Trío Saluzzi-Fracchi-Bisgaard: geografía jazzera sin fronteras

El trío Saluzzi -Fracchi- Bisgaard lanzó su disco debut “Lugar”, una dosis justa del género con sonidos rioplatenses y europeos. La búsqueda por lo propio uniendo la experiencia y estilos (foto: Frida Gregersen).
El trío Saluzzi -Fracchi- Bisgaard lanzó su disco debut “Lugar”, una dosis justa del género con sonidos rioplatenses y europeos. La búsqueda por lo propio uniendo la experiencia y estilos (foto: Frida Gregersen).

La banda lanzó su disco debut “Lugar”, una dosis justa del género con sonidos rioplatenses y europeos. La búsqueda de lo propio uniendo experiencia y estilos.

El jazz como se concibió en la década del ’50 es muy diferente al que escuchamos en el siglo XXI. Su cualidad intrínseca de la improvisación lo hace un género libre y amigable, que suena bien con otros sonidos lejanos a su génesis geográfica, pero cercanos en el espíritu.

Y de ese viaje permanente entre distintos estilos, que supo cultivar desde pequeño, el guitarrista José Saluzzi hace su propio camino junto a Juan Fracchi (contrabajo) y el experimentado baterista danés Ulrik Bisgaard en formato trío. Tras años de compartir escenarios y experiencias, la formación lanzó “Lugar”, el disco debut que traza un viaje amigable entre el sonido del jazz, acordes rioplatenses y un aire nostálgico del viejo mundo.

El álbum se grabó durante una gira por Dinamarca en 2018 y recientemente fue editado por el sello Ceibo Música en Buenos Aires. Es una joyita disfrutable en estos tiempos, que se distingue del resto por la mirada fresca con la que atraviesa al género. Claro que José Saluzzi desempolva su experiencia como guitarrista y como heredero de una familia de artistas. Hijo del compositor y bandoneonista Dino Saluzzi creció con la música tradicional argentina, pero también se empapó de otros ritmos en sus años en Europa.

Nuevo disco Saluzzi, Fracchi, Bisgaard Trío
Nuevo disco Saluzzi, Fracchi, Bisgaard Trío

Y junto al trío combina la música Argentina con los climas y las armonías del jazz. Una propuesta original en su planteo e hipnótica en sus resultados, con un repertorio basado en composiciones originales de Saluzzi y Fracchi, y canciones folclóricas danesas y argentinas.

La formación surgió tras un concierto eventual en Buenos Aires en 2017, que les permitió afianzar su relación en el escenario con múltiples giras por Dinamarca y Argentina, presentándose en los festivales más importantes de ambos países como Copenhagen Jazz Festival, Aarhus Jazz Festival y Buenos Aires Jazz.

“Lugar” se compone de ocho canciones instrumentales y cada una es un viaje en sí mismo, por la atmósfera que crea dándole un espacio particular a los tres instrumentos protagonistas. La guitarra, el contrabajo y la percusión de la batería, con potencia y nostalgia en títulos como “Almanda”, “Agitando pañuelos”, hasta una versión de “Malena”, entre otros. Dejando en claro que no hay un lugar de pertenencia sino un reflejo del origen de esas melodías, José se presta a la charla.

-¿Cuál fue la búsqueda del trío con este trabajo?

-El objetivo fundamental es dar a conocer lo que uno hace y a través de eso una cultura. En el disco lo que quisimos hacer es que no haya una frontera marcada entre los géneros. Si bien tiene una región y color unido con la música europea y el jazz, aún interpretamos música argentina e incluso incluimos una pieza de un compositor danés. El objetivo fue hacer lo propio más allá de todos los estilos que interpretamos en el disco.

-¿Pensás al jazz contemporáneo desde la perspectiva inevitable de unirlo otros estilos?

-La música que uno haga es el resultado de lo que uno es. Y uno es una mezcla de todo lo que vivió, estudió. No me centro en el jazz, sino más bien en el resultado que incursionar en el mundo del jazz puede darle a cada músico. Es el resultado de una condensación, entre conocimiento y experiencia.

-¿Fue un proceso largo la producción del disco?

-Lo hicimos en el medio de una gira, surgió muy rápido y teníamos ganas de grabar. Entonces en medio de la gira nos hicimos un tiempo para hacerlo. Y el proceso de mastering y mezcla se hizo en Buenos Aires. Pero la sesión de grabación fue muy rápida.

-¿Cuál es tu búsqueda con esta formación?

-Con Juan hace varios años que venimos trabajando juntos y los dos tocamos nuestra música, componemos. Y el formato trío me gusta mucho, porque tengo bastante experiencia, con mi padre y otros músicos. Es un formato donde la música tiene más espacio, y a la forma de hacer música que tenemos le va muy bien.

-Del jazz, ¿qué te llama la atención?

-Lo que hoy conocemos como jazz se ha convertido en un conjunto de varias cosas. Lo asemejo a lo que es la música escrita o la música de cámara, donde los ensambles son chicos. Y donde hay cierto margen de “libertad”, pero con la improvisación esa libertad se agranda muchísimo. Por eso a veces se confunde con lo que es jazz y lo que no es. Es una mirada de un grupo que compone la música pero que le da una cuota de libertad muy grande para buscar un sonido propio.

Un “Lugar” en las plataformas

El primer disco del trío está disponible en las plataformas de música como Spotify, YouTube, Deezer, Apple Music, entre otras. Es un trabajo fresco, austero, con libertad, que se distingue en el género. Editado por el sello independiente Ceibo Música.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA