martes 15 de junio de2021

Sólo suscriptores
Textiles: perfectos para cambiar tu espacio con algunas ideas y a muy bajo costo
Los textiles permiten jugar con la decoración de los ambientes y renovar con pocos recursos ese lugar que deseás.
Sociedad

Textiles: perfectos para cambiar tu espacio con algunas ideas y a muy bajo costo

Le aportan calidez y estilo al ambiente. Opciones low cost para poner en práctica y darle ese toque de distinción al lugar que habitamos.

Textiles: perfectos para cambiar tu espacio con algunas ideas y a muy bajo costo
Los textiles permiten jugar con la decoración de los ambientes y renovar con pocos recursos ese lugar que deseás.
Sólo suscriptores

Cuántas veces nos cansamos de los colores, queremos aportar un elemento distinto a la habitación o living y no sabemos cómo hacerlo. No hacen falta grandes inversiones para cambiarle la cara al espacio que habitas.

En general creemos que los muebles antiguos ya no van más o que tenemos que hacer grandes reformas para sentirnos a gusto con nuestra casa. Lo cierto es que la vida cotidiana para muchos dio un vuelco rotundo y el hogar se convirtió en el lugar donde permanecemos gran parte del día.

Y cuando empezamos a mirar para los costados buscamos la forma de renovar, dotar de vida nuestro comedor, la habitación o incluso hasta el baño, sin visualizar que los detalles hacen a esa transformación.

Los textiles son uno de los elementos más importantes en los espacios, que hacen al confort y definen nuestra personalidad y gustos. Por eso un almohadón, una alfombra, las cortinas o las mantas son un detalle no menor a tener en cuenta, que podemos conseguir a bajo presupuesto y a nuestro antojo.

Los textiles son un elemento fundamental de la decoración, que le aporta estilo y distinción a tu hogar.

Pinta tu aldea y tus almohadones

Tanto los sillones, sofá y camas luces diferentes cuando le sumamos un textil. Teniendo en cuenta el tono, la base y las texturas, los almohadones son un comodín perfecto siempre vigente para sumar.

En el mercado encontramos una amplia variedad de fundas para almohadas, aunque si buscamos una opción económica, lo ideal es confeccionar la funda con una tela que tenga la mayor cantidad de algodón, en colores neutros e intervenirlos con pintura y el diseño que vaya con nuestro espacio y personalidad.

Pintar con stencil un textil es una técnica sencilla, dado que podemos jugar con figuras geométricas, estampados naturales, estilo botánico que está muy de moda o incluso frases. Lo importante es animarse a jugar con los tonos partiendo de la base de colores que tiene el ambiente y la tela.

La técnica de pintura con stencil da la posibilidad de crear un almohadón a tu gusto y a bajo costo.

En este caso, lo principal es combinar la tela de algodón con una pintura para tela o a la tiza, que se adapta perfectamente a la superficie. Si respetamos el paso a paso de la técnica es una solución útil para darle ese toque final a tu cama o sofá. Para una habitación infantil, un lugar de trabajo o hasta un sillón de una galería puede lucir chic y único.

Actualmente los géneros más usados para estas técnicas son el lienzo con mayor porcentaje de algodón y el tusor, una tela muy de moda y versátil utilizada para tapicería de sillones o sillas, ropa de cama y cortinas. En el mercado encontramos una variedad de gama que va desde los colores neutros, pasteles y grises, además de rayados. El costo va de 600 pesos a 1500 pesos según el ancho del corte, pero es un género noble por su aspecto rústico y moderno.

Esta tela es ideal para tapicería y con poco podés lograr un cambio importante en el espacio. Desde pie de cama, fundas para almohadones y ropa de cama.

Otra de las técnicas frescas, que le dan un toque especial a los textiles es el shibori. Esta práctica japonesa es ideal para estampar y renovar prendas o generar tu propio diseño. Aunque podemos encontrar telas con ese juego de estampas, si volvemos al trabajo manual es una buena manera de confeccionar a nuestro antojo los textiles del hogar.

El shibari es una técnica japonesa que volvió a ser tendencia y permite crear piezas únicas con pocos elementos.

La premisa para hacerlo es contar con un género de algodón y tintura para tela. Luego se dobla, frunce, tuerce la pieza y se tiñe con el color que prefieras. Colchas, almohadones, pie de cama, caminos de mesa e individuales son algunas de las múltiples opciones que tenemos a nuestro alcance para modificar y crear.

Un recurso low cost son las fundas para sillones en tusor. Desmontables, en el color que prefieras y lucen modernas.

Alfombras, cortinas y cestos

Los textiles visten el espacio, le dan ese toque íntimo y sutil que necesita el hogar. Una de las elecciones más difíciles a la hora de decorar son las cortinas.

El black out vinílico es uno de los géneros más utilizados, que bloquea el ingreso de luz natural al ambiente y ayuda a mantener la temperatura del lugar. En diversas tonalidades encontramos cortinas confeccionadas con medidas estándares, y tanto la versión textil y vinílico ronda entre 500 y 700 pesos el metro para realizar cortinas del tamaño que busquemos.

Si la idea es renovar las cortinas de un ambiente de una forma cálida y siempre vigente, se pueden confeccionar cortinas hasta el piso que logren una amplitud del lugar, en colores neutros, con géneros como el lino, algodón o tusor.

El tusor es una tela muy utilizada y versátil para confeccionar cortinas, que vistan el ambiente.

Otro textil que nunca pasa de moda, permite separar los espacios y le aporta un toque de distinción son las alfombras. En distinto tamaño y con la posibilidad de intervenir o confeccionar alfombras de algodón, este elemento es versátil y suma al estilo que queremos darle al comedor, la entrada de la casa, el living o habitación.

Si no querés comprar una alfombra, se pueden confeccionar con tela de algodón o tapicería y pintarlas a mano.

Por último, un textil no menos importante y práctico son los cestos. Ideales como elementos de guardado, ya sea para guardar juguetes, revistas o productos de belleza e higiene personal, tenemos que tener en cuenta que además de la función de guardado, el estilo, color y género que se elija se fusione con la decoración del lugar.

Económicos y prácticos, los cestos de tela lo podes usar como macetero para darle un toque a ese rincón verde o tapar una maceta.

Los cestos de tela también son utilizados como maceteros. Un recurso económico, vistoso y práctico a la hora de darle ese toque especial al rincón natural de tu casa. O simplemente tapar esa maceta de plástico o cerámica que no encaja con la decoración.