Un día como hoy: Marlon Brando rechazó el Oscar a Mejor Actor

El actor se rehusó a aceptar el premio a Mejor Actor debido a la situación que vivían los indios norteamericanos.
El actor se rehusó a aceptar el premio a Mejor Actor debido a la situación que vivían los indios norteamericanos.

En la primera edición de los Oscar televisada para todo el mundo, el actor hizo un acto revolucionario y decidió no aceptar el galardón, defendiendo a los indígenas frente a Hollywood.

Este año se celebra un aniversario sumamente importante para la historia del cine: la primera cinta de El Padrino cumple medio siglo. La trilogía, dirigida por Francis Ford Coppola y protagonizada por Marlon Brando, Al Pacino y Robert De Niro, se convirtió en todo un ícono del cine por múltiples razones.

Coppola no sólo abordó la mafia desde un costado más humanizado y en donde la familia toma el protagonismo principal, sino que, además, tuvo toda una serie de factores que rondaron alrededor de la trilogía.

Desde sus tires y aflojes con la mafia italiana, los conflictos con Paramount, la selección de actores e incluso la participación de los grupos mafiosos en las cintas, son algunos de los sucesos que marcaron esta leyenda del cine.

Pero incluso, las polémicas rondaron alrededor de la cinta de Coppola después de haberse estrenado. Porque no sólo la voz la tenía su director, sino también sus protagonistas.

“Yo, como miembro de esta profesión, no siento que como ciudadano de los Estados Unidos pueda aceptar un premio aquí esta noche. Creo que los premios en este país en este momento son inapropiados para ser recibidos o entregados hasta que la condición de los indios americanos se altere drásticamente”, escribió el actor.
“Yo, como miembro de esta profesión, no siento que como ciudadano de los Estados Unidos pueda aceptar un premio aquí esta noche. Creo que los premios en este país en este momento son inapropiados para ser recibidos o entregados hasta que la condición de los indios americanos se altere drásticamente”, escribió el actor.

Uno de los hechos más recordados que rondan esta trilogía, que también ocurrió casi 50 años atrás, fue el rechazo de Marlon Brando a su Premio Oscar a Mejor Actor.

Exactamente hoy, que coincide en la víspera de la gala de este año, Marlon enviaba a una figura indígena a rechazar el premio, considerando que Hollywood debía poner énfasis más allá de premiar a los actores.

El día que Marlon Brando rechazó el Oscar

Aquel 27 de marzo de 1973, Marlon Brando pidió a la apache Sacheen Littlefeather que rechazara el galardón por él y la envió a la ceremonia a dar un discurso significativo de protesta.

Era la primera vez en la historia de los premios que fueron televisados a nivel mundial. Y si bien no era la primera vez que un actor había decidido rechazar el premio, Brando si fue pionero en las razones por las que decidió tomar esta iniciativa.

El Padrino había resultado ser todo un éxito, superando barreras políticas y económicas y así, logró llegar a buen puerto. Sin embargo, la polémica no quedó relegada después de su estreno y este hecho marcó un antes y un después en la historia.

En aquel momento, Sacheen era la presidenta del Comité Nacional de Imagen Afirmativa de los Nativos Estadounidenses y fue ella quien subió al escenario aquella noche para anunciar la decisión del actor.

“Esta noche vengo en representación de Marlon Brando que, lamentablemente, rechaza este generoso galardón. Y eso se debe al maltrato de los indios estadounidenses en la actualidad por parte de la industria cinematográfica, en la televisión, en las películas reemitidas y en lo recientemente ocurrido en Wounded Knee”, dijo la representante frente a todos los invitados en la ceremonia.

Los videos de la noche son fieles testigos de que las palabras de la joven no fueron bien recibidas por los colegas de Brando. Los abucheos y murmullos en la sala se hicieron notar, aunque ella no permitiría que eso impidiera su propósito.

“Disculpen”, pronunció Sacheen y, tras una breve pausa, se llamó a silencio. Muchos de presentes empezaron a aplaudir apoyando a la apache e hicieron callar a aquellos que estaban en desacuerdo con el actor.

“Pido no haber sido una molestia esta noche y que deseemos que, en el futuro, nuestros corazones y entendimiento se encuentren con amor y generosidad”. Así cerró su discurso y acto seguido rechazó llevarse la estatuilla del estrado.

El comunicado extendido de Brando

El actor, que dio vida a Don Vito Corleone en la cinta, envió a su representante con un extenso comunicado que luego entregó a la prensa. Fue el New York Times el que publicó dicha carta para todos los asistentes que quedaron perplejos con la decisión.

“Durante 200 años le hemos dicho al pueblo indígena: Sólo si deponéis las armas, amigos míos, podremos hablar de paz y llegar a un acuerdo que sea bueno para vosotros”, comienza diciendo la carta.

“Cuando depusieron las armas, los asesinamos. Les mentimos. Les robamos sus tierras. Les hicimos pasar hambre para que firmaran acuerdos fraudulentos que llamamos tratados que nunca cumplimos”, enumeró, entre otras tantas situaciones.

“¿Quizás en este momento te estás preguntando qué diablos tiene que ver todo esto con los Premios de la Academia?” escribió en pregunta tácita. “Creo que la respuesta es que la comunidad cinematográfica ha sido tan responsable como cualquiera de degradar al indio y burlarse de su carácter, describiéndolo como salvaje, hostil y malvado”.
“¿Quizás en este momento te estás preguntando qué diablos tiene que ver todo esto con los Premios de la Academia?” escribió en pregunta tácita. “Creo que la respuesta es que la comunidad cinematográfica ha sido tan responsable como cualquiera de degradar al indio y burlarse de su carácter, describiéndolo como salvaje, hostil y malvado”.

“Pero hay una cosa que está fuera del alcance de esta perversidad y es el tremendo veredicto de la historia. Y la historia seguramente nos juzgará”, dice contundente.

El actor, insiste en que la historia marca como gloriosos a los conquistadores, aunque fueron ellos los que llevaron la humanidad a la miseria. “Pareciera que el respeto por los principios y el amor al prójimo se han vuelto disfuncionales en este país”, sostuvo.

“Todo lo que hemos hecho, todo lo que hemos logrado con nuestro poder es simplemente aniquilar las esperanzas de los países recién nacidos en este mundo”.

“¿Quizás en este momento te estás preguntando qué diablos tiene que ver todo esto con los Premios de la Academia?” escribió en pregunta tácita. “Creo que la respuesta es que la comunidad cinematográfica ha sido tan responsable como cualquiera de degradar al indio y burlarse de su carácter, describiéndolo como salvaje, hostil y malvado”.

“Ya es bastante difícil para los niños crecer en este mundo” sostuvo. Y reforzó la postura frente a la imagen que tienen los niños indios frente a lo que ven en la televisión de su raza.

“Yo, como miembro de esta profesión, no siento que como ciudadano de los Estados Unidos pueda aceptar un premio aquí esta noche. Creo que los premios en este país en este momento son inapropiados para ser recibidos o entregados hasta que la condición de los indios americanos se altere drásticamente”.

El relato de Sacheen 50 años después

A sus 74 años, Littlefeather admitió que no se arrepiente de aquel momento. La representante, en aquel entonces, de los Nativos Estadounidenses, relató los incómodos y oscuros momentos que vivió antes y después de su anuncio.

La artista contó que aquella aparición significó el fin de su carrera, aunque permitió hacer llegar un mensaje contundente y de lucha a todos sus pares nativos americanos.

“No usé palabrotas, no levanté la voz ni usé mi puño. Recé para que mis antepasados me ayudaran, subí allí como una mujer guerrera, con la gracia, belleza, coraje y humildad de mi pueblo. Hablé desde el corazón”, relató la mujer en una entrevista con The Guardian.

La trilogía de El Padrino estuvo atravesada por diversas polémicas relacionadas a la mafia, la producción e incluso sus actores.
La trilogía de El Padrino estuvo atravesada por diversas polémicas relacionadas a la mafia, la producción e incluso sus actores.

Según contó la mujer, este acto revolucionario que planearon entre Marlon Brando y la comunidad no fue para nada gratamente recibido. Más bien, recordó que John Wayne tuvo que ser retenido para que no se abalanzara sobre ella.

“Durante mi presentación, vino hacia mí para sacarme a la fuerza del escenario. Seis hombres de seguridad tuvieron que sujetarlo”, indicó Littlefeather.

El acto revolucionario de estas dos figuras marcó la primera vez en la historia que se utilizaban los Oscar como pantalla para una ideología política.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA