viernes 23 de abril de2021

Espectáculos

Una nueva versión de “Pinocho” con Roberto Benigni encabeza la grilla de estrenos

Desde Italia llega otra adaptación del clásico, esta vez protagonizada por el carismático actor, quien también dirigió en 2002 su propia interpretación del personaje. Cuatro películas más se suman a la cartelera.

“Habla, de forma alegórica, de la sociedad actual, y tiene una doble lectura, nacional o italiana y universal. Nos recuerda que nos rodea la pobreza, la mentira, y a la vez que necesitamos la esperanza y la ilusión”, definía Matteo Garrone el año pasado la historia de “Pinocho”.

Se refería, claramente, al célebre libro de Carlo Collodi (“Le avventure di Pinocchio”), y no al vasto derrotero de adaptaciones, fieles y muy libres, que hicieron famoso al niño de madera. Entre ellas, la película de Disney de 1940. Y la suya propia, homónima, que hoy llega a los cines argentinos.

Garrone, recordado por películas violentas y oscuras (“Gomorra”, “Reality”, “Dogman”), sigue en cambio con este proyecto otra línea estética y temática, inaugurada con “El cuento de los cuentos” (2015, en Amazon Prime Video). ¿Cómo definirlo? Los clásicos, bajo su óptica, son una ocasión deliberada para hacer fantasía, pero tampoco dejar de lado la mirada adulta. Si hay sangre y crueldad, no la disimula. Si la moraleja supone un desenlace perturbador y no apto para todo público, lo filma.

Pero en “Pinocho” la fantasía cobra vuelo en un tono más familiar, confesó en repetidas ocasiones. Y a ello contribuye especialmente la presencia de Roberto Benigni, quien interpreta a Gepetto con todas sus armas cómicas y grandilocuentes. Tal cual lo referenciamos desde que, en 1999, enamorara con “La vida es bella”. Su virtud es hacer reír en las peores circunstancias.

Pero además, la unión entre Garrone y Benigni es fortuita, pues el director le había ofrecido hace más de una década atrás el primer guion de “Dogman” (es decir, quería trabajar con él), y a su vez el actor tiene, gracias a Garrone, la oportunidad de volver sobre una historia que ya conoce muy bien. En 2002, y con un presupuesto muy abultado, había dirigido su propia versión del clásico, resultando en un fiasco colosal. Además, desde su participación en “A Roma con amor” de Woody Allen, de 2012, no hacía nada en el cine. Y, como un detalle no menor, Benigni nació en la misma parte de la Toscana en donde se ambienta la historia y sabe, en carne propia, la ilusión que brota de un contexto de pobreza.

En la gala del Oscar del próximo 25 de abril, “Pinocho” competirá en mejor vestuario y mejor maquillaje y peinados, pues -hay que decirlo- la producción es impecable.

Y tampoco estaremos mucho tiempo sin ver otra adaptación, pues Guillermo del Toro planea estrenar (quizás este año, o quizás el próximo) su propia versión en stop motion, que contará con las voces de Ewan McGregor, Christoph Waltz, Tilda Swinton, Cate Blanchett, Daniel Radcliffe y otros más. En fin, una historia actual.

La ficha: “Pinocho” (“Pinocchio”). Italia-Francia-Reino Unido. 2019. 125 minutos. Dirección: Matteo Garrone. Elenco: Roberto Benigni, Federico Ielapi, Gigi Proietti, Rocco Papaleo, Massimo Ceccherini, entre otros. Duración: 125 minutos.

Más estrenos

“Pequeños secretos”: Denzel Washington, Jared Leto y Rami Malek prometen ser un trío imperdible en este thriller del director John Lee Hancock. El alguacil adjunto del condado de Kern, Joe “Deke” Deacon (Washington), es enviado a Los Ángeles para lo que debería haber sido una tarea rápida de recopilación de pruebas. En cambio, se ve envuelto en la búsqueda de un asesino en serie que aterroriza a la ciudad. A la cabeza de la búsqueda, el sargento del Departamento del Sheriff de Los Ángeles Jim Baxter (Malek), impresionado con los instintos policiales de Deke, solicita su ayuda extraoficialmente. Pero mientras siguen al asesino, Baxter no se da cuenta de que la investigación está sacando a la luz ecos del pasado de Deke, descubriendo secretos inquietantes que podrían amenazar más que su caso.

“Freaky”: Vince Vaughn y Kathryn Newton protagonizan esta particular película de Christopher Landon, que va y viene entre el terror y la comedia. Basta ver el argumento: una adolescente de diecisiete años se convierte en el nuevo blanco de The Butcher, un infame asesino serial de su ciudad. Cuando la mística daga antigua de The Butcher hace que él y Millie despierten en los cuerpos del otro, tendrán sólo 24 horas para recuperar sus cuerpos antes de que el cambio se vuelva permanente y ella quede atrapada en la forma de un psicópata para siempre.

“Una casa lejos”: el cine nacional también está presente esta semana en la cartelera, con este drama que dirige Mayra Bottero y actúan Stella Galazzi, Carlos Rivkin, Valeria Correa. La película nos presenta a Graciela, quien tiene todo resuelto para por fin retirarse lejos de la ciudad después de jubilarse. Sin embargo, descubre que su padre también tiene planes para el futuro, pues mantiene en secreto una extraña relación con una chica de la calle. Este será solo el primero de los descubrimientos que cambiarán su vida para siempre.

“Un crimen común”: otro filme argentino, que tiene como director a Francisco Márquez, a quien algunos recordarán por haber codirigido “La larga noche de Francisco Sanctis” (ganadora del Bafici 2016). Para este drama convocó a Elisa Carricajo, destacada actriz, integrante del cuarteto Piel de Lava, que protagonizó “La flor” de Mariano Llinás. Ambos traman una historia sobre la violencia policial y la culpa. Cecilia, una profesora de sociología en la universidad, se niega a abrirle la puerta una noche de tormenta al hijo de su empleada doméstica, quien tiene solo 15 años. Al día siguiente, el adolescente aparece muerto y su fantasma la acechará.