miércoles 2 de diciembre de 2020

Gabriel Fernández ilustra el poema "Colibrí" de Nora Bruccoleri para Aguante la ficción.
Sup. Cultura

Poemas sobre colibríes y otras bellezas

La escritora suma algunos de sus textos a nuestra sección Aguante la Ficción.

  • sábado, 24 de octubre de 2020
Gabriel Fernández ilustra el poema "Colibrí" de Nora Bruccoleri para Aguante la ficción.

Colibrí

Es un grato escándalo/ el aletear que avisa/ desde la escucha/ al llegar/ improvisando/ porque es improvisación/ sin serlo/ su rotunda presencia/ en instantes/ donde lo prodigioso/ es verlo/ en el aire/ de la sorpresa/ diamantado de color/ y volviéndonos/ dicha en lo repentino/ cuando toma posición/ frente a nuestra mirada/ sosteniendo el alma/ de quien regresa/ en su visita/ desde lo originario/ y más allá.

Desalojo

A desalojar/ el silencio de la letra/ que no responde/ a lo que urge,/ la voz impropia/ miserable eco/ de privilegios/ la que mira y no ve/ la que amenaza, dispara,/ deja tuerto/ al sentido elemental/ de amparo/ y acogota/ por tamaña indiferencia/ que es crueldad./ A desalojar/ el cuerpo no puesto/ ante la desgracia/ de miles/ porque son miles/ de carne, hueso/ e intemperie/ al borde del vacío/ albergando dignidad/ al tomar tierras/ de largo abandono./ A desalojar/ la brutal mezquindad/ que niega/ el universal derecho/ a una vivienda./ Un pedazo de cielo/ es testigo/ de tamaña valentía/ ante la pobreza/ que no paraliza,/ se toma tierras/ como se toma agua,/ hay tanta sed/ al centro/ de la privación./ A desalojar miles/ porque somos miles/ la reverencia/ a lo desalmado/ por rastrero y sobornado./ A levantar/ alfabetos fraternales/ hay tanta desesperanza/ como fuerzas y razón,/ el derecho a una casa/ tiene todas las palabras/ que abrigan y acompañan/ en honradas voces/ de quienes están de pie/ siendo una carta vital/ que debe ser leída./ Hay niños que cantan/ el dibujo de casitas/ y embarazadas/ prontas a dar a luz/ en el medio de casi nada/ y quizás de balas/ mientras escribe el  frío/ los manotazos del hambre/ y la oscura angustia/ que arrasa/ con topadoras/ de complicidad/ el libro del abrazo/ que exige/ el desalojo de lo perverso/ con la defensa inmediata,/ sostenida e ineludible/ de quienes son gente/ y es justo/ infinitamente justo/ que vivan/ como gente.

Enfermeras sangrantes

Golpear, lastimar/ hasta que la sangre/ aparece/ en las enfermeras/ que reclaman derechos/ es tan canallezco/ que no se puede imaginar/ pero pasó/ lo vimos/ y nos preguntamos/ cómo se escribe esto/ para que nunca se olvide/ cómo sin dejar de decir clara/ clarísima/ la infinita indignación/ lo malditos que son/ el siempre infernal/ mandato de lo que manda/ y seguimos preguntando/ con mujeres que curan/ sangrando/ dónde está lo elemental/ que haga aparecer/ la infinita lucha/ de innumerables/ que al fin/ un día no tan lejano/ den paso/ demos paso/ a un buen vivir.

Rastro

Conversaciones calladas/ junto a los perros/ de la soledad/ se van escribiendo/ en un buen libro/ de viajes detenidos./ Son innumerables/ los temas del esperar/ y la fragilidad sucede/ como la primavera/ que no perdió el rastro/ ni los nutrientes./ Así planeamos/ regresar a la confianza/ de apoyar los codos/ en la mesa/ que inspira el sol/ y burla encierros/ con cierto aliento/ sabio al encontrar/ en la escucha/ de la niñez cercana/ dulces brotes/ para trinar./ Ante incertidumbres.