Taylor Hawkins: cómo fueron los últimos días del baterista de Foo Fighters

Taylor Hawkins falleció este viernes en Bogotá, Colombia.
Taylor Hawkins falleció este viernes en Bogotá, Colombia.

Falleció sorpresivamente en Colombia el viernes, después de haber actuado el domingo pasado en el Lollapalooza argentino, y llenó de dolor el mundo del rock. Tenía 50 años.

Desconcierto y tristeza se viven en el rock desde la noche del viernes, cuando se conoció que Taylor Hawkins, el baterista de Foo Fighters, había muerto sorpresivamente en Bogotá a sus 50 años.

La banda se estaba por presentar en el Festival Estereo Picnic (FEP) y fue ahí mismo, cuando estaban por salir al escenario, que los estadounidenses dieron a conocer la noticia. “Con el corazón roto estamos acá para comunicarles una noticia tristísima, debido a una situación médica de mucha gravedad, Foo Fighters no podrá presentarse esta noche y ha cancelado el resto de su gira suramericana”, publicó en simultáneo el festival en sus redes.

El dolor se expandió rápidamente en el mundo de la música, y especialmente en el público latinoamericano, puesto que hace pocos días la banda había participado en los Lollapalooza de la región. El domingo pasado, de hecho, estaban cerrando los tres días en el Hipódromo de San Isidro (Buenos Aires).

Taylor Hawkins con Emma Sofía, su minifan.
Taylor Hawkins con Emma Sofía, su minifan.

Nada hacía pensar que el carismático baterista iba a morir pocos días después. Fue una actuación demoledora, apuntaron los cronistas, y Hawkins se lució en sus solos y en temas como “Somebody to love”, el imperecedero himno de Queen, en el que intercambió roles con Dave Grohl, el frontman del grupo que alguna vez fuera baterista de Nirvana. Fueron ovacionados por miles de argentinos.

Por eso fue un verdadero golpe para los fanáticos, quienes con el correr de las horas se fueron enterando de más detalles. Según se supo, el músico fue encontrado muerto en la habitación del hotel donde la agrupación se encontraba hospedada, en el norte de Bogotá. Después de esto, la banda anunció la cancelación de todas sus actividades, incluida la gira por América Latina, de la que todavía restaba su show en Brasil.

Al cierre de esta edición, poca información se tenía sobre las causas de la muerte. Un reporte policial preliminar indica que “la causa de la muerte se encuentra por establecer; de acuerdo con versiones de allegados, el deceso podría estar asociado al consumo de sustancias estupefacientes”. Si se confirmara, sería un caso más en la larga lista de músicos que sucumben a una sobredosis, de la que él mismo casi formó parte en 2001, cuando -en pleno ascenso a la fama- consumió heroína en exceso y estuvo en grave estado.

Según las primeras versiones, Hawkins presentó un dolor en el pecho y seguidamente personal del hotel Casa Medina llamó al servicio de urgencias, pero cuando llegaron los médicos en la ambulancia el artista ya había fallecido. Un laboratorio de las Seccionales de Investigación Criminal (Sijin) e investigadores adelantaron en el lugar de los hechos las respectivas averiguaciones para establecer la posible causa de su muerte, informó la Policía.

La incredulidad también golpeó a sus fanáticos paraguayos, que en los últimos días vivieron uno de los gestos más enternecedores de Hawkins. Resulta que después del show en Argentina, el grupo viajó a Asunción para continuar con la gira. Un concierto que fue lamentablemente frustrado por un temporal, pero que no desanimó a Emma Sofía, una nena fanática del grupo que apenas tiene 9 años y que, al saber cuál era el hotel en el que estaban parando, decidió ir hasta allí con su familia y armar su pequeña batería para expresar su amor por Foo Fighters.

Tocó y tocó durante una hora en la vereda, y agolpó a una cantidad enorme de fanáticos y transeúntes. Eso llamó la atención de Hawkins, quien salió a la calle porque quería conocer a su fan. La saludó, le agradeció y hasta se sacaron una selfie que después dio la vuelta al mundo y fue “megusteada” por miles de fans. Cuando supieron de su muerte, a través de su Twitter el padre de la niña escribió que “estamos devastados. No sé cómo contar esto a Emma”. Así como ellos, muchos.

Foo Fighters en el Lollapalooza Argentina. (Twitter)
Foo Fighters en el Lollapalooza Argentina. (Twitter)

Nacido en Fort Worth (Texas) el 17 de febrero de 1971, Taylor Howkins empezó a mostrar su pasión por las baquetas con apenas cuatro años. Por esos años formó su olimpo de ídolos: Stewart Copeland, de The Police; Phil Collins, de Genesis y Roger Taylor, de Queen. En 1995, asociado a la banda de Alanis Morissette, llegó a la fama mundial. Y con ella estuvo por dos años más, hasta que decidió emigrar a una banda de rock, su verdadero sentimiento.

Entonces apareció Dave Grohl, quien después de recuperarse del suicidio de Kurt Cobain se había rearmado en Foo Fighters. William Goldsmith acababa de dejar el grupo, un hecho que marcó la vida de Hawkins. Se sumó y, desde el segundo disco de la banda, “The colour and the shape” (1997), no la abandonó jamás, aunque en los años posteriores se volcaría también a Taylor Hawkins and the Coattail Riders (su proyecto solista) y Chevy Metal (donde daba rienda suelta a su pulso metalero). En “The colour and the shape” tocó sus últimos temas Goldsmith y Hawkins irrumpió aportándole nuevos colores a la banda, en los temas “Drive Me Wild”, “Baker Street” y “Requiem”.

La despedida en las redes

Mick Jagger: “Es increíblemente triste enterarme de la muerte de Taylor Hawkins. Mis pensamientos están en este momento con su familia y la banda”.

Ringo Starr, legendario baterista de The Beatles: “Dios bendiga a Taylor. Paz y amor para toda su familia y para la banda”.

Ozzy Osbourne: “Fue realmente una gran persona y un músico increíble. Mi corazón, mi amor y mis condolencias están con su esposa, sus hijos, su familia, su banda y sus fanáticos. Nos vemos del otro lado”.

Paul Stanley (Kiss): “Sin palabras y destrozado. Taylor era un gran tipo, padre y esposo. Mi corazón está con ellos, Dave y la banda. Qué horrible noticia”.

Andrea Alvarez, reconocida baterista argentina: “Querido Me hiciste muy feliz Gracias! Fuiste un re capo, una máquina de generar felicidad desde la batería. Pocas veces vi a alguien desparramar tanta energía y ser tan hermosa persona siendo músico. Que tengas paz”.

Gaby Pedernera (Eruca Sativa): “Esta noticia sí que es jodida... Gracias Taylor”.

Jorge Araujo (Monos Con Navajas, Divididos, Gran Martell: “Buen viaje Taylor Hawkins”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA