miércoles 12 de mayo de2021

“Pelé” en Netflix: la épica que vio nacer al rey de Brasil
El documental estrenó el martes por la gran plataforma.
Espectáculos

“Pelé” en Netflix: la épica que vio nacer al rey de Brasil

El documental estrenado recientemente en ese servicio de streaming hace un recorte estricto y riguroso en torno a su figura. Evita sus pocas sombras y puede pecar de excesivamente celebratorio.

“Pelé” en Netflix: la épica que vio nacer al rey de Brasil
El documental estrenó el martes por la gran plataforma.

Si hay una historia fundacional del mito, es esta: en el Mundial 1950, la selección de Uruguay derrotó a Brasil por 2 contra 1, consagrándose campeona del mundo y derramando una ola de tristeza en la sociedad brasileña, sumida en gran parte en la pobreza. Desde el otro lado de la radio, porque no había televisión, un hombre no aguantó el sabor de la derrota y se puso a llorar. Era el padre de Pelé, un niño de 10 años que, al ver a su papá en ese estado, le prometió que iba a ganar una copa para él.

No pasaron muchos años hasta que le llevara no una, sino tres copas mundiales de regalo. En tiempo récord, la aureola se hizo cada vez más grande, hasta ser considerado por muchos el mejor futbolista de la historia. Unos 1.283 goles, supuestamente, marcados con la destreza de un diestro y un zurdo.

“Pelé”, el documental de Netflix, es celebratorio y unidimensional. A decir verdad, no hace mucho por indagar en los pocos detalles oscuros de la biografía del ídolo (como sus infidelidades). Prefiere documentar, con muy buen archivo, los años dorados del Rey: a grosso modo, de 1958 a 1970.

No es que David Tryhorn y Ben Nicholas, los directores, no hayan querido sacar trapitos al sol: es que el recorte en torno a un ídolo tan consensuadamente querido es muy riguroso. Pelé (Edson Arantes do Nascimento) es un personaje en torno al cual no se generan grietas: plantear luces y sombras sobre él, como a menudo se hace con Maradona, no le habría servido a nadie.

De hecho, uno de los puntos más atractivos del documental es la presencia del propio protagonista, quien -con 80 años- recibió este homenaje en vida como un abrazo. Carismático, sentimental, incluso nostálgico, se presta a las preguntas y se muestra atravesando los achaques de la edad sin complejo alguno: se sirve de un andador para caminar, por ejemplo.

Es esa puesta del ídolo en su dimensión temporal, humana y finita lo que aquilata incluso más este documental, lleno de anécdotas e imágenes inéditas. Pelé, tal como Maradona, también tiene la épica de un mito. Menos escabroso, menos polémico, pero igual de áureo.

La ficha

“Pelé”. Reino Unido. 2021. Dirigen David Tryhorn, Ben Nicholas. Disponible en Netflix. Nuestra opinión: Bueno.