a 2020), los envíos al exterior de ambos rubros se desplomaron. La caída fue del 27% en los PP y del 11% en las MOA. Inevitablemente, las exportaciones totales también se redujeron notablemente en ese período, pasando de U$S 1.800 millones facturados en 2011 a U$S 1.348 millones en 2020.

Si se pregunta a los protagonistas, los exportadores, todos coinciden en que la principal causa de la retracción es la pérdida de competitividad de los productos locales. La inflación, el atraso del tipo de cambio, la alta carga tributaria y los altos costos de transporte terrestre, dejan a Mendoza fuera de mercado en incontables ocasiones, obligando a las empresas locales a tomar decisiones nada placenteras, como dejar de vender, sacrificar rentabilidad o, lo que es peor, reducir la calidad de sus productos.

Ahora bien, resulta llamativo lo mal que le ha ido a Mendoza en sus destinos más cercanos: Chile y Brasil. Al país trasandino, la provincia dejó de exportar U$S 103 millones desde 2011 hasta acá, sufriendo una caída del 58%. A Brasil, se dejaron de facturar U$S 153 millones, lo que representó una baja del 34%. Contrariamente, repuntaron las exportaciones a Reino Unido, con un crecimiento en facturación de U$S 68 millones (158% de mejora) y fue relativamente moderada la retracción en Estados Unidos, donde la provincia sufrió una caída del 15%, tras perder U$S 92 millones en facturación.

En resumen, a Mendoza le fue peor en los mercados más cercanos que en los más alejados. Es una mala noticia, por supuesto, pero también debería ser un factor alentador. Es que tanto Chile como Brasil ofrecen un gran potencial para el agro mendocino. En el primero sobresale la cercanía y el avance de acuerdos para trabajo conjunto y en el segundo, aparecen en juego los acuerdos nucleados dentro del Mercosur, junto a la cercanía geográfica y cultural, que facilitan el acceso a los consumidores.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA