martes 20 de octubre de 2020

El teatro es la gran pasión de Nora Cárpena y ahora pone su voz en un ciclo de radioteatro.
Espectáculos

Nora Cárpena habla de “Brujas” y de un reality que prepara Moria donde será jurado

La actriz recuerda el suceso de “Brujas”, la obra éxito en los ’90 que está disponible en Teatrix. Considera que las salas no van abrir por mucho tiempo y por ahora volvió a hacer radioteatro y se probará como jurado en el reality de Moria Casán.

El teatro es la gran pasión de Nora Cárpena y ahora pone su voz en un ciclo de radioteatro.

“¡Me da impresión!” confiesa Nora Cárpena al ver las promociones de la obra “Brujas”, que ahora está disponible en Teatrix. La actriz fue parte del suceso teatral que marcó los años ’90 con la producción de su esposo Guillermo Bredeston y Carlos Rottemberg.

La obra basada en el texto “Entre Mujeres” llevó a Thelma Biral, Susana Campos, Nora Cárpena, Moria Casán y Graciela Dufau a recorrer el país y llenar salas durante diez años, con una dramaturgia osado para aquellos tiempos y que les generó el reconocimiento del público y sobre todo aclamadas por las mujeres.

“Me da impresión vernos tan jóvenes, son muchas cosas. No la vi todavía, solo vi la promoción y me impresionó. Además de gente que ya no está y de alguna manera eso causa tristeza”.

-Hay una anécdota particular sobre el título de la obra.

-El nombre lo puso Linda Pérez (actriz y ex esposa de Carlos Rottemberg). Estábamos buscando nombres porque se llamaba “Entre Mujeres”, y mi marido Bredeston y Rottemberg no estaban de acuerdo con ese nombre. Y un día estábamos en mi casa pensando y se tiraban varios nombres. Y Linda dijo: “¿Y Brujas? Los hombres le dicen tanto a las mujeres brujas”. Y ahí Bredeston les consultó a las demás actrices, les pareció maravilloso y quedó el título.

Es una obra que tiene una época y nosotras no podríamos volver a hacerla, porque ya no estamos en edad para hacerla. Esas situaciones que se vivían en la obra no la podemos hacer mujeres que tenemos 70 años. Cuando se volvió a hacer estuvo Leonor Benedetto reemplazando a Susana Campos. Pero la temática es de mujeres de 50 años, no de más de 70.

"Brujas" estuvo en cartel durante diez años y reunió a un elenco memorable de grandes actrices. Hoy se puede ver por la plataforma Teatrix.

-¿Qué le generó esa obra en particular como actriz?

-Mucha felicidad. Hacer un éxito es siempre muy placentero, sobre todo un éxito en teatro que es lo que a mí me gusta y un éxito de ese calibre. Fue mucho tiempo, diez temporadas, con el mismo elenco y eso no es común. Después la hicimos bastante tiempo más, pero las primeras diez temporadas fue el mismo elenco e hicimos Buenos Aires, Mar del Plata, las giras, Carlos Paz.

Tras la temporada teatral con “Mentiras inteligentes”, junto a Arnaldo André, Fede Bal y Mica Vázquez y su participación como panelista en “Incorrectas”, el ciclo que conducía Moria Casán y mostró una faceta picante y distinta de lo que todos conocían. Como la mayoría de los artistas tuvo que pegar el volantazo y aprovechar la oportunidad de trabajar en otros formatos.

Ahora, la actriz volvió al radioteatro, una nueva sección de la Am750 y comenzó un proyecto impulsado por el Ministerio de Cultura de la Nación. No obstante, su visión sobre el futuro del teatro no es nada alentadora y sabe que falta mucho tiempo para volver a las tablas.

-¿Cómo está llevando estos meses tan complejos para los artistas y el teatro?

-Son tiempos muy complejos y además uno tiene que acomodar su cabeza, porque esto no va a ser unos meses, sino unos años. Creo que va a pasar unos cuantos años para volver a la normalidad. Y para gente grande como en mi caso es mucho más doloroso, porque uno tiene menos tiempo para recuperarse. Por el momento estoy haciendo radio en AM 750. Grabé dos radioteatros y esta semana comencé un ciclo de radioteatro para Cultura de Nación, que lo grabamos en Tecnópolis.

-¿Es curioso como el formato del radio teatro se mantiene en el tiempo?

-Yo lo hice mucho tiempo, no lo hice en la época del éxito pero lo hice durante cinco años en Radio Provincia a mediados de los 2000 y lo hacíamos con público en la sala. Fue una experiencia fantástica y lo hicimos cinco años seguidos. La entrada era libre gratuita y se transmitía por la radio, pero fue una convocatoria impresionante con la gente que iba a ver la grabación. La radio es mágica y el entretenimiento siempre es interesante. A la gente lo acompaña y eso es lo fundamental.

También me convocó Moria que va a hacer un reality “Moria’s drags night” y yo estaría en el jurado, asique probablemente me sume cuando empiece ese streaming que me parece interesante.

-¿Cómo se imagina como jurado?

-No lo sé, todavía no lo hice, te cuento cuando empiece (ríe). Yo sé cómo soy en mi trabajo como actriz, pero no como jurado. En la vida las cosas son devoluciones permanentes, hay que ver lo que uno recibe para lo que devuelve.

-¿No tiene esperanza que de a poco el año que viene se vuelvan abrir los teatros?

-No, creo que no. El año que viene no va a ver teatro, es lo que creo. Están cerrando en todas partes, en Europa están cerrando todo y porque nosotros vamos a estar mejor. Ahora con el calor habrá algunos espectáculos en lugares abiertos, pero cuando empiece el frío volvemos a lo mismo.

-¿Sintió temor de este momento?

-Todo el mundo tiene miedo y a nadie le gusta estar enfermo, sobre todo porque es una enfermedad muy cruel. Soy una mujer grande, entonces claro que tengo miedo. Por supuesto me cuido y tampoco estoy encerrada en una habitación. Salgo para lo justo, salir a caminar un poco, pero nada más.

Es todo muy complejo la verdad. Ahora empecé a grabar el radio teatro y vas con cierto miedo, porque si se enferma uno tenés que parar todo. Por eso no puede haber teatro, investís en una temporada, publicidad, producción y ocurre algo así y tenés que parar todo.

-¿Qué le parecen los espectáculos por streaming?

-Está bien, no es teatro pero está bien. Teatro es otra cosa, es el escenario y la gente presente. Es streaming, hay cosas fantásticas, pero no es teatro. Por el momento no lo hice, pero si surge algo que me interese no tendría problema en hacerlo.