martes 15 de junio de2021

Turismo

Ficha del cocinero y su templo

  • jueves, 4 de abril de 2013

Ferrán Adrià Acosta de 50 años, es un cocinero que revolucionó la gastronomía. Fue designado como el mejor cocinero del mundo título que como el de las Reinas Nacionales de la Vendimia, no prescribe.

La decosntrucción sería su primera intención, separar, aislar, individualizar cada ingrediente para darle un tratamiento diferente al habitual en cocina, pero siempre conservando el sabor. Así las espumas, esferificaciones, el empleo del nitrógeno líquido le dieron otra consistencia y también otra presentación, despojada, por cierto.

El Bulli, situado en Cala Montjoi, fue el que lo vio nacer -en cuanto a la cocina se refiere- y crecer. Fue y sigue siendo su templo, allí en un solo turno diario comían los privilegiados, algunos meses al año, cosa que hacía crecer el interés por la cocina de este hombre del que todo el mundo hablaba, literalmente.

El restaurante fue distinguido con 3 estrellas en la Guía Michelin, y fue considerado el mejor restaurante del mundo en los años 2002, 2006, 2007, 2008 y 2009.

Hasta que en 2011 en la cumbre gastronómica Madrid Fusión, Ferrán Adrià anuncio que cerraría durante dos años, aunque la tarea en la cocina tomaría otro rumbo, esta vez de investigación.