martes 27 de octubre de 2020

Sólo suscriptores
Con solo pintar, empapelar o sumar elementos decorativos en los muros podemos renovar un ambiente, con poco presupuesto y mucho estilo.
Espectáculos

Renová las paredes de tu casa con estilo y sin gastar de más

Existen varios recursos a la hora de decorar los espacios, que permiten darle otra vida a los muros, con poco presupuesto y mucha personalidad. Aquí, todos los consejos para cuidar tu economía y a la vez darle otra vida a tus espacios.

Con solo pintar, empapelar o sumar elementos decorativos en los muros podemos renovar un ambiente, con poco presupuesto y mucho estilo.
Sólo suscriptores

Cuando pensamos en renovar la casa, lo primero que se nos viene a la cabeza es pintar los muros. Una buena lavada de cara a las paredes es la técnica ideal para cambiar el aspecto de un espacio y dejarlo como nuevo.

Por eso, a veces, no es necesario cambiar los muebles por el mero hecho de que pasaron de moda o no encaja en las nuevas tendencias. Pensar en renovar tu casa, ese espacio donde pasamos gran parte de la jornada implica mucho más que invertir en algo nuevo.

La primavera se siente y es una época ideal para echar mano a esas obras postergadas y dotar de vida cada rincón de tu hogar. El comedor, la cocina, una habitación o hasta el propio baño. Todos pueden lucir diferente con un poco de voluntad, una mínima inversión y mucho estilo.

“Renovar una pared implica darle personalidad al lugar y las opciones a elegir son muchas. Hay que encontrar una que se adecue exactamente a lo que estamos buscando. Siempre la pintura es la más clásica, pero también podemos optar por el empapelado de los muros con diseños vivos y modernos, vinilos impresos, madera y piedra. En cuanto al presupuesto, es mejor arriesgar en un muro que pueda cambiarle el color a menor costo, que cambiar un sillón o algún otro mueble”, aconseja la arquitecta y diseñadora de interiores Patricia Maldonado.

Además de la pintura los elementos decorativos son ideales para generar un ambiente personal y distinto.

Que tus paredes hablen por vos

Buscar el color o el diseño que más te represente es la clave para que la decoración de tu casa se una a tu personalidad y estilo.

No se trata de pintar con stencil geométricos sólo porque el diseño tiene un aspecto moderno. Si no encontrás en esa renovación lo que buscás. Claro que el presupuesto cuenta, pero si la inversión está puesta en la pintura deberá ser en un tono de tu agrado y confort. Los tonos neutros siempre están a la vanguardia, aunque vale la pena arriesgarse por colores vivos y oscuros para marcar la diferencia.

“Los muros son parte activa de la decoración, por eso siguen pisando fuerte los empapelados, las texturas, paneles de madera, diseños geométricos y muros de distintos colores. Se usa todo para todo, la única premisa es respetar tu personalidad y plasmarla en tu espacio. ¡No hay reglas! Pero si es requisito mantener el mismo lenguaje en el resto de los ambientes”, aclara Maldonado para encontrar una armonía en los distintos espacios sin perder personalidad.

No hace falta cambiar los sanitarios vintage. Empapelar los muros es una excelente alternativa para renovar un antiguo baño.

Otro punto a tener en cuenta si decidimos cambiar paredes pintadas por empapelado, no solo buscar un elemento de buena calidad con perdurabilidad, sino que el diseño elegido se una armónicamente con el resto de los muebles y textiles.

"Cuando decidimos mucho protagonismo para los muros, es necesario darle un “respiro” al espacio con todo los demás. Por ejemplo un sillón puede ser de un color neutro o vibrante pero tendría que equilibrar siendo liso. Tratar no colgar muchos cuadros u objetos en los otros muros, que nada “ensucie” a nuestro protagonista", sostiene Andrea Aramburu sobre los pasos a tener en cuenta si optamos por un empapelado con personalidad.

Un empapelado con un diseño neutro permite dotar de vida un espacio desapercibido y combinarlo con plantas y muebles.

