Violeta Urtizberea encabeza Futuralia, un programa sobre el futuro post-pandemia: “Fue un cambio tan abrupto que inevitablemente me convoca”

Padre e hija llegan a la pantalla de Señal U el próximo 4 de noviembre para reflexionar sobre el futuro post-pandemia.
Padre e hija llegan a la pantalla de Señal U el próximo 4 de noviembre para reflexionar sobre el futuro post-pandemia.

La actriz conduce junto a su padre, Mex Urtizberea, un programa de cuatro capítulos que propone reflexionar y discutir el futuro tras la pandemia. Además, se suma a la tira de Polka.

La pandemia llegó para descolocar la vida de todo el planeta. Sus cambios han sido tan latentes que es inevitable hoy poner en la balanza lo que trajo y dejó.

Algo de esto busca poner en discusión el nuevo programa de Violeta y Mex Urtizberea. “Futuralia”, un programa de cuatro capítulos que estrenó en la Televisión Pública y el Canal Encuentro.

Aunque no sólo veremos a esta dupla de padre e hija, sino que también se suma Lila, la hija de Violeta y una gran cantidad de especialistas que analizarán cada uno de los conceptos: vínculos, educación, trabajo, habitad, desarrollo, ciencia y futuros posibles.

“Las preguntas que me surgieron fueron muchísimas (ríe), porque el programa justamente abre un montón de preguntas con diferentes puntos de vista, pero no terminan de cerrarse por lo que me parece súper interesante”, nos contaba Violeta en sus recreos de rodaje.

La artista se suma por primera vez a un proyecto junto a su padre después de más de una década sin compartir pantalla. En ese contexto, Violeta admite que la idea de este programa es plantear aristas sociales que durante la pandemia se han modificado.

Tras 17 años sin compartir pantalla, Violeta y Mex Urtizberea abordan temas sociales que se modifican post-pandemia.
Tras 17 años sin compartir pantalla, Violeta y Mex Urtizberea abordan temas sociales que se modifican post-pandemia.

“Me pregunto cómo va a ser la educación en el futuro, ahora se abrió toda la posibilidad remota y también si hay muchas carreras que tengo entendido que van a seguir con la virtualidad. ¿Cómo vas a hacer con las personas que no tienen conectividad?, o gente que desde su trabajo iba directo a la facultad y quizás no llega para conectarse para la facultad”, se pregunta.

Aunque Violeta profundizó especialmente en el aspecto de los vínculos. La artista se convirtió en madre meses antes de que la pandemia se desatara, por lo que su visión hoy en día es diferente.

“En ese tiempo traje una niña al mundo y de repente ese mundo se volvió un lugar hostil donde la gente no se abraza, no se besa. Ahora parece que eso está volviendo, pero siempre esta esa sensación de saber cómo va a seguir ese vínculo. Lila paso mucho tiempo sin ver gente y pienso en qué consecuencias va a traer esto.”

“Traer un ser humano y que también es una responsabilidad que conlleva, ver cómo se convierte este mundo. Fue un cambio tan abrupto que inevitablemente me convoca.”
“Traer un ser humano y que también es una responsabilidad que conlleva, ver cómo se convierte este mundo. Fue un cambio tan abrupto que inevitablemente me convoca.”

Futuralia cuenta con la presencia de especialistas en diferentes áreas. Nahuel Sosa, Marta Novik, Diego Golombek, Gabriel Brenner, Adriana Puiggros, J.M. Ottaviano, Daniel Schteingart, Sol Prietto, Cristina Cravino, Gabriela Merlinsky y Juan O´Farrel son algunos de los profesionales que participaron.

Futuralia, un viaje hacia un futuro cercano

No es sorpresa que, tras un año y medio de pandemia, el mundo se pregunte qué será del planeta y su dinámica de ahora en más.

El programa que proponen estas tres generaciones de Urtizberea coloca sobre la mesa las preguntas y dudas de la generación más joven del país. Consultando a niños de todo el país, los especialistas buscan responder a las incertidumbres que un mundo post-pandemia dejaron en velo.

“Me interesó sumarme porque el haber traído una hija al mundo me toca más de cerca preguntarme por el futuro. Antes era un futuro más personal, ahora es más social y mundial el que me compete”, explica Violeta.

La artista ahondó en la conducción, algo que admite que no es lo que más le gusta, aunque fue una experiencia súper enriquecedora.
La artista ahondó en la conducción, algo que admite que no es lo que más le gusta, aunque fue una experiencia súper enriquecedora.

“Traer un ser humano y que también es una responsabilidad que conlleva, ver cómo se convierte este mundo. Fue un cambio tan abrupto que inevitablemente me convoca.”

Y si bien su principal motor fue su pequeña hija de apenas 2 años, la actriz admite que también tuvo algo que ver el compartir pantalla con su padre y su hija a la distancia.

“Cuando me lo propusieron fue esto, tres generaciones, la idea del futuro visto desde tres generaciones. No es el mismo futuro el que le interesa a mi papá, que el que me interesa a mí y el que le va a interesar a Lila.”

Tras 17 años de mantenerse alejados de las pantallas en conjunto, padre e hija regresan para proponer un tema que compete a cualquier generación. En ese sentido, Violeta Urtizberea admite que el trasfondo del programa fue lo que hizo replantearse la posibilidad de volver a estar con Mex en vivo.

“Con mi papá volví a trabajar después de muchos años tras una decisión que tomé de poder despegarme de él y consideraba que la mejor manera era dejar de trabajar juntos.”

Y agregó: “En este caso, el hecho de convertirme en madre hizo que esa sensación de hija se vaya un poco, los años y el hecho de que yo haya construido mi carrera propia.”

El programa ya se estrenó en Canal Encuentro y en la Televisión Pública, los primeros capítulos se encuentran disponibles en dichos canales de Youtube. Mientras que el 4 de noviembre, la serie con aires documentales llegará a Mendoza a través de Señal U.

Teatro y televisión, otros proyectos de Violeta

Además de su participación en Futuralia, su rol de madre y los miles de esfuerzos que ello implica, Violeta continúa con ese costado artístico que siempre llenó su carrera.

Hace algunas semanas la actriz regresó a las tablas teatrales para presentar por primera vez un unipersonal.

“Una casa llena de agua” es la nueva obra que finalmente llegó a la cartelera porteña tras un año de postergarla. Escrita por Tamara Tenenbaum y dirigida por Andrea Garrote, este fin de semana proyectan la última fecha hasta la temporada de verano, aunque admite que el regreso fue más que satisfactorio.

“Lo que tiene de bueno la obra es que al ser yo sola se adapta a mi agenda, así que la hago cuando puedo. Estoy muy feliz de hacerla, es un desafío enorme, nunca había estado sola sobre el escenario y me da mucha satisfacción que sea bajo el texto hermoso de Tamara y la dirección de Andrea”, admitió entusiasmada.

“Me pude animar a este desafío sabiendo que tenía una capitana excelente y que confió absolutamente en su mirada.”

Además, a este proyecto se suma su regreso a la televisión. Urtizberea forma parte de la nueva tira de Adrián Suar “La 1-5/18: Somos Uno”, transmitida por El Trece.

Según admitió anteriormente y ahora lo remarca, su paso iba a ser eventual, aunque finalmente se estiró por tiempo indefinido. “Me llamaron para hacer 25 capítulos y después me terminé quedando. Yo no tenía ganas de hacer una tira, quería hacer otra cosa y con Lila también quería hacer algo corto. Pero empecé a grabar y fui feliz”, admitió.

“Me llamaron para hacer 25 capítulos y después me terminé quedando. Yo no tenía ganas de hacer una tira, quería hacer otra cosa y con Lila también quería hacer algo corto. Pero empecé a grabar y fui feliz.”
“Me llamaron para hacer 25 capítulos y después me terminé quedando. Yo no tenía ganas de hacer una tira, quería hacer otra cosa y con Lila también quería hacer algo corto. Pero empecé a grabar y fui feliz.”

“En la tira hago de mala, es la primera vez que hago de malvada clásica. Suar me dijo que juegue a hacer lo que quiera, una malvada típica de telenovela que es siniestra y loca, y para mí como actriz es divertidísimo, es una fiesta, es estar en Disney”, dice riendo.

“Hago todo lo que practicaba en el espejo cuando era chica, poniendo cara de mala, de loca desquiciada. La estoy pasando de diez, calculo que el público me va a odiar porque soy muy maléfica, pero si me odian significa que estoy haciendo bien mi trabajo (ríe).”

Y en cuanto a su pequeña, admite que encontró el momento justo para embarcarse en un proyecto extenso, ya que Lila tiene 2 años y la independencia con ella ha sido más permisiva. “Siempre con esta idea de que si uno está bien y feliz, eso es lo mejor para un hijo.”

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA