jueves 3 de diciembre de 2020

Sólo suscriptores
La cantante lírica habló desde su residencia permanente en Uruguay y nos dio una primicia.
Espectáculos

Verónica Cangemi habló desde Uruguay y dio una primicia que nadie esperaba

A pesar de que su residencia desde hace muchos años era en Francia, la noticia de que se traslada definitivamente a Uruguay, -sumada a la partida de otros argentinos-, generó impacto entre sus admiradores. “No me fui de Mendoza, siempre estoy”, dice.

La cantante lírica habló desde su residencia permanente en Uruguay y nos dio una primicia.
Sólo suscriptores

La soprano mendocina Verónica Cangemi sorprendió días atrás, cuando dio la noticia de su radicación definitiva en Colonia, Uruguay, tras tomar la decisión junto a su pareja, Gustavo Grobocopatel, quien también renunció a la presidencia de su empresa -Grupo Los Grobo- para instalarse en el país vecino.

Al igual que otros CEOs de empresas -Marcos Galperin, fundador de Mercado Libre, Federico Tomasevich, presidente de Puente- y artistas, como Ricardo Darín, son varios los que tomaron la decisión, tras la crisis económica y sanitaria que atraviesa nuestro país.

Verónica Cangemi y Gustavo Grobocopatel se radicaron en Colonia, Uruguay. En una propiedad que tiene el empresario en esa zona.

Sin embargo, Cangemi asegura que nunca se va de Mendoza, ya que continúa con sus actividades vinculadas a la Universidad Nacional de Cuyo y a las gestiones para la internacionalización de artistas y músicos locales.

Además, en entrevista exclusiva con Los Andes, adelantó cómo será su próximo disco que comenzará a grabar en diciembre.

- ¿Por qué te fuiste a Uruguay? ¿Te perdimos para siempre?

- (se ríe) No, para nada. Yo tengo un programa de canto, voy y vengo. Antes en París y no en Mendoza. Por supuesto que vivo junto con Gustavo, el tema de que yo cambie mi residencia no quiere decir que me haya ido de Mendoza, para nada. Ahora que se abrieron los vuelos sin hacer la cuarentena en un hotel, voy a ir porque tengo un programa en la Universidad Nacional de Cuyo de Ópera Studio y uno de la de Congreso y estoy permanentemente trabajando para esto, así que no me perdieron ni me fui.

- ¿Entonces vas a seguir manteniendo tus actividades en Mendoza?

- Por supuesto, acordate que Colonia, Uruguay, está a una hora de Buenos Aires y ahora nosotros tenemos la oportunidad de ir a Mendoza las veces que podamos, sobre todo yo que estoy en contacto permanente. Me cambié de París a Uruguay porque yo en realidad no vivía en Mendoza sólo iba y estoy menos de tres meses al año en total.

- ¿Cuál fue el motivo de la decisión de radicarse en Uruguay?

- Hace 3 años que pensamos en vivir en un lugar que tenga mejor calidad de vida, que sea sin contaminación, y esa fue la decisión.

Gustavo tiene una casa hace 5 años acá, dónde tenemos una calidad de vida extraordinaria en el medio de huertas del campo. La pandemia aceleró nuestra pensamiento. Siempre soñamos con estar acá pero era como muy lejano. Hoy por hoy con la tecnología uno puede trabajar desde su casa, entonces eso fue lo que aceleró el cambio. Nosotros nos vinimos en marzo cuando empezó la pandemia, por 10 días, y la verdad es que nos quedamos. Tomamos la decisión después de varios meses de estar en un lugar así, que es fantástico, y que se puede estar en contacto con el trabajo. Por supuesto que eso fue uno de los principales motivos: la manera de buscar una calidad de vida y sin dejar en mi caso mi trabajo. Gustavo tiene sus proyectos personales.

- ¿Tu trabajo requiere presencialidad?

- Yo no soy profesora de la Universidad, soy directora, que es distinto. Soy la que dirige, la que coordina, la que encuentra la programación, eso lo hice desde siempre porque cuando armé los programas vivía en París. Así que sigue todo exactamente igual. Hoy veo más a los profesores que antes, porque con Zoom estoy muy conectada, mucho más que antes que tenía que ir hasta el lugar de la reunión, y no llegaba.

- ¿Tenés planeado iniciar en Uruguay alguno de los proyectos que tenés en Mendoza?

- Desde ya estamos trabajando en un convenio con la Universidad Nacional de Cuyo y el Teatro del Sodre para poder hacer una combinación entre el Ópera Studio y teatros profesionales. Tengo proyectos personales de gestión cultural muy importantes en toda latinoamérica, y los tuve siempre. Pero existe la posibilidad de que cuando mejoren las cosas estos proyectos se lleven a cabo con intercambio trabajo para que los uruguayos vayan a Mendoza para que los mendocinos vengan a Uruguay, y un trabajo en conjunto, por supuesto, a nivel cultural.

- A principios de este mes hiciste la primera presentación en Uruguay, con la Orquesta Sinfónica del Sodre. ¿Cómo fue el debut?

- Sí, la verdad qué emocionante. Después de esta crisis y me siento afortunada, privilegiada de haber cantado en una gala en donde el teatro estaba pleno, con lo que se puede, porque entran 2000 personas y entraron 600. Eran dos banquetas libres por cada una ocupada y con barbijo, con un sistema de protocolo bastante importante, pero la cultura en Uruguay funciona, y el país está funcionando. Es un país pequeño pero a mí me impresiona el ministro de Cultura y Educación de este país, que sabe de ópera, que le interesa la Cultura y que apuesta la cultura, es maravilloso.

Este tipo de cosas unen, sobre todo yo que soy un vínculo entre Mendoza y el mundo, me da muchas posibilidades para los jóvenes, para los proyectos universitarios, siempre trabajar en conjunto y por la integración es lo más importante.

- ¿Qué proyectos tenías para este año y no se pudieron hacer?

- Tenía una gala en el Festival de Rusia, en San Petersburgo con uno de los cantantes más famosos del mundo, que se llama Ildar Abdrazakov. (haciendo un paralelismo) es como la estrella del Metropolitan de Nueva York. También me ofrecieron un concierto al aire libre en la en el Arena, de Verona, tenía Serse, de Häendel en el Teatro Colón, tenía el Stabat Mater, de Giovanni Battista Pergolesi, también en el Teatro Colón, y un festival de verano en Francia. Todo cancelado.

- ¿Hay posibilidades de que se realicen el año próximo?

- Me pasaron varias, por ejemplo ahora tenía un concierto del Réquiem, de Mozart, en Los Ángeles (Estados Unidos) y me lo pasaron para noviembre del año que viene. Tenía el festival de verano, que me lo pasaron a Viena en mayo del año que viene. Es que están traspasando todo. Incluso los que están ahora -yo estaba pensando en ir a Europa- me lo acaban de cancelar porque Italia y Francia cerraron de vuelta todo.

Y te cuento algo que no se lo he dicho a nadie: Con Gustavo vamos a grabar un disco. Esta es una noticia que te la estoy largando porque nadie lo sabe. Yo pedí grabarlo en Mendoza a partir del 12 de diciembre. Va a contener todo lo que es la música folklórica cuyana llevada a orquesta sinfónica y a música de cámara.

El disco lo dirige Joaquín Guevara. Va a ser una propuesta para internacionalizar nuestra cultura, nuestro folklore cuyano. Esto no se lo había dicho a nadie todavía, por eso te digo que no me fui de Mendoza, solo me mudé por una calidad de vida.


Por las redes