Teresa Parodi lanza nuevo disco: “Yo siempre voy a hablar del paisaje y su relación con la música”

Teresa Parodi lanza nuevo disco: “Yo siempre voy a hablar del paisaje y su relación con la música”
.

La consagrada artista, habló acerca de sus días de encierro que dieron como resultado un disco fresco, rítmico y suave, que recuerda los sonidos de su tierra, y del mensaje que quiere llevar en cada una de sus letras

“Después de todo” es el nuevo trabajo de Teresa Parodi, que nació como consecuencia de los meses de encierro, en los que la inspiración dio paso a la poesía de sus letras y la melodía de nuevas canciones, en las que se refleja un estado de ánimo que recuerda su tierra correntina.

El disco está compuesto por diez canciones, entre las que se destacan “El amor volverá”, “Pinandi”, “Las coplas de Don Aledo”, en las que musicaliza los versos del gran poeta chaqueño por adopción, y “Botella en el mar” en la que intervienen los nietos de Teresa, Emilia y Ezequiel.

El arte de tapa del disco, como el libro por pliegos, tiene un diseño muy fresca, que remite al amanecer en el campo, al agua y a los esteros que es, justamente, algo que a lo que Parodi hace referencia en sus letras.

Teresa Parodi, quien ha compuesto más de quinientas obras que recrean la sabiduría e identidad de su pueblo y su paisaje, canciones que fueron cantadas por las voces más importantes de América e incluidas en sus treinta y un discos publicados, habló con Los Andes acerca del lanzamiento de su nuevo trabajo.

Teresa Parodi

¿A qué hace referencia el título del disco “Después de todo”?

En realidad el título sale de esa de una de las canciones y de uno de los versos del tema distinto que en un momento dice “En el naufragio una canción cruza el asombro para abrazarte una vez más después de todo” esa Idea del después de todo lo que nos pasa y del Mientras tanto. La canción siempre es ese refugio y abrazo intangible que llega y nos ayuda a vivir. Porque todos elegimos en algún momento la música para que nos acompañe, así como elegimos determinadas cosas que son esenciales para nuestra sensibilidad que necesita conectarse con lo bello, con las emociones sinceras y con descubrir cosas también y que te lleva a la reflexión y a momentos muy especiales con vos mismo. Por lo pronto yo sé que la música va a estar acompañandome, Eso fue lo que me llevó a ponerle ese nombre, con la esperanza de que haya ese “Después de todo” y que pronto estemos mirando hacia atrás esto como una pesadilla muy intensa, que nos paralizó mundialmente.

¿De qué hablan “Distinto” y “Pinandi”, y por qué los elegiste para promocionar el disco?

Como este disco nació en pandemia y como la música es un refugio y es central en mi vida,encerrada en el departamento donde vivo, en Buenos Aires, necesitaba refugiarme en la música. Extrañaba el sol extraordinario de mi tierra, el fulgor de ese sol en mi paisaje, el verde, el sonido del agua, eso que formó mi música y fui a buscar todo eso. “Distinto” es el primer tema de mi disco porque yo caminaba por mi casa, en círculos, para tener actividad mientras estaba encerrada y el tema tiene ese ritmo, un andante. Escuchaba música de otros y se me despertaban emociones de mi propia música y así fue apareciendo ese tema y el resto de las canciones, una tras otra.

Pinandí significa “pies descalzos” y se lo dediqué a dos muchachas que oficiaron de guías turísticas en un pueblo pequeño en el que estuve en mi último viaje al estero. Yo conozco ese lugar, muchos veranos de mi infancia fui a los esteros, pero ellas no lo sabían y me contaban del lugar, entusiasmadas, con lo que me llevaban a otro lugar, a mis recuerdos. Y me contaban que a ellas les decías “pies descalzos” porque andan así en esa tierra tan blanca que te invita a caminar descalzo. Ese tema también tiene como una melodía andante, que Manu Sija que es el arreglador, y Facundo Guevara, que es el percusionista, trabajaron esa idea mía de ir siguiendo los pasos de esa guía turística amorosa, que además me aseguraba que me podía curar el alma, cuando sea, por teléfono. Se quedó en mi corazón, y ahora está en esa canción.

¿Las coplas de Don Aledo es el único tema que no es de tu autoría?

Apareció una forma distinta de componer, yo nunca había compuesto en coplas pero como las coplas son libres y todo el tiempo pensaba en esa libertad como una necesidad del ser humano, entonces compuse esas coplas. Una se llama milonguita compañera y la otra es Coplas de don Aledo. Don Aledo tiene un libro de coplas que siempre me acompañaron y que quisieron ser cantadas en este trabajo, elegí algunas y las musicalicé. Yo siempre voy a hablar del paisaje y su relación con la música. Inclusive aparece un tema como canoíta pescadora en la que estoy acompañada de dos celos que hacen de guitarras, (porque no hay guitarras en ese acompañamiento), es decir, un montón de sonoridades que tienen que ver con búsquedas interiores mías para acompañar mí música, pero también para acercarme a las nuevas generaciones, su mirada y su manera de pensar la música.

Entonces de pronto miraba y volvía a estar en el departamento. Fue cuando escribí “Botella en el mar” en la que vuelvo a sentirme aquí encerrada, mirando por la ventana y extrañando siempre esa otra visión de mi tierra. Y aparece una necesidad de que mi canto sea una botella en el mar, con un mensaje de ese “después de todo, lo que está por venir”. Para hacer ese tema los elegí a mis nietos, Ezequiel y Emilia, que tocan conmigo como parte de ese mensaje y con esperanza de futuro.

Y luego el mensaje final que es “El amor volverá” porque el amor siempre está pero necesitamos saber que va a estar, y si en algún momento nos sentimos solos, el amor va a volver en todos esos abrazos que estamos guardando. Ese tema lo quise grabar con una querida amiga y entrañable artistas latinoamericana que es Cecilia Todd, cuya voz es de una belleza emocionante. Ella estaba en Venezuela, lo grabó allá, me lo mandó y está en este disco.

.

¿Cómo lográs traer el espíritu de tu tierra a un disco, estando en Buenos Aires?

Yo tengo el paisaje adentro, me formó y uno mira el mundo desde su paisaje, desde su entorno y desde su historia personal. Yo sigo parada en esa isla maravillosa que es la Mesopotamia, la conozco entera porque vivía en Corrientes, también en Misiones y tenía familia en Entre Ríos, así que también iba mucho. Amo esa tierra. Tenía un amigo, un gran poeta que ya no está pero su obra sí, Juan José Correa, que vivió muchos años en el exilio, en Valencia. Cuando volvió le pregunté ¿Cómo hiciste para seguir teniendo este lenguaje que nos remite directamente a lo profundo de la tierra? y me respondió “tengo el río en la sangre, Tere”. Con eso me dijo todo. Cuando yo misma vine aquí (Buenos Aires) a vivir definitivamente, traje en la sangre el río, el verde, el sonido de los pájaros, todo ese paisaje está presente en mi música. Y cuando extraño mucho voy a la música.

Sobre todo en un paisaje tan distinto como es el de Buenos AIres

Yo amo esta ciudad, porque me recibió con los brazos abiertos cuando llegué siendo una desconocida y amo el paisaje distinto de esta ciudad, aunque suene contradictorio esto que te digo, pero esto no me aleja del sonido con que vibra mi corazón y mi memoria. ¡Incluso no perdí mi acento, porque no puedo! soy eso.

Milonguita compañera está dedicada a Alfredo Zitarrosa y Raún Carnota, en la que se desprende un mensaje más político, que se despega un poco del resto del disco

Dos entrañables amigos. Tuve el honor de que a Alfredo Zitarrosa le gustara mi trabajo y que él me llamara desde Uruguay para decirme que le gustaba lo que yo hacía. Para mí fue uno de los momentos más hermosos e inolvidables de mi vida. Después me hizo el honor de cantar una canción mía, y grabarla. Entonces teníamos un vínculo muy hermoso hasta su muerte. Y me gusta mucho la forma en que Zitarrosa trabajaba la milonga. Raúl Carnota también, aunque en él no era central pero tenía una gran influencia de la manera de componer por coplas. Pero yo nunca había tomado ese lenguaje ni esa manera de hacer letras y música, y tuve la necesidad porque siento que esas coplas guardan una gran libertad, que podían salir por la ventana y decir cosas. Trabajé eso y creo que puedo, en la sencillez de cuatro versos, redondear un pensamiento y decirlo.

.

A lo largo de tu carrera y tu extensa trayectoria siempre se menciona el vínculo musical con Astor Piazzolla, este año que es el centenario de su nacimiento, ¿Participaste de los homenajes?

Estuve en los eventos que se hicieron en el Teatro Colón, dos veces. Una primera vez con Facundo Ramírez, el hijo de Ariel Ramírez, de quien también se cumplen 100 años, ahora el 4 de septiembre. Y mirá qué año ese: nacieron Astor Piazzolla, Ariel Ramírez y Jaime Dávalos, ¡perdoname el año! (se ríe) Por eso, la Fundación Astor Piazzolla organizó una serie de conciertos, conjuntamente con en el Colón. Facundo Ramírez tiene un disco muy conocido en el que de un lado toca Piazzolla y del otro, Ariel Ramírez. Organizaron que tocara unos temas de Ástor y otros de su padre, y pensaron en mí para que los cante, así que estuve ahí con él. Y después, de vuelta, cantando nada más y nada menos que con el maestro Horacio Malvicino, que fue músico de Piazzolla.

Ficha Técnica del álbum:

Producido por: Manu Sija y Matías Cella

Grabado por Emilio Nicoli en estudio Romaphonic entre el 15 y 25 de marzo de 2021, Buenos Aires - Argentina.

Asistentes de grabación: Manuel Córdoba y Javier Verjano

Asistente de Teresa Parodi: Matías ¨Matota¨ Ott

Grabaciones adicionales y mezcla por Emilio Nicoli en Estudio Prisma,

Buenos Aires - Argentina.

Masterizado por Matías Cella en Romaphonic, Buenos Aires - Argentina.

Músicos:

Manu Sija: Laúd Árabe, Violín/Viola, Mandolina, Ukelele, Bandoneón, Guitarra Eléctrica, Contrabajo, Armónica, Coros y Programación de Loops.

Facundo Guevara: Set de Batería + Cajón Peruano, Bombo Legüero, Tumbadoras, Djembe, Udu, Huancara, Talking Drum, Berimbau, Caxixis, Shekere y Semillas.

Juan Manuel Colombo: Guitarras, Guitarrón y Cuatro

Fernando Correa: Acordeón

Camilo Parodi: Bajo

Músicos invitados

Cecilia Todd y Matías Cella en “El Amor Volverá”, CheChelos en “Canoíta Pescadora”, Emilia Parodi y Ezequiel Parodi en “Botella del Mar”.

Fotografía: Cecilia Salas

Diseño de Arte: Sofía Gabrieludis - Alicia Campillo

Director Artístico Sony Music: Pablo Durand

A&R Sony Music: Javier Caso

Management & Comunicación: Jimena Arce y Jorgela Argañarás

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA