Ramiro Bueno: “Con mi papá nos vincula el querer construir nuestra historia con trabajo y sacrificio”

Ramiro Bueno
Ramiro Bueno

En un nuevo aniversario de la muerte de Rodrigo, Diario Los Andes habló con su hijo sobre el amor de la gente hacia su papá y cómo construye su carrera siguiendo su ejemplo: con perseverancia y trabajo.

El 24 de junio es una fecha que a los argentinos nos atraviesa desde el dolor. Un día como hoy, del año 2000, y tal vez por la misma vorágine en la que se iba construyendo su carrera, el cantante cuartetero Rodrigo Bueno moría en un trágico siniestro vial.

Pero esa madrugada no murió Rodrigo. Nació un mito, una leyenda, un ídolo popular que sigue sonando en cada fiesta, en cada casa, en cada recuerdo de los argentinos, sin importar cuestiones como edad o clase. Todos, pero todos, alguna vez coreamos y bailamos con y por él.

Nos dejó su música, pero dejó algo más importante: su hijo. Ramiro Bueno es muy parecido a su papá. Físicamente y humanamente. Su pasión, su humildad, su hambre de gloria es la mayor herencia que le quedó de su papá, que en el comienzo de su carrera artística ha dado sobradas muestras de estar acompañándolo desde muy cerca.

Hablar con Ramiro es un placer. A sus 25 años tiene una templanza y una sabiduría que lo hacen especial. Hoy construye su carrera como lo hizo su papá, con esfuerzo, sacrificio y de abajo. Nadie sabe si llegará lejos, pero por su sangre corre la de un potro que indómito y feroz salió a comerse el mundo. El resto lo dirá la historia.

Ramiro, me toca hablar con vos en una jornada muy particular. ¿Qué se mueve en vos, un día como hoy?

La verdad es que es un día bastante fuerte en lo sentimental. Es un día muy triste, hace 22 años que mi viejo nos deja físicamente. A mí lo que me pasa es que la semana previa al 24 yo ya me siento mal y desganado, pero una vez que llega el 24 me cambia todo porque la gente es tan cariñosa, brinda tanto amor y lo recuerda con tanto cariño. Es la fecha en que se unen todos para recordarlo con amor y yo quiero lo mismo. Uno siempre se queda con eso, capaz todo lo previo al 24 es duro, pero el mismo 24 con el amor de la gente se hace todo mucho más leve.

¿Y vos cómo lo recordas?

Siempre con mucho amor y con mucho respeto. Yo cuando sucedió lo del accidente no había cumplido 3 años entonces muchos recuerdos propios no tengo. Si bien tengo flashes de haber compartido cosas acá en mi casa y demás, son muy pocos los recuerdos propios que tengo, pero también me siento muy afortunado de tener mucha evidencia como vídeos o su música que también me sirve para llegar a conocerlo mejor.

Ramiro Bueno y su papá Rodrigo
Ramiro Bueno y su papá Rodrigo

Me imagino que tenes cosas que ni la prensa ni nadie tiene, guardadas como un tesoro que no has querido compartir

No por no quererlos compartir sino porque los videos los tengo en VHS, son esos videos viejos para la videograbadora y los tengo que digitalizar. Puede que en alguna vez suba algún momento íntimo en Córdoba haciendo un asado o cebando mates mientras yo jugaba en la habitación con los juguetes. Son como vídeos muy íntimos que algún día me gustaría compartir y demás, pero es un trabajo enorme porque te juro que son tantos vídeos que es un montón. Es un montón de archivo y el trabajo de pasarlo de VHS a digital es un re proceso. Ya cuando tenga tiempo lo haré.

En algún punto, ¿pesa ser el hijo de Rodrigo?

No. Yo creo que no porque siempre lo llevé con mucho orgullo. Al principio fue difícil, no te voy a decir que no, porque el primer encuentro con la prensa cuando yo era más chico fue difícil, fue muy abrumador, pero nunca sentí que fuera una carga. Siempre lo sentí con orgullo y lo viví de la mejor manera que pude y de la mejor forma se lo quise transmitir a la gente. A mi papá lo recuerdo con esa intensidad y con amor de padre e hijo, no con admiración de hijo hacia su padre artista. Por el simple hecho de que sea mi padre yo siempre lo voy a amar.

¿Cómo estas vos hoy? Estás incursionando en la música

Estoy incursionando en la música desde hace 3 años y medio y justamente hoy, 24 de junio, estoy estrenando un tema nuevo que se llama Talismán (bajo el nombre artístico Rxpper Ram) con la intención de poder sacar material en una fecha tan especial como es esta y también como una especie de terapia. Yo lo que amo es la música y me encanta compartirlo con la gente y hacerlo desde mi lado. Mi día a día hoy tiene mucho que ver con eso, con la superación con el esfuerzo y el escribir mi historia. Estoy trabajando en el Ministerio de Educación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y estoy haciendo la licenciatura de comunicación en la Universidad de San Martín. En el 2017 me recibí de periodista deportivo y ahora estoy estudiando el postgrado de la carrera.

¿Tenés un tema dedicado a tu papá?

Se llama 2405 y lo saqué en el 2020 el año de la pandemia. Fue como una carta de presentación hacia mi padre porque 2405 lo saqué justo para el 24 de mayo que es la fecha del cumpleaños de él, bueno curiosamente el 24 de mayo es su cumpleaños y 24 de junio del 2000 es la fecha de su fallecimiento. El 24 de mayo tenía muchas ganas de escribirle algo y fue también un desafío porque yo ahí estaba como arrancando mi carrera musical, era todo también una especie de encuentro conmigo mismo y era uno de mis primeros materiales para sacar a la cancha. Por suerte fue un laburo muy lindo, muy emotivo. La carga emocional fue enorme y la verdad es que estuvo muy copado el proceso.

En algunas notas contaste las señales que viviste con tu papá, ¿Cómo fueron esos momentos?

Una locura. Está en todos lados, no se puede creer. Lo más reciente que me pasó fue hace muy poco. Estoy preparando los vídeos musicales de mi próximo álbum, que va a salir en julio, y bueno, la primera grabación del primer rodaje yo lo hice en zona sur de acá de Buenos Aires, en los barrios de Temperley y Lomas de Zamora. Resulta que estaba grabando de noche en Lomas de Zamora y se me acerca un chico y me dice: “hermano, está buenísimo lo que haces, te cuento que yo vengo de la de la villa Rodrigo Bueno” y yo dije no puede ser. El camarógrafo se empezó a reír por lo bajo y yo dije no puede ser. Yo le conté al chico quien era yo y casi se pone a llorar, lo invité a salir en el video. En otra oportunidad también estábamos grabando como un barcito y de la nada suena un enganchado de cuartetos, todo mi viejo. Está en todos lados, está siempre presente a su manera.

¿Cómo es la relación con tu mamá? La tenés tatuada en el pecho.

A mi vieja la amo. Para mí, mi vieja es la más grande del mundo y bueno seguimos viviendo juntos, con mis hermanitas. La convivencia, la verdad es que es óptima, es increíble. Nunca tenemos ningún problema. La realidad es que somos muy unidos somos muy unidos acá dentro de casa y eso también es que a mí me hace sentir lleno.

¿Cómo te llevas con el fervor de la gente por tu papá y los tributos, las películas, etc?

Sinceramente, siempre que las cosas se hagan con amor, con mucho cariño y con ganas de homenajearlo, sin un objetivo como de lucro alevoso, yo creo que siempre es una linda manera de recordarlo a papá. Hay mucha gente que me etiqueta en Instagram a veces en tributos que hacen con bandas o en covers y yo siempre los escucho. Es muy lindo ver cómo transmite el arte la gente a través de la música de él y demás. Siempre que sea con mucho amor y con mucho respeto me encanta. Yo siempre dejo unos minutitos para poder escuchar a la gente, sinceramente me encanta. Tiene mucho que ver con lo que te dije antes, con el amor y el recuerdo que le tienen a mi papá el día de hoy habiendo pasado tanto tiempo.

Ramiro Bueno
Ramiro Bueno

Es que lo que generó tu papá es un fenómeno, es increíble. Traspasa tiempo y espacio porque hasta ahora se sigue escuchando y se lo sigue amando igual que antes y más.

Exacto, es eso. Y con ese “y más” uno dice: “loco, es increíble”. Es increíble como la gente lo sigue teniendo allá arriba y eso me llena de orgullo, de amor y me pone muy contento.

Es muy lindo escucharte. Cualquiera pensaría que con la fama que alcanzó tu papá, vos podrías haberte subido a su tren del éxito, pero has sido cultor de un muy bajo perfil y llevas el amor y el respeto como bandera.

Yo siempre busqué eso, escribir mi historia, así como lo hizo él. Eso también es muy de él, propio de esa perseverancia, de haberla luchado tantos años con la música. Rodrigo no se hizo de un día para el otro. Rodrigo tuvo un montón de facetas, un montón de años experimentando con la música. Tuvo un camino larguísimo para lograr ser el boom que todos recuerdan del 200. Fue un camino muy sacrificado el que él hizo para llegar hasta ahí, bueno de la mano de mi abuelo Pichili y demás. Yo tomé su ejemplo de no seguir sus pasos desde la parte cuartetera, su música o el legado, sino seguir sus pasos humanamente hablando, de yo también querer escribir mi propia historia, de tener ese hombre de gloria, pero de llevar lo mío hacia donde yo quiero llevarlo. Eso es algo que nos vincula y nos caracteriza mucho.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA