Sebastián Yatra debutó como actor en Netflix: ¿De qué se trata “Érase una vez... pero ya no”?

Sebastián Yatra junto a sus compañeras en el nuevo musical de Netflix: Mònica Maranillo y Nia Correia. (Netflix)
Sebastián Yatra junto a sus compañeras en el nuevo musical de Netflix: Mònica Maranillo y Nia Correia. (Netflix)

El colombiano se anima a protagonizar la nueva serie musical de Manolo Caro, el creador de “La casa de las Flores”. ¿Seguirá la buena racha en su carrera, que incluye una nominación al Oscar?

Sebastián Yatra tiene un año cargado de éxitos. En casi una década de carrera se convirtió en una figura central de la música latinoamericana. Y los Grammy Latinos de 2017 y 2018, en los que arrasó, fueron apenas el comienzo.

Es que en este 2022 se expandió mucho más. Está nominado en los Oscar por la canción “Dos oruguitas”, que interpreta con su tierna voz en la película “Encanto”, de Disney, y viendo el tremendo éxito que ha tenido la banda sonora de esta película animada, compuesta por Lin-Manuel Miranda (“Tick, tick... Boom!”), es muy probable que se alce con la estatuilla el próximo domingo 27 de marzo.

Pero Yatra va por más. Siguiendo una tendencia muy común desde hace muchos años, en la que los ídolos del pop se animan a calzarse el traje de actores y actrices, ahora el colombiano es el protagonista de una serie de Netflix. Sorprendió a más de uno.

Érase una vez... pero ya no” estrenó el viernes en la plataforma, y tiene un elenco compuesto por varios autores de hits: además de Yatra, figuran las cantantes españolas Nia Correia y Mónica Maranillo, además de Rossy de Palma (chica Almodóvar), Asier Etxeandía, Mariola Fuentes, Itziar Castro, la actriz chilena Daniela Vega y la mexicana Mariana Treviño, entre otros.

Pero lo determinante es que se trata de la nueva serie musical de Manolo Caro. Muchos lo recordarán: este mexicano, que maneja a la perfección la ironía telenovelesca y la estética almodovariana (entre otros resabios del manchego), dirigió el éxito “La casa de las Flores” y la miniserie “Alguien tiene que morir”. Ambas también en Netflix, por lo que tiene larga experiencia en esa plataforma.

Ahora cambian los escenarios, pero continúa el tono paródico, ya una marca de estilo en Caro. En “Érase una vez... pero ya no” se intercalan clásicos del pop en español y latinoamericano, pero en el argumento de dos amantes que son trágicamente separados y se tienen que reencontrar en otra vida. Una parodia de los cuentos de príncipes y princesas, una sátira de la monarquía, una farsa fantástica en torno al machismo, el feminismo y el amor romántico.

Es el anti cuento de hadas”, dijo sintéticamente Caro, “una reinvención con el pensamiento actual de la sociedad alejándonos de falsas ideas sobre la felicidad y de lo que nos dijeron que es el amor. Usando la comedia y la música como principales herramientas, nos adentraremos en una hilarante historia de amor en un lejano reino de España”.

En Vogue amplió que este es un “cuento que toca temas de actualidad y desmitifica cosas como el príncipe que va a rescatar a la princesa, el hecho de que las princesas necesiten a un hombre para ser felices, el que no quieran tener una profesión, que solamente están esperando el beso de un desconocido… Esta princesa deja entrever que vive su sexualidad, la disfruta y también desmitifica el rollo del héroe gallardo, valiente”.

Sigue: “Aquí todo el mundo se ríe de él porque es el chico frágil pescador. Cuando dice ‘yo quiero ir a la guerra para ganarme el honor de las reinas’ –que son dos, una pareja lésbica que gobierna en el lugar–, quiere ganarlo yendo a la batalla porque nos dijeron que solo así se ganaba el respeto. Lo lleva a otro lugar y nos pone en otra situación: los héroes ya no son los que pelean contra dragones y monstruos. Son los que sienten, los que cantan, los que se dejan enamorar”.

Es muy posible que, por el tono y el argumento, la serie tenga más empatía en el público ibérico (al igual que pasó con “Alguien tiene que morir”, protagonizada por Carmen Maura), pero la presencia de Yatra acerca también la ficción al público latinoamericano. Su participación ahí es más que evidente. Y su papel, como un príncipe fuera de los moldes patriarcales, será también muy comentado por sus picantes desnudos, que ya empezaron a correr por los distintos portales de chimentos. ¿Será también que lo veremos actuar cada vez más seguido? Solo el tiempo lo dirá.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA