Una cita con el genio del saxofón: Bernardo Monk llega al San Vicente Jazz

Una cita con el genio del saxofón: Bernardo Monk llega al San Vicente Jazz
Monk, figura estrella de esta edición del festival.

El clásico festival de Godoy Cruz continúa su grilla con la presencia del reconocido instrumentista. Nos cuenta de su último disco, basado en la figura de Carlos Gardel.

El show lo vamos a hacer con un grupo llamado Interstate Band, compuesta por músicos destacados de acá de Mendoza”, anticipa el saxofonista Bernardo Monk sobre la zapada de esta noche, una de las más esperadas de este San Vicente Jazz “Edición Circus”, que finalizará mañana con entradas agotadas.

Enumera a esos virtuosos que lo acompañan: Agustín Leal en guitarra, Felo Barbosa en contrabajo y Marcelo Narváez en batería. “Es una agrupación con la que ya hemos tocado, con ella vengo trabajando cuando vengo”, dice sobre el ensamble, cuya buena sintonía ya fue comprobada.

Monk, reconocido saxofonista y compositor nominado a los Grammy Latinos y al Premio Gardel, viene seguido a la provincia y, cada vez, trae novedades de su prolífica carrera. En marzo, en ocasión de su última visita, estaba ansioso porque iba a tocar en el Teatro Colón, en el marco de los festejos piazzollianos, y porque estaba a punto de sacar un disco sobre Carlos Gardel, “Mago: viaje al universo Gardel”.

Pero se reservará la presentación del disco para otra vez: “Ahora vamos a hacer repertorio de jazz compuesto por algunos temas clásicos, en versiones propias, y algunos originales de Agustín. No vamos a incluir nada porque es un disco de tango, con influencias de jazz, pero es de otro tipo de repertorio, con otro tipo de agrupación”, adelanta sobre la zapada de esta noche, que se empezará a presentir desde la MasterClass que Monk dará en La Barraca Mall.

En el material, lanzado el 7 de mayo y disponible en plataformas digitales, se engarzan sus versiones de “Por una cabeza”, “Volver”, “Golondrinas”, “Arrabal amargo”, “El día que me quieras”, “Mi Buenos Aires querido”, un “enganchado” de los valses “Lejana tierra mía” y “Amores de estudiantes”, y “Criollita decí que sí”, “un estilo criollo que Gardel incluyó en una de sus películas”, apunta.

“Todo este repertorio está pasado por el lente de un músico que tiene una pata muy metida en el jazz, entonces hay momentos de improvisación, recursos compositivos que yo aprendí desde el mundo del jazz y los vuelco al tango”, dice sobre el disco, a la vez que invita a un streaming que realizará el 20 de agosto desde Estudio Doctor F (Buenos Aires), que será en versión sexteto por temas de protocolo (en el disco los arreglos son para octeto).

-¿Qué podés contar del material?

-Estoy muy contento del resultado que obtuvimos. Es un disco que hice desde la conexión que tengo con la música de Gardel desde chico, así que la idea original, que fue hacer mi propia versión de la música suya,. terminó mutando en contar yo mi niñez a través de la música de Gardel. Es un disco que para mí tiene mucha cinematografía, tiene muchas imágenes.

-¿Cómo surgió la idea de hacer un homenaje a Gardel, en un año hegemonizado por Piazzolla por su centenario?

-Originalmente la idea era hacer, con unas personas que produjeron parte del disco, un disco mitad composiciones propias y mitad clásicos. Eso fue mutando a un disco de música de un ícono del tango a nivel mundial, y en ese sentido quedaron sobre la mesa los nombres de Piazzolla y Gardel. Mi primer acercamiento a la música, no te digo solo al tango, fue escuchando desde muy chico discos de Gardel, así que tenía más conexión inmediata con ese repertorio. No porque el de Piazzolla no me atrajera, todo lo contrario, pero recurriendo a mis vivencias era esa la primera música que se me venía a la mente. Por otro lado, es verdad que en un año en el que va a haber tantos proyectos vinculados a Piazzolla, no me parecía que fuera mi momento de hacerlo, pero seguramente en algún momento lo haré.

Monk se une a un ensamble mendocino, la Interstate Band, esta noche. Foto: Gentileza de Diego Ricard.

Sobre la “Edición Circus”

Por primera vez desde su creación, el festival se instala en el Espacio Arizu, donde además de muy buena música en cada velada el público podrá disfrutar de las comidas y bebidas que ofrecerán varios foodtrucks.

Asimismo, los músicos tienen como escenario una imponente carpa de circo, que acompaña el clima festivo que se vive en estas vacaciones de invierno y está acondicionada especialmente para la comodidad de los espectadores.

Para agendar

Hoy, a las 20.30 horas.

En Espacio Arizu (Av. San Martín y Arizu). Entrada: $100. Tocan:

Nou Chounza: desde 2016 viene rompiendo los esquemas musicales en el panorama actual, con una refrescante innovación y la fusión de diferentes estilos.

Bernardo Monk Interstate Band: ofrecerán un repertorio de standards y piezas de Agustín Leal.

Domingo 25, a las 20.30.

En Espacio Arizu (Av. San Martín y Arizu). Entrada: $100. Tocan:

Tinto Dixie Jam: fue creada desde la improvisación, con sus bases en el hip hop. Si bien su fuerte son las letras de rap, buscan fusionar distintos géneros y estilos musicales, pasando por el jazz, la bossa nova, el rock y el trap, entre otros.

BÖP Cuartet: nació como un dúo inspirado por el jazz y su filosofía de improvisación. En esta ocasión se presentan, además de Ignacio Böhm en la voz y Agustín Patiño en el teclado; Flavio Patiño (bajo) y David Reyes (batería).

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA