jueves 13 de mayo de2021

Quién es Alejandro Nones, el actor de Quién Mató a Sara
Espectáculos

Quién es Alejandro Nones, el actor de Quién Mató a Sara

En Argentina se hizo conocido por el rol de malo en La Piloto, esta vez llega con una producción de Netflix que tuvo gran impacto desde su estreno, y habló con Los Andes acerca del éxito de la tira

Quién es Alejandro Nones, el actor de Quién Mató a Sara

En la última semana, la serie mexicana Quién mató a Sara (producida por Netflix) pasó en Argentina del segundo puesto -detrás de Sky Rojo- al primero, lugar que ocupa en distintos países desde su estreno el 24 de marzo.

La historia trata de un supuesto accidente en el que muere Sara, una chica de clase media, hermana de Alex y novia de Rodolfo Lazcano, un joven adinerado que además es el mejor amigo del hermano de Sara. La trama se desarrolla con flashbacks al momento del accidente y luego en la actualidad, con los hechos que resultaron de aquella muerte.

El papel de Rodolfo Lazcano está interpretado por Alejandro Nones, conocido aquí por su rol en otras novelas y series, entre ellas “La Piloto” que tuvo gran repercusión en Argentina y que actualmente se puede ver en Netflix.

Alejandro nació en Venezuela, pero se hizo famoso como actor (previamente había sido modelo) en México. Hizo realizaciones tanto en cine como en teatro, y en televisión tuvo roles importes en “Lola, érase una vez”, -una adaptación de la tira de Cris Morena “Floricienta”-, participó como protagonista en uno de los capítulos de Los Simuladores, en su versión mexicana, y tras varias nominaciones, ganó un premio a “Mejor Villano” en la novela “Amar a muerte”.

"La piloto", otro de los éxitos por el que Nones es conocido en nuestro país

Es importante destacar que Alejandro ha participado en otras series y telenovelas de gran impacto internacional como “Cuna de Lobos”, “Pasión y poder”, “Corona de Lágrimas” y “Teresa”, logrando reconocimientos de la audiencia como Revelación del Año y Mejor Villano.

En cine destaca su trabajo en los largometrajes “El juego de los 2”, “Lo que podíamos ser”, “En la oscuridad” y “Así del precipicio”, mientras que en teatro ha formado parte de proyectos como “Amanecí con ganas de morirme” y “LOS 40 el Musical”.

Los Andes mantuvo una entrevista exclusiva con Alejandro Nones y vale decir que este talentoso actor -ahora internacional- tuvo la amabilidad de responder mientras iba en su auto camino a la grabación de un nuevo proyecto.

“Hoy me desperté enterándome que estamos número uno en muchísimos países, y también en el top ten del mundo: primeros en Israel, número 3 en Bélgica, segundos en Estados Unidos, qué es el mercado más grande de Netflix, primeros en Brasil, Panamá, Honduras y Venezuela”, comienza Alejandro previo a la entrevista.

Estoy contento emocionado de poder conectarme aunque sea por esta vía con Argentina, qué es un lugar que siempre está en mi corazón, donde tengo tantos buenos amigos”, continúa.

Estaría bueno un viajecito por acá, ¿no?

Por supuesto me encantaría hacer algún proyecto en Argentina. Es un sueño que tengo pendiente.

¿Quién mató a Sara es tu debut en Netflix?

Yo había estado en proyectos que estuvieron en Netflix, pero no había estado en un proyecto original, hecho por y para Netflix. Definitivamente no puedo tener una mejor suerte de estar en este proyecto que tiene una factura impecable, una historia muy bien lograda, muy bien actuada por mis compañeros, y es una apuesta muy grande porque es la primera serie en español que se dobla a 8 idiomas. Eso creo que un poco representa la apuesta importante del mercado latino en el mundo para Netflix. Y estrenar, y que en un mismo día más de 190 países tengan acceso a algo que yo hice me parece maravilloso, no sé ni cómo dimensionarlo. Realmente se abren las puertas del mundo entero. En la televisión convencional esto se logra en un proceso más lento pero hoy el espectador está acostumbrado a un ritmo diferente.

Contanos de qué se trata y cuál es tu papel

Es un thriller de suspenso, de mucha intriga, con drama, con escenas de acción, con una historia que te va envolviendo y te va haciendo descubrir constantemente que lo que habías adivinado no es así.

La historia está contada en dos tiempos: hace 18 años, y en la época actual. Hace 18 años Sara muere en lo que parece ser un accidente culpa de Rodolfo Lezcano, qué es mi personaje y Quién es el novio de Sara y el mejor amigo del hermano de Sara, Alex. 18 años después, Alex sale de la cárcel, porque es quien pagó por ese supuesto accidente culpa de Rodolfo y pasó 18 años planeando su venganza al estilo Conde de Montecristo, pero cuando sale a ejecutar esa venganza, de repente se da cuenta que las cosas no son como se las pensó, y empezó esta aventura de descubrir Quién mató a Sara.

Premiado por sus roles de malo, prefiere no encasillarse en un personaje

¿Cuántas temporadas tiene la serie?

Hasta ayer yo tenía que decir que no sabía que iba a pasar pero ya vi que salió por todos lados que se viene la temporada 2, que está lista. Así que seguramente saldrá muy pronto. Nosotros empezamos a grabar pre-pandemia, tuvimos que parar por la pandemia durante la cuarentena, lo cual retomamos post cuarentena. Terminamos la primera temporada y a Netflix le gustó mucho el contenido. Confío en la serie, en la puesta y decidió que siguiéramos de largo para hacer una segunda temporada.

Hablemos de vos ¿Naciste en Caracas y te fuiste a México? ¿Cómo surgió la vocación de actor?

Yo nací en Caracas, Venezuela y viví ahí hasta los 17 años. Luego me fui a Cuba a estudiar percusión, en la Escuela Nacional de Arte de La Habana, y estando ahí empecé a hacer campañas de publicidad, comerciales, fotos y a modelar por el mundo. Así que pasé unos años viajando por el mundo y uno de esos países países fue México. Por una de las cosas de la vida me enteré que había un casting y yo quería ser actor. Me presenté para un papel pequeño y terminé quedando con el protagónico de esa producción. Y ahí se me abrieron muchas puertas, me hablaron de Televisa, estudié actuación en una escuela que tienen ellos y luego estudié en Nueva York y en Los Ángeles. Ahí empezó mi carrera.

Parece que siempre fuiste en ascenso. ¿Fue así de fácil o hubo momentos difíciles?

Nunca fue fácil, jamás. Entiendo que he sido alguien muy privilegiado, con muchísima suerte de estar en el lugar y en el momento correcto, pero sin lugar a dudas no ha sido fácil y creo que no he logrado ni la cuarta parte de lo que quiero como actor. Estoy en ese proceso y también de decidir darle valor a lo importante que es el trabajo y no las consecuencias del trabajo, porque creo que la mera es hacer lo mejor que pueda y

eso es lo que tiene que marcar la diferencia. Si salgo en tal revista, sí dijeron tal cosa, sí soy comercial o no, a mí nada de eso me importa en lo más mínimo. Lo que me importa es contar historias con mi verdad, comprometerme con la creación del carácter de un personaje, involucrarme y empaparme de eso para que cuando digan “acción” pueda haber un poquito de la magia que siento que tiene que existir en algo tan maravilloso que es contar historias.

En La Piloto y Amar a Muerte hiciste de villano, ¿es el papel en el que te sentís más cómodo?

Me ha tocado hacer muchos villanos pero yo creo que encasillarse no es positivo, más en una industria que te encasilla. Entonces, yo creo que primero lo importante es desde la cabeza plantearse como un contador de historias que está dispuesto a contarlas donde sea y donde pueda ser interesante.

Yo creo que soy mucho más que un villano y estoy contentísimo de qué en Quién mató a Sara no lo soy, y en lo que estoy grabando en este momento tampoco. Sin lugar a dudas ha sido personajes muy emblemáticos en mi carrera pero yo no quiero ponerme una etiqueta.

Hiciste la versión mexicana de los simuladores ¿Cuál era tu rol?

Cada capítulo era sobre la historia de alguien en la que Los Simuladores ayudaban y yo era el protagonista de la historia de uno de los capítulos. Mi personaje tenía muchos problemas con el alcohol y su pareja contrata a Los Simuladores para que la ayuden.

¿Qué es lo que más te apasiona de tu profesión?

El proceso creativo, el previo, la tarea en la casa, el trabajo de mesa, la creación del personaje, la búsqueda, llenar los espacios de información para que tu personaje esté sumamente sólido, bien planteado y con mucha base para que a partir de ese trabajo tan intenso y tan fuerte tengas bien claro cuáles son los porqués, y qué es lo que mueve a tu personaje, cuál es su rol dentro de la historia. Todo ese proceso lo disfruto muchísimo, soy sumamente intenso y me gusta arriesgarme lo más posible para poder después en escena estar ahí presente.

Para los mendocinos que quizás no vieron toda tu filmografía contanos ¿Cuáles nos recomendás?

De entrada que vean Quién mató a Sara. Por “La piloto” a mí me abruma y me conmueve la cantidad de gente de Argentina que me ha escrito en el último año y medio y el cariño que me da la gente de Rosario, Mendoza, Buenos Aires, es impresionante. También el proyecto anterior grande de televisión que hice antes se llama “Amar a muerte” y que sé también que está en Argentina.

¿Nos puedes contar qué estás haciendo ahora?

No puedo decirlo, sólo que es un proyecto de época, de 1910, en donde estoy a caballo todo el día con revólver, y disfrutando mucho.