“Siete Segundos” La serie que muestra por qué la Justicia debería sacarse la venda de los ojos

“Siete Segundos” La serie que muestra por qué la Justicia debería sacarse la venda de los ojos
.

Cuando la corrupción policial se enfrenta a una Justicia blanda teñida de prejuicios raciales, resulta difícil para una familia de barrio marginal hacerse un lugar para que se reconozca el crimen cometido hacia su hijo

Ante la paulatina e inexorable insipidez de las últimas producciones de Netflix, retomar viejos catálogos de la plataforma insignia no es una mala idea. Así llegamos a “Siete Segundos” (Seven Seconds), una de sus mejores producciones originales, que cuenta con una sola temporada de 10 suculentos capítulos de casi una hora de duración, estrenados el 23 de febrero de 2018. Creada por la productora ejecutiva Veena Sud, y basada en la película rusa The Major (2013), la serie fue escrita y dirigida por Yuri Bykov, un prestigioso director y guionista ruso. Tal vez por eso esta serie atrapa con una progresión temporal distinta a la que nos tiene acostumbrado el enlatado oriundo de Estados Unidos.

La muerte de un chico en una plaza de New Jersey desata un entrecruzamiento de historias que atraviesa a toda la sociedad y deja al desnudo la realidad de la policía corrupta, las trabas de los investigadores, la maleabilidad de la justicia, el racismo, la homosexualidad, el sistema de salud, los veteranos de guerra, las narcobandas, las adicciones y la fe religiosa.

Un adolescente afroamericano es atropellado por un policía de investigaciones, recientemente llegado a la ciudad. Su jefe y compañeros intentan tapar el crimen, y convencen al joven policía -que además está a punto de ser padre- de olvidar el hecho y continuar con su vida.

Sin embargo el adolescente atropellado no muere de inmediato y pasa varios días internado en un hospital en estado de coma. Mientras la familia intenta averiguar qué ocurrió, los nervios del joven policía que provocó el hecho se ponen a prueba al comprobar que el chico continúa con vida.

.

Por su parte, la fiscal que toma el caso -una joven mujer de raza negra-. debe lidiar con sus propias adicciones antes de poder hacerse cargo de la investigación. Su compañero, el detective “Fish” recientemente asignado a la misma oficina, será quien la ayude a salir adelante en un juego pruebas eliminadas, conjeturas, y cómplices del hecho sentados a un escritorio de distancia.

.

Mientras tanto y como telón de fondo, la presión social comienza a crecer y se hace sentir gracias a la intervención de la madre del adolescente que a través de los medios de comunicación, que genera manifestaciones espontáneas de personas de raza negra, exigiendo justicia.

Así como la historia principal está atravesada por las circunstancias de vida de cada uno de los personajes, a su vez otras historias hilvanan y terminan de cerrar un complejo entramado social, político y judicial muy difícil de sortear.

Seven Seconds

Con un elenco impecable, las interpretaciones consiguen lo que promete, generando impotencia, empatía, enojo, amor y odio a la vez. Por un lado está Clare-Hope Ashitey como K.J. Harper (la fiscal que investiga el caso); Michael Mosley como Joe “Fish” Rinaldi (su compañero) y Regina King como Latrice Butler, madre del adolescente asesinado. King dijo que se encontró con una madre cuyo hijo había sido asesinado por la policía para entender el papel.

.

En el otro extremo, como el jefe de policía corrupto está David Lyons, en el personaje de Mike DiAngelo; Beau Knapp como Peter Jablonski (el policía responsable del accidente) y sus compañeros Raúl Castillo como Felix Osorio; Patrick Murney como Gary Wilcox.

El único punto en contra es que -tal vez acostumbrados a las cápsulas de 40 minutos de digestión rápida y contenido volátil- los capítulos por momentos se hacen largos. No es una serie para maratonear, sino para compenetrarse día a día, ya que la contundencia de la historia no deja lugar para un segundo plato.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA