jueves 15 de abril de2021

"La culpa y la memoria", una de las piezas breves que se verán hoy.
Espectáculos

Teatro por la Memoria continúa hoy con dos piezas breves y Kaspar Hauser en vivo

Serán la parte artística del acto central del encuentro, que promete más actividades durante el año. Las palabras de Juan Comotti.

"La culpa y la memoria", una de las piezas breves que se verán hoy.

El encuentro de Teatro por la Memoria ya es un punto fundamental del calendario cultural mendocino. Y en esta circunstancia particular, en medio de una pandemia, no ha querido perder su lugar. Hoy en la Enkosala Teatro Gladys Ravalle se realizará el acto central de la edición de este año, que incluye dos piezas de teatro breve y la actuación de la banda de metal Kaspar Hauser. Mañana cerrará con “Bairoletto, el pampero”.

De hecho el encuentro, denominado “No destruirán la primavera” (un título proveniente de una canción del cantautor mendocino-cubano Rafael Quevedo), comenzó esta semana, pero también dejará parte de sus actividades para más adelante. Preferentemente, para septiembre y octubre, cuando quizás el panorama permita que artistas de otros países puedan participar. Es, al menos, el deseo del director Juan Comotti, quien también organiza el ciclo.

Este año, para las actividades también se sumó, además del auspicio del Instituto Nacional del Teatro, el proyecto Zona Teatro, del municipio de Godoy Cruz. Todo bajo las consignas de los Derechos Humanos, la Identidad, el Género, la Migrancia y la Historia, y con la participación de Mariú Carrera como madrina y Jorge Fornés como padrino del evento.

El plan de esta edición de Teatro por la Memoria se remonta, inevitablemente, a lo que sucedió el pasado. En marzo de 2020, Comotti dio junto a Vilma Rúpolo un taller sobre teatro y memoria, en el que también tomaban parte dos profesoras de Buenos Aires. Además de la instancia de formación, la idea era ofrecer una muestra de lo trabajado, pero justo el anuncio de la cuarentena fracasó los planes. Pocos días después, como nunca antes, se conmemoró un 24 de marzo sin presencia en las calles.

Ahora, el 2021 propone una nueva oportunidad para el encuentro, que tampoco vio como una posibilidad probar otros medios virtuales (como el streaming). Con todos los cuidados del protocolo, volvió a hacerse esta semana. Con ciertas limitaciones, pero también con el fervor de volver a hacer del teatro un hecho presente.

La pandemia también me obligó como director a recluirme y empezar a dar clases de forma virtual, presencial y mixturado”, cuenta Comotti. “Me mostró una forma de laburo que está piola más allá de la pandemia”, dice sobre su experiencia de un taller de montaje, que le permitió empezar a preparar las obras desde la distancia.

Tanto es así que este año, aunque estemos en marzo, ya estrenó cuatro piezas: “Los ponedores”, “Las paridoras”, “Los elegidos”, y tres piezas de teatro breve, un formato que cobra cada vez más fuerza en la escena local.

‘El pañuelo’ y ‘La culpa y la memoria’ forman parte de este esquema de teatro breve, donde generalmente se presentan tres cosas, pero que nosotros vamos a intercalar con la banda para que sea multidisciplinario”, dice sobre la participación de la banda de metal Kaspar Hauser, formada en los ’90 y donde él mismo es voz y guitarra, acompañado por Ariel Quiroga (voz y bajo) y Guillermo Ríos (batería).

-¿Cómo llegaste a esas obras?

-Cómo llego a “El pañuelo” es curioso. Una vecina de Bermejo, Anabella Lledó, me dijo que tenía esa obra de Carlos Alsina, un tucumano muy amigo mío, que me llevó a esa provincia a dirigir “Freno de mano” hace algunos años. Esa obra se representó muy bien en Mendoza, con una puesta brillante de Alejandro Conte, actuada por Celeste Seydell, hija de Mariú Carrera.

-¿Cómo enfocan teatralmente esta nueva puesta?

-Los ensayos que hemos tenido han sido una sorpresa, porque ella escribe mucho, por lo que estamos tratando de tomar poemas suyos, personales de su vida, y “cruzarlos” con los textos de Alsina. Hay mucho de ese bagaje que ella tiene en su repertorio de poesía que sirve muchísimo. Casualmente lo que ella ha escrito, como historia de vida de una mujer transitando por muchas épocas y situaciones, nos da una fábula que aporta a la historia de Alsina y la alarga un poco también, pues estamos hablando de obras de 15 o 20 minutos.

-¿Y en el caso de “La culpa y la memoria”?

-Esa obra propone un juicio a un personaje arquetípico de la memoria, con dos actores que ya se han formado en la Enkosala. Tiene un componente onírico, pues es el juicio que le hace un abogado a la memoria por la culpa que tiene de todos los juicios que ha hecho siendo un “buitre”. La tesis es qué pasaría si nosotros descartamos nuestro pasado.

La cita

Hoy, sábado

Acto por la Memoria

“La culpa y la memoria”, de Carolina Laursen. Dirige Juan Comotti. Actúan Ricardo Adrian Pérez y Mariana Cecilia Hidalgo.

“El Pañuelo”, de Carlos Alsina. Dirige Juan Comotti. Actúa Anabella Lledó.

Banda invitada: Kaspar Hauser.

A las 22, en el Teatro Gladys Ravalle (Almirante Brown 755 de Godoy Cruz).

Reservas: 261-4722921.

Entrada: $300.

Mañana, domingo

“Bairoletto, el pampero”, de Sonnia de Monte.

Dirige Alicia Casares. El elenco amateur está formado por actores de la secundaria en el colegio Martin Zapata, donde estudiaban con Luisa Ganes.

A las 20, en el Teatro Gladys Ravalle.