Cuadros, vinilos colgantes, otra opción para decorar

Si no está en nuestros planes pintar o revestir los muros, buscar elementos decorativos que sean de nuestro agrado es una idea sencilla y práctica.

Desde un espejo que le de proyección a la habitación, cuadros con frases o figuras, vinilos, platos vintage y repisas son tendencia y una solución que permite un cambio rápido, con la opción de modificarlo.

Un color neutro como el gris combina a la perfección con espejos rústicos y colgantes.

Lo importante es no recargar el muro de estos elementos y brindarle un toque distintivo y personal.

Los estantes y repisas son utilizados en la actualidad, por su versatilidad como espacio de guardado y decorativo. Desde un lugar de trabajo, comedor, una habitación de juego, cocina, lavandería o hasta el baño. Lo importante es diagramar el lugar donde colocarlo y qué otra función cumplen además de la decorativa.

Una biblioteca con un toque de verde le otorgan calidez y funcionalidad al ambiente.

“Es un gran mueble en auge actualmente con un buen sistema de almacenaje para libros, discos, objetos, colecciones, adornos y puede tener incorporado el televisor o equipo de audio. Pasa a ser un elemento decorativo pero con mucha funcionalidad. Si queremos que sea un punto focal al ingresar al ambiente debería tener un orden y una estética a rajatabla. Pero si somos más descuidados, puede estar ubicado en un muro donde no sea lo primero que ves”, puntualiza Aramburu sobre este elemento funcional, económico y muy usado en decoración.

Los estantes son un recurso muy utilizado por la posibilidad de guardar objetos y a la vez decorar las paredes.

Mitos y verdades sobre los colores

El blanco agranda e ilumina, el rojo o ladrillo cansa a la vista o el gris apaga los espacios. Son varias las creencias a la hora de pensar en el color de las paredes. Al margen de las tendencias y los tonos de moda (hoy encontramos una variedad importante en el mercado), la idea principal es buscar el color que es del agrado de cada uno.

Colores alegres como el amarillo o el rosa chicle siempre son vistos con recelo, pero elegir un tono vibrante quizá es la manera de encontrar ese cambio que necesitás en tu casa y que te haga sentir bien.

"En la elección de los colores la personalidad de cada uno cuenta al 100%. No hay que dejarse llevar por las creencias populares como que los colores oscuros “achican” o los vibrantes cansan. Porque es mucho más amplia la idea. Nuestro consejo es elegir lo que sentís como tuyo, y tomarlo de punto de partida para todo lo demás que lo acompañe", apunta Patricia Maldonado del Estudio Aramburu-Maldonado.

No hay que temer a los colores vibrantes y oscuros. Dependerá de elegir el color que vaya con tu personalidad y los muebles del espacio.

Aunque un detalle fundamental a tener en cuenta es la iluminación del ambiente. La luz natural y artificial es la clave para que la elección del color no cambie por completo la percepción del espacio y la comodidad.

“Es fundamental elegir una iluminación artificial adecuada porque puede transformar totalmente la esencia de nuestra elección. Y también la luz natural, ya que hay colores que absorben la luz. Luego la elección es personal y todo comienza a fluir cuando se tiene una idea generadora, se completa espontáneamente una vez que decidimos lo que queremos. La idea es atrevernos a mostrarnos, no falla nunca”.

La atención de un living puede estar puesta en los muros y la combinación con muebles modernos o reciclados.

Consejos para darle vida a tus paredes

-Animarse a combinar paredes neutras con tonos vibrantes, dota de distinción el espacio.

-Si optás por un empapelado no recargar con objetos de decoración la pared y que el diseño vaya en armonía con el resto.

-Espejos, cuadros y repisas son una opción práctica y económica para renovar paredes.

-Pintar con stencil es un recurso fácil y con poca inversión.

-Despojarse de los prejuicios que los colores apagan el ambiente y cansan. La elección depende de lo que querés transmitir